Inicio Redturísticamx Aeroméxico y Emirates Airlines en pie de guerra

Aeroméxico y Emirates Airlines en pie de guerra

por redfinanciera
  • Acusan a la aerolínea mexicana de  generar campaña de desinformación por miedo a la competencia
  • Aeroméxico revira: Emirates miente

RedFinancieraMX

El presidente de Emirates Airline, Sir Tim Clark, acusó al directivo de Aeroméxico, Andrés Conesa, de orquestar una campaña en su contra para evitar que entren en competencia con ellos a finales de este año.

Según dijo, hay una campaña pública de desinformación para bloquear el lanzamiento de la ruta Emirates de México-Barcelona-Dubai, prevista para diciembre de este año. “Difundir falsedades para negar a los consumidores mexicanos opciones competitivas y acceso en mercados drásticamente desatendidos, es deshonesto”, señaló el funcionario a través de un comunicado.

Desde que Emirates anunció sus planes para operar vuelos desde Dubái con destino a Ciudad de México vía Barcelona; Andrés Conesa, CEO de Aeroméxico, inmediatamente emprendió una campaña pública de desinformación destinada a bloquear el lanzamiento de la ruta de Emirates prevista para diciembre de 2019.

Las acusaciones de Aeroméxico con respecto a los futuros servicios de Emirates en México, carecen de fundamento, según acusó el presidente de la aerolínea árabe. Dijo además que la operación planificada por su compañía está totalmente en línea con el acuerdo de servicios aéreos bilaterales, legalmente válido y vinculante entre los Emiratos Árabes Unidos y México. El acuerdo, firmado el 10 de octubre de 2012, abre la posibilidad de que la empresa use quintas libertades en ambos países.

Asimismo, aseguró que estos derechos fueron otorgados por el gobierno mexicano sin ninguna restricción, bajo un Memorando de Entendimiento entre Estados Unidos y México, firmado en diciembre de 2016 y que están en contacto con las autoridades competentes en México para completar todos los trámites habituales antes de comenzar los servicios.

En su comunicado, dijo que Emirates está comprometida con retribuir a la economía mexicana y estimular la creación de empleo, además de generar “importantes beneficios sociales” para la Ciudad de México y el país en general.

“Alentamos a Aeroméxico a que busque extender sus vuelos desde México a Barcelona. Emirates no tendría inconvenientes con ello”, agregó. Y dijo que la compañía que representa se gestiona comercialmente y es financieramente transparente. Además, dijo que no recibe subsidios del gobierno y que PricewaterhouseCoopers audita sus cuentas financieras en total conformidad con los estándares internacionales.

“Vale la pena destacar que Delta Air Lines, el mayor accionista de Aeroméxico, ha alegado ante el gobierno de los Estados Unidos, que Emirates es favorecido mediante subsidios. Sin embargo, la administración norteamericana en respuesta, públicamente destacó que “los reportes financieros auditados han sido emitidos durante muchos años por la aerolínea Emirates”, recalcó.

Respecto a la intromisión de Delta Air Lines, dijo que su posición en la empresa mexicana le permite orquestar esta campaña anticompetititva, y que “de ser este el caso, esta aerolínea americana busca negar a consumidores, sobre todo a los mexicanos, oportunidades de viajar sin contratiempos a 84 mercados de la red global de Emirates”.

El antecedente

En mayo del año pasado, Aeroméxico suspendió la ruta Ciudad de México-Barcelona, que en teoría iniciaría en noviembre de ese año, debido a las quintas libertades que le habían sido otorgadas a Emirates Airlines.

Un mes después, interpuso una demanda de amparo ante el Juzgado Décimo Cuarto de Distrito en Materia Administrativa en México para evitar que Emirates operara la misma ruta. La aerolínea impugnó el convenio firmado en 2012 mediante el cual se abría la posibilidad de usar la quinta libertad a aerolíneas de ambos países.

Aeroméxico aseguró en esa ocasión que aunque no estaba en contra del uso de estas libertades, en este caso suponía una competencia desleal por ser una empresa subvencionada.

Durante más de un año la empresa mexicana tuvo detenida la ruta de México a Barcelona; fue hasta el 15 de junio de 2019 que operó su nueva ruta, con tres vuelos semanales. Hace poco, anunció que a partir del 10 de diciembre, incrementará la frecuencia de su ruta y serán cinco los vuelos que salgan cada semana rumbo a Barcelona.

Actualmente, Emirates cuenta con una asignación inicial de slots en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de Mexico (AICM), pero será hasta después de agosto cuando el gobierno anuncie si se le otorgó a la aerolínea una asignación final con los horarios que solicitó para su operación.

La aerolínea árabe anunció recientemente que, a partir del 9 de diciembre, comenzaría a operar la nueva ruta México-Barcelona-Dubai. Su mensaje causó la indignación de las compañías nacionales, que de inmediato se manifestaron en contra.

La respuesta formal de Aeroméxico

En relación al comunicado dado a conocer por la aerolínea Emirates, Aeromexico desea informar lo siguiente:

1. Emirates miente al afirmar que cuenta con los permisos para volar en México. Aeroméxico promovió una acción legal para averiguar si contaban con algún permiso y tanto la autoridad mexicana como el representante legal de Emirates afirmaron que no cuentan con permiso alguno.

2. Emirates no respeta el estado de derecho. Al ofrecer a los consumidores en nuestro país un vuelo sin contar con las autorizaciones necesarias, Emirates no respeta las reglas y engaña a los consumidores.

3. Emirates miente al afirmar que el mercado entre México y España esta desatendido. Entre 2015 y 2019, el numero de vuelos semanales entre México y España aumentó 50 por ciento, siendo el mercado mejor atendido entre nuestro país y el continente europeo con un promedio de 8 vuelos diarios. A los dos países, hoy en día, los unen diariamente cinco aerolíneas, cuatro de ellas españolas y Aeroméxico.

4. Emirates se equivoca al creer que Aeroméxico le teme a la competencia. Todos los días Aeroméxico compite con múltiples aerolíneas nacionales e internacionales y ha logrado volar cada vez más alto, gracias a su gente y a la calidad de sus servicios.

5. Emirates, basada en Dubái, no tiene argumentos para volar entre México y España. Aeroméxico los invita a volar directo entre nuestro país y Dubái, vuelo que seguramente no quiere hacer por no contar con suficientes pasajeros que quieran volar en esta ruta con los servicios que ofrece.

6. Emirates se caracteriza por no ofrecer derechos laborales a sus empleados. Todas las aerolíneas que conectan México con Europa tienen sindicatos de vanguardia y democráticos, mientras que los trabajadores de Emirates tienen prohibido asociarse en un sindicato. No se le debe permitir la entrada a nuestro país a una aerolínea que trata así a sus trabajadores.

A diferencia de lo que afirma engañosamente Emirates, la única empresa extranjera en esta discusión son ellos. Aeroméxico es una aerolínea orgullosamente mexicana y afortunada de tener una gran compañía como Delta como accionista.

Los resultados de Aeroméxico se deben al esfuerzo de sus 16 mil colaboradores y la preferencia de sus clientes, no a ningún tipo de subsidio, por lo que refrenda el compromiso de continuar esforzándose todos los días para ofrecer un servicio de excelencia y clase mundial.

Te puede interesar