Inicio Internacional Celebra el mundo católico el Domingo de Ramos; hay cansancio, subraya el Papa

Celebra el mundo católico el Domingo de Ramos; hay cansancio, subraya el Papa

por redfinanciera
  • La gente afronta el segundo año de pandemia más cansada y más apurada por la crisis económica
  • Celebra misa el Sumo Pontífice, en El Vaticano, con poca gente y sana distancia

RedFinancieraMX

Con un reducido número de fieles y sana distancia de por medio, el Papa Francisco celebró la misa del Domingo de Ramos, que marca el inicio de la Semana Santa, y rezó el Ángelus en la Basílica de San Pedro del Vaticano.

El mundo católico celebró una de las celebración más importante de su fe, que implica la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén antes de su pasión y muerte en el Viernes de Dolores, y el Papa recitó sus homilías ante un centenar de fieles y 30 religiosos.

La tradicional procesión de los fieles portando ramos de olivo fue cancelada para cumplir con las normas sanitarias y el Sumo Pontífice los bendijo a distancia desde el altar.

En su mensaje principal durante la homilía, el obispo de Roma señaló: “Hemos entrado en la Semana Santa. Por segunda vez vivimos en el contexto de la pandemia. El año pasado estábamos más conmocionados, este año estamos más afectados. Y la crisis económica se ha agravado”.

El Sumo Pontífice pidió “rezar por todas las víctimas de la violencia, especialmente por las víctimas del atentado perpetrado esta mañana en Indonesia frente a la catedral de Makassar”. Al menos 14 personas resultaron heridas en este atentado suicida.

Hace un año, la primera ola de la pandemia de covid-19 arrasó Italia. El papa celebró solo, en una basílica desierta, el Domingo de Ramos.

El Papa argentino, de 84 años, acostumbrado a recibir multitudes, estrechar la mano de los fieles y besar a los niños, redujo significativamente sus apariciones públicas desde el inicio de la pandemia.

Ha tenido que cancelar varias audiencias de los miércoles y también se ve obligado a celebrar el Ángelus en su biblioteca privada.

Además las medidas de confinamiento impiden que los peregrinos se reúnan en la plaza de San Pedro.

El mensaje

El Papa subrayó que la gente afronta el segundo año de pandemia más cansada y más acuciada por la crisis económica, en comparación con un primer año marcado por la conmoción.

“Por segunda vez la vivimos (la Semana Santa) en el contexto de la pandemia”, dijo Francisco ante unas 120 personas, incluidas monjas y unas pocas familias o parejas, sentadas por separado en los bancos. “El año pasado estábamos más conmocionados. Este año es más duro para nosotros. Y la crisis económica pesa”.

En medio del sufrimiento que provoca la pandemia, dijo Francisco, “vemos los rostros de tantos hermanos y hermanas en dificultades”.

“No pasemos de largo, dejemos que nuestros corazones se conmuevan con compasión, y acerquémonos”, dijo. Francisco ha dedicado buena parte de su papado a llamar la atención hacia los marginados, como los sin techo, los pobres y los migrantes.

Salvo por la procesión del Via Crucis en la Plaza de San Pedro para celebrar el Viernes Santo, todos los actos de la Semana Santa de este año en el Vaticano se celebrarán dentro de la Basílica, incluida la Misa de Pascua con la que culmina la Semana Santa. Los fieles de a pie no podrán acudir a la misa nocturna del Viernes Santo, que normalmente se celebra a la luz de las antorchas en el Coliseo de Roma.

El gobierno italiano ha impuesto estrictas medidas de seguridad para el fin de semana de Pascua. Se han prohibido las cenas en restaurantes o cafeterías y los viajes entre regiones y localidades. La gente sólo puede hacer una visita por las fiestas al día a casas de familiares o amigos, entre el 3 y el 5 de abril.

Te puede interesar