22Febrero2018

Jueves, 22 Febrero 2018
5:17:36am
08 Feb

Ondas gravitacionales permiten conocer la expansión del universo

  • Por su intensidad y frecuencia de onda es factible determinar sus propiedades y tempestades en el espacio-tiempo

RedFinancieraMX
México/Agencias

La detección de ondas gravitacionales abre nuevas oportunidades para conocer el comportamiento del universo, desde su origen y después del Big Bang, señaló Olivier Sarbach, profesor-investigador del Instituto de Física y Matemáticas de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.
Además, continuó, permitirá entender mejor las supernovas y la expansión del universo e incluso aquellas regiones que no se han podido ver a través de la luz, como son los agujeros negros.
En un comunicado de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), el doctor en Ciencias Naturales con especialización en física teórica dijo que por su intensidad y frecuencia de onda es factible determinar sus propiedades y tempestades en el espacio-tiempo.
También, será posible reconstruir qué sucedió en su punto de origen y si las ondas gravitacionales fueron generadas por una estrella o un agujero negro.
“Dicha presencia ratifica la Teoría General de la Relatividad, que previó su existencia, pero que consideró que nunca se podría confirmar porque estas imperceptibles ondulaciones apenas interaccionan con la materia”, planteó en la ponencia La teoría cinética relativista de los gases con aplicaciones para la física de agujeros negros.
En la Unidad Cuajimalpa de la UAM, el académico explicó que las ondas gravitacionales son perturbaciones o vibraciones del espacio-tiempo producidas por las explosiones estelares de supernovas, la fusión de agujeros negros, propagadas a la velocidad de la luz y cuya existencia fue prevista por Albert Einstein.
Su detección, además de corroborar la tesis del científico alemán, es relevante porque por primera vez pudo detectarse un sistema binario de agujeros negros, lo que abrió una nueva ventana en la astronomía y astrofísica.
Indicó que las primeras observaciones de este fenómeno que revolucionó la astrofísica se hicieron en 2015 y sus resultados fueron confirmados el 11 de febrero de 2016 por el Observatorio de Ondas Gravitacionales.
Lo anterior mediante Interferometría Láser (LIGO, por sus siglas en inglés), compuesto por dos interferómetros láser localizados a miles de kilómetros de distancia, uno en Livingston, Louisiana, y otro en Hanford, Washington, Estados Unidos.
Entonces se dio cuenta de la detección directa de ondas gravitacionales de una señal proveniente de un sistema binario de agujeros negros que fusionaron a una distancia de mil 300 millones de años luz, explicó.
Recordó que por su análisis los científicos Rainer Weiss, Barry C. Barish y Kip S. Thorne recibieron el Premio Nobel de Física 2017, y hasta la fecha se han medido cuatro señales más provenientes de sistemas binarios de agujeros negros.
Al participar en el Seminario Divisional de Ciencias Naturales e Ingeniería el especialista mencionó que los procesos de acreción de materia –fenómeno por el cual la materia es atraída por un cuerpo debido a la fuerza de la gravedad y pasa a formar parte de él o a orbitar a su alrededor– hacia un agujero negro emiten una considerable cantidad de radiación observable en experimentos terrestres.
Ello, precisó brinda información sobre el comportamiento y la estabilidad de los agüeros negros, los cuales son cuerpos celestes con un campo gravitatorio muy grande del cual no puede escapar radiación electromagnética ni luminosa.