Inicio Negocios Bambú, una alternativa competitiva de construcción resiliente

Bambú, una alternativa competitiva de construcción resiliente

por redfinanciera
  • (RedFinancieraMX) La nueva norma NMX de diseño y construcción, una de las más exigentes y actualizadas a nivel mundial

RedFinancieraMX

El bambú es un material de construcción estructuralmente resiliente, que permite reducir los daños por fenómenos climáticos y naturales, ya que se ha probado en diversos experimentos, ser seguro para viviendas en zonas vulnerables de México, así lo señaló Verónica Correa Giraldo, directora de Bambuterra, al participar en la semana de innovación sustentable, organizada por la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Cámara de Diputados, el pasado 17 de noviembre.

Agregó, que se han estudiado diferentes prototipos de sistemas constructivos para resolver losas de entrepisos, muros estructurales, y edificaciones completas, encontrando una alta capacidad, en ocasiones superior a sistemas comerciales y convencionales.

“Hemos hecho estudios experimentales de viviendas con recubrimientos de madera y de mortero de cemento, encontrando una alta resistencia a sismos con daño muy reducido, lo que significa que las edificaciones son resilientes estructuralmente. Encontramos también, haciendo un análisis comparativo, que al construir con el sistema BiBa® se genera, en términos de calentamiento global, una emisión gases de efecto invernadero que va del 2 al 20%, comparado con viviendas construidas con elementos de cemento”, señaló Verónica Correa.

Informó que en el Laboratorio de Estructuras Grandes del Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED) en la UNAM (2015 y 2016) se realizaron ensayos de dos prototipos a escala real con el sistema BiBa®, cuyos resultados sirvieron para proponer un método de diseño simplificado para viviendas de uno y dos niveles, que es parte del paquete de ingeniería para diseñadores. Dicha metodología se está integrando en un software para diseño y comercialización del producto (proyecto en desarrollo).

La directora de Bambuterra destacó que el bambú ha mostrado a lo largo de la historia, ser una alternativa popular de construcción.

“México puede ser potencia en construcción de vivienda con bambú si se toma en cuenta que una hectárea da para construir mil 500 m² de vivienda al año o 3 mil m² de cubiertas ligeras. Es así que, con las 8 mil hectáreas productivas en México, se podría generar material para construir 27 mil viviendas al mes o 344 mil al año, por lo que si nos proponemos a usar bambú y a sembrar un poco más, para el año 2040 el 20% de la población podría tener su vivienda de bambú, principalmente las personas ubicadas en zonas vulnerables o afectadas por fenómenos naturales y climáticos. Además, dentro de un modelo negocio sostenible y basado en la cadena de valor con cuatro eslabones, construir con bambú es una gran fuente generadora de empleos ya que un proyecto de 100 VIVIENDAS BIBA® genera 30 empleos directos con apropiación de tecnología y 20 empleos parciales e indirectos y un porcentaje en regalías directas a productores agrícolas”, dijo Verónica Correa.

En México hay 480 municipios con alta o muy alta vulnerabilidad al cambio climático, de estos, 92% se concentran en 6 estados: Guerrero, Oaxaca, Puebla, Chiapas, Yucatán y Veracruz. Existen 5 millones de viviendas abandonadas que se integran a las 12.6 millones de viviendas en condiciones de rezago, siendo en un 62.4% en el sector rural y 31.7% en el urbano. De acuerdo a la Sociedad Hipotecaria Federal (2015) solo el 5.6% tienen la capacidad para gestionarse una solución de vivienda formal; 10.5% necesita adquirir una vivienda; 8.9% necesita el reemplazo de la unidad en terreno propio y el 80.6% requiere de acciones de mejoramiento o ampliación.

Si bien la industria de la construcción, una de las más importantes generadoras de crecimiento y desarrollo en el país, tiene un fuerte impacto ambiental ya que consume el 36% de la energía global, genera el 40% del total de las emisiones de CO2 y produce el 50% de los residuos sólidos, hay maneras de contrarrestar estos efectos con formas de construcción resilientes y sustentables.

Entre los materiales para lograr estos objetivos están el bambú y la madera. El bambú es un material milenario. Existen 75 géneros y mil 700 especies aproximadamente en el planeta y registra un fuerte y rápido crecimiento en 39 millones de hectáreas alrededor del orbe, siendo el sudeste de Asia y América Latina donde existen 12 millones de hectáreas, respectivamente. India cuenta con 9 millones de has. y China con 6 millones.

La economía alrededor del bambú representa un mercado mundial con un valor de 60 mmdd, y China posee el 50% de las exportaciones mundiales para más de 10 mil usos registrados, que van desde artículos personales, para el hogar y hasta bebidas y alimentos. Asimismo, las aplicaciones del bambú se han extendido a industrias diversas como celulosa de fibra corta y larga; alcohol, fibras de aislamiento termo-acústico; textiles; biomasa para la producción de energía; carbón vegetal y activado; biocomponentes; bicicletas y componentes automotrices, entre otras.

El bambú en México ha registrado un fuerte crecimiento con 8 mil hectáreas principalmente en Quintana Roo, Hueytamalco, Huatusco y Palenque, aunque solo se aprovecha el 20%. Existen 11 géneros de bambúes nativos y 54 especies entre leñosas y herbáceas y 50 especies de bambúes introducidos.

En cuanto a la regulación, se trabaja para tener en el 2021 la nueva norma NMX de diseño y construcción con bambú. Norma de las más exigentes y actualizadas a nivel mundial.

México, a través de empresas como BAMBUTERRA, ha creado sistemas de construcción de casas-habitación

El sistema BiBa® propone una alternativa para construir edificaciones sustentables y resilientes de forma sencilla, con un costo competitivo, que cumplen con altos estándares ambientales, bioclimáticos, y de seguridad estructural (ante sismos y huracanes), a partir de soluciones prefabricadas que cuentan con Declaraciones Ambientales de Producto (DAP) y podrían alinearse con estrategias para la medición de la reducción de los impactos en la construcción.

El sistema Bambulosa (uno de los componentes del sistema BiBa®), cuenta con solicitud de patente en México MX/a/2015/001287; PCT(WO 2026/122302 A1); y patentes asignadas en USA: 15119154 y en Colombia: NC2017/0007353. Este sistema constructivo está basado en vigas de bambú presforzadas con acero, que se disponen de manera paralela para recibir cubiertas de acabado que pueden ser estructurales, de diferentes materiales, como madera, concreto, etc. Se trata de un sistema prefabricado patentado con igual o superior resistencia que las losas convencionales de acero o concreto reforzado (o presforzado). Ofrece interesantes ventajas como el fácil montaje en obra, el bajo impacto ambiental y la reducción considerable del precio de la construcción, además el resultado es estéticamente agradable.

El sistema Biopanel® es un sistema constructivo modular prefabricado, compuesto por bambú y otros materiales, con capacidad para resistir la carga vertical y las acciones dinámicas horizontales (causadas por terremotos o viento), de acuerdo con los estándares actuales de diseño estructural y construcción. El producto fue desarrollado gracias a apoyos parciales del Conacyt en diferentes fondos, entre 2014 y 2016, por Bambuterra, en colaboración con la Universidad Autónoma de Querétaro, la Universidad Autónoma de Hidalgo, y el Instituto de Ecología A.C.

“En Bambuterra transferimos conocimiento a través de cursos gratuitos y de paga para albañiles y usuarios para la autoconstrucción. Creamos en este 2020 el programa Bioconexión, el cual ya lleva dos temporadas sobre el uso de bambú y madera”, y se transmite en vivo a través de nuestras redes sociales. informó Verónica Correa.

Dio a conocer a los diputados, que para 2021 se tiene programado iniciar el DIPLOMADO INTERNACIONAL DE DISEÑO Y CONSTRUCCIÓN CON BAMBÚ 2021, que será virtual y en colaboración con la Universidad Nacional de Colombia y la Universidad del medio ambiente. Entrará en operación un software que permite DISEÑO ESTRUCTURAL EN 10 PASOS, un software interactivo basado en módulos que trabajan en la web, que se apoyan en la aplicación de estándares para el diseño, permite optimizar edificios con diferentes sistemas estructurales y materiales (incluidos los sistemas del bambú), teniendo en cuenta el impacto ambiental, el peso de la estructura y su costo. Además, agiliza el proceso de producción ejecutiva de proyectos de ingeniería, convirtiéndose en una herramienta potencial y eficiente que reducirá los tiempos de producción del proyecto a una décima parte, o menos, así como un Manual de autoconstrucción con bambú. Participó en el diseño de prototipos para autoconstrucción asistida del programa YO CONSTRUYO del INFONAVIT, para los estados del sureste mexicano; con CONAVI, próximamente se dará Capacitación a funcionarios y asistentes técnicos y se continuará con la colaboración en proyectos específicos; y finalmente con la Comisión de Vivienda de la Cámara de Diputados se continuará dando apoyo técnico para la iniciativa con proyecto de decreto que reforma el artículo 8º. de la Ley de Vivienda y el capítulo del libro: “Vivienda Resiliente con Bambú – Estrategia para la consolidación de la cadena productiva en México-”.

Te puede interesar