Inicio ColumnistasAnálisis a fondo Análisis a Fondo

Análisis a Fondo

por redfinanciera
  • Por qué tantos brincos…
  • Si está el piso tan parejo, habría que ir hacia adelante
  • No hay duda alguna: la mayoría quiere a la Cuarta T
  • Por Francisco Gómez Maza

RedFinancieraMX

Ahora sí que, como dice la clásica canción, los mariachis callaron. Guardan silencio los sedicentes dirigentes del bloque opositor que, guiados y financiados por empresarios ultra conservadores, intentaron despojar al partido MORENA de la mayoría de las curules en la Cámara de Diputados para evitar, de tajo, que el presidente López Obrador arrastrara a los mexicanos a un régimen de gobierno totalitario de corte comunista. Este es el miedo de la derecha mexicana. Le tienen pavor a todo lo que pudiera atentar contra sus riquezas o sus embutes, a cambio de atacar la democracia.

Los efímeros gerentes de los grupos de interés económico malhabido, aparentes presidentes de los partidos políticos de la oposición a López Obrador, en un primer momento, aún no terminada la votación, festejaron triunfos imaginarios, ilusorios, como aquel Alito Moreno que celebró haber ganado 8 gubernaturas para el trasnochado PRI, cuando en la triste realidad fue rechazado en todas, o el albiceleste Marlo Cortés que se tiró más a fondo, declarando que el triunfo había sido de ellos, gritando como energúmeno, a los cuatro vientos, haber ganado todo.

Hubo también varios colegas que se fueron con la finta y desdeñaron la verdad para festejar el triunfo de empleaos del Señor X. de los intelectuales por cuales, de los empresarios corporativos y sus compinches. Hubo quien insistió, durante toda la campaña, que una candidata del PRIPANP ganaría de calle en Tlaxcala, cuando la candidata de Morena se llevó el triunfo holgadamente. Ya imagino la vergüenza por el ridículo hecho.

Ahora las aguas parece que se amansan. Vuelven a su madre. La pérdida en la Ciudad de México no representa más que el cambio de administradores en las alcaldías, pero no influyen de ninguna manera en la Cámara de Diputados ni en la veintena de poderes legislativos estatales que le darán el aval a las fuerzas camarales que le darán luz verde a todas las iniciativas de reformas constitucionales o de nuevas leyes que inicie la Cuarta Transformación,

Las críticas no serán más que eso, insuficientes para cambiar el estado de cosas. Serán los berrinches de columnistas heridos en su amor propio, porque sus apreciaciones y vaticinios no se cumplieron el 6 de junio. Vamos a ver si, de ribete, no les cortan los emolumentos vía chayotes o embutes por entrambos caños, como diría el Ingenioso Hidalgo.

Mientras, los legisladores se aprestan ya a concluir tareas que fueron obligadas a abandonar mientras se celebraban los cambios electorales. Ahora, el congreso local de Tamaulipas, en manos de Morena, seguramente se abocará al cese del gobernador García Cabeza de Vaca para que éste sea llevado ante la justicia y responda a las graves acusaciones de que es objeto.

Ya no hay pretextos para la crítica subversiva. Nadie de la llamada oposición puede alegar ilegitimidad del gobierno de López Obrador. Como dijeron Javier Corral Ayala y Gustavo Madero Zúñiga, dos de los más prominentes miembros del PAN, “nos dieron una paliza”. Nos ganaron, lo que debió de caer como un balde de agua helada en la inconciencia de Marko Cortés, presidente de ese partido.

Morena y el presidente López Obrador, con la libertad y la autoridad que les da el triunfo demoledor sobre sus enemigos políticos, tienen ahora los caminos abiertos para hacer realidad sus programas de gobierno, en favor de los pobres, lo que inevitablemente redundará en beneficios incalculables para los de las clases económicamente poderosas, para los empresarios productores de bienes y servicios, porque si hay demanda de bienes y servicios eso privilegia a la oferta y ésta obtendrá ganancias más atractivas. Por esta razón, los poderosos tendrían que crear riqueza para satisfacer la demanda, que en su gran mayoría está integrada por trabajadores.

Así que aquí se propondría darle la vuelta a la página más aberrante, pero también más apasionante, de la historia moderna y mirar para adelante. Qué te ganas con seguir con lo mismo, a no ser que los opositores ricos sean tan taimados, que continúen repartiendo embutes con el financiamiento de la USAID. Pero no llegarán a ningún lado. No servirán más que para dar de comer a sus lirones y amanuenses.

A DESFONDO: El INEGI informa que el Indicador Mensual de la Actividad Industrial (IMAI) disminuyó 0.2% en términos reales en el cuarto mes de 2021, respecto al mes previo, Por componentes, la Generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final cayó 1%, las Industrias manufactureras 0.5% y la Construcción fue menor en 0.3%; en tanto que la Minería avanzó 1% durante abril de este año frente a marzo pasado con cifras ajustadas por estacionalidad. Sin embargo, en su comparación anual, la Producción Industrial se incrementó 35.7% en términos reales en el mes en cuestión. Por sectores de actividad económica, las Industrias manufactureras fueron mayores en 50.2%, la Construcción ascendió 44.6% y la Minería creció 5.6%; mientras que la Generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final se redujo 3.4 por ciento.

Te puede interesar