21Febrero2018

Miércoles, 21 Febrero 2018
7:00:59pm
  • Lo que paso en el CEN del PRI
  • Por Javier Divany Bárcenas (*)

RedFinancieraMX
México/Colaboración especial

Lo que no se vio en la celebración de los 85 años del PRI, el pasado martes, y es que como se dicen detrás de cámaras pasan muchas cosas.
Una falta de coordinación, logística y trabajo operativo entre Comunicación Social del PRI, Comunicación Social de Presidencia de la República y el Estado Mayor Presidencial, afectó seriamente a los medios de comunicación quienes fueron citados por los organizadores para cubrir el evento.
Una larga fila de reporteros, camarógrafos y fotógrafos esperaba fuera de las instalaciones del CEN del PRI que se ubican en avenida Insurgentes, donde pasaron las horas y donde sólo pudieron accesar algunos cuantos, muchos trabajadores de los medios se quedaron fuera del edificio, pese a que varios días previos se habían autorizado las acreditaciones.
Por primero de cuentas fue una falta de respeto por parte de los responsables hacia los medios de comunicación, quienes fueron a cumplir con la labor informativa, e incluso al personal del PRI les valió que se quedaran en la calle y no pudiera resolver el problema, toda vez que el Estado Mayor se apoderó de la entrada.
Lo peor es que los compañeros reporteros señalaron que no es la primera vez que sucede lo mismo, siempre que se trata de cubrir al PRI hay total desorganización, pero sobre todo ponen en riesgo el empleo de los informadores y ni cómo reclamar estos hechos ante los responsables, porque de por medio está el influyentismo.
Quienes se quedaron fuera del edificio del PRI, pudieron entrar hasta que terminó el discurso del presidente Enrique Peña Nieto y salió de la sede. ¡Ya para que! Sólo al rescate de la información.
Y no porque hayan llegado tarde, sino porque la desorganización fue fatal. ¿El Estado Mayor qué va a saber sobre medios de comunicación?
En fin, fue tanta la euforia de los priistas que ni Cesar Camacho Quiroz, dirigente nacional del PRI y el mismo presidente de la República, Enrique Peña Nieto sabían lo que pasaba, ¡ni por enterados de esto!
Donde sí hubo sorpresas fue en la Cámara de Diputados donde el presidente Ricardo Anaya Cortés, se despidió como diputado y pidió licencia para contender al cargo de secretario General del PAN junto a la aspiración y reelección de Gustavo .A Madero.
El joven presidente de la cámara baja, Ricardo Anaya, dio un ejemplo de prudencia, inteligencia y dirección dentro de San Lázaro, a pesar de que sus coachs lo tenían mal entrenado.
Sin embargo, su inteligencia lo llevó aprender a llevar al frente la Mesa Directiva en poco tiempo supo controlar a feroces legisladores de izquierda que no cedían a sus peticiones y exigencias, que incluso tomaron la tribuna durante el primer periodo del segundo año de la LXII Legislatura, pero Anaya Cortés no perdió tiempo y sesionó en el auditorio del edificio E para cumplir con los tiempos que exige la ley.
Los aplausos y palabras de apoyo corrieron de todos los grupos parlamentarios, del PRI, Manlio Fabio Beltrones reconoció el liderazgo; por el PAN, Luis Alberto Villareal García, respaldó a su compañero de partido y de corriente política; Por el PRD, Silvano Aureoles Conejo, lo llamó su amigo, con quien pudo llegar acuerdo políticos durante su mandato como presidente de la Cámara, y así las demás corrientes se sumaron a los elogios y apoyos.
Sin duda que el joven queretano, Ricardo Anaya tiene futuro político. ¡Suerte en su próxima misión!
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
@javierdivanybz

(*) Periodista

Medios

Más en esta categoría: « Zona Cero Zona Cero »

Deja un comentario