21Noviembre2017

Martes, 21 Noviembre 2017
9:30:21pm
  • Por Miguel Ángel López Farías

RedFinancieraMX
México/Colaboración especial

¿Por qué el amor por Ricardo Monreal le volvió a AMLO tras varios meses de fría relación? Porque Claudia Sheinbaum se derrumbó junto con el Rébsamen y hoy por hoy Morena está en ruta de despedazarse en la Ciudad de México.

AMLO necesita a Monreal porque si el zacatecano se va con lo de enfrente del frente el tabasqueño se quedaría sin los tres millones de votos que mínimo apuesta cazar de suelo chilango.

AMLO necesita a Monreal porque el brutal pragmatismo del eterno candidato presidencial no repara en el sacrificio de su leal Sheinbaum y es capaz de bajarla de la contienda con tal de ofrecer el lugar al de la Cuauhtémoc.

La Ciudad de México es de vida o muerte para AMLO y no va a ceder esta plaza por nada del mundo, de lo que aquí suceda depende si AMLO es o no presidente de México, de ese tamaño.

Trascendió que el viernes pasado se llevó a cabo el reencuentro entre los dos, a bordo de una camioneta, en carretera, entre Querétaro y San Luis Potosí.

Sobre lo que acordaron sólo ellos lo saben, pero es un hecho que AMLO está dispuesto a venderle el alma al diablo con tal de no permitir que Monreal se vaya a los brazos del frente.

Lo cierto es que López Obrador le pidió a Ricardo pensar bien las cosas, que no se fuera con los de la mafia del poder, que una decisión así arruinaría toda la lucha que su movimiento ha realizado por varios años.

La mente de Monreal no debe haber descansado, hombre igual o más pragmático que AMLO, pero con la ventaja de saberse el "objeto deseado", ha optado por estirar la liga, se quedara por el momento al frente de la delegación.

Ese movimiento no es otra cosa que cotizar su figura ante el frente opositor, básicamente para presionar a Alejandra Barrales quien desde la dirigencia del PRD se ha instalado en la terca posición de no ceder en sus aspiraciones por ser ella la abanderada de ese amasijo rumbo a la jefatura de gobierno.

La Ciudad de México, de la mano de Monreal, Barrales, Miguel Ángel Mancera, Andrés Manuel López Obrador, Peña Nieto, Ricardo Anaya nunca había sido tan importante para el juego de la sucesión del 18.

En la capital del país se llevará a cabo esta guerra, por ello la importancia de la decisión de Monreal, por ello el sudor de AMLO, y la expectativa de Peña Nieto, lo que ahora explica la llegada de Eruviel Ávila a este frente de batalla, no podría ser de otra manera, un político todoterreno quien trae en sus alforjas el triunfo de Alfredo del Mazo en el Estado de México.

La sombra de una ciudad que no abandona al tabasqueño, por más que quiera trascender sus fronteras. Aquí se definirá su futuro y contra toda su soberbia, ahora depende de lo que diga su ex amigo Ricardo Monreal.

 

Medios

Deja un comentario