Inicio ColumnistasCentro histórico Centro Histórico

Centro Histórico

por Redacción
  • Responsabilizan EZLN y CNI al mal gobierno del asesinato de Samir Flores
  • Dan luz verde a la Guardia Nacional con mando civil
  • En cinco años los militares deben retornar a los cuarteles
  • Rendirán cuentas el Presidente y el titular de la SSPPC
  • Asuntos críticos de la semana y otras acciones.
  • Por Crescencio Cárdenas Ayllón

RedFinancieraMX

El Senado de la República aprobó, con cambios, la minuta de reforma constitucional que crea la Guardia Nacional con carácter civil y fija un plazo de cinco años para el retiro paulatino del Ejército y la Marina a los cuarteles, en una sesión calificada de histórica en la que votaron en favor de las reformas los 127 legisladores presentes.

La minuta fue devuelta a la Cámara de Diputados con las modificaciones concertadas entre Morena y el bloque opositor, que otorgan al presidente Andrés Manuel López Obrador la facultad de emplear a las fuerzas armadas en el combate al crimen organizado hasta 2023, bajo parámetros de convencionalidad establecidos por organismos internacionales de derechos humanos.

El Presidente de la República podrá disponer del Ejército y la Marina de manera extraordinaria, regulada, fiscalizada, subordinada y complementaria, se estableció en el artículo quinto transitorio. En ese tiempo se deberá consolidar la Guardia Nacional.

Por la mañana, cuando se dio a conocer el acuerdo alcanzado luego de intensas negociaciones que se prolongaron hasta la madrugada, y más tarde, ante el pleno, los representantes de PRI, PAN, PRD y MC destacaron que la unanimidad en la votación fue posible porque se privilegió el diálogo sobre la confrontación.

El coordinador de Morena, Ricardo Monreal, aseveró que la reforma busca encauzar, dirigir y dar solidez a la lucha contra la inseguridad y la violencia, que ha alcanzado límites intolerables, mediante la consolidación de un marco institucional garante de los derechos y las libertades de todas las personas. En tribuna, dijo que los cambios acordados no implican la continuidad de la estrategia para combatir la violencia y la inseguridad utilizada por gobiernos anteriores, sino una desmilitarización paulatina en el Sistema de Seguridad Pública, en la medida en que se alcancen los objetivos trazados.

Los coordinadores de PRI, PAN, PRD y MC, Miguel Ángel Osorio Chong, Mauricio Kuri, Miguel Ángel Mancera y Dante Delgado, respectivamente –integrantes del bloque opositor–, coincidieron en calificar de gran logro que se haya creado una corporación policiaca eminentemente civil, en lugar del modelo militar que propuso el jefe del Ejecutivo federal.

Una institución acorde con los tratados internacionales de derechos humanos, una institución con contrapesos y control parlamentario del Senado, resaltó Osorio Chong en referencia a la obligación del Presidente de informar anualmente a ese órgano legislativo acerca de la actuación de la Guardia Nacional, así como del titular de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana (SSPPC) de asistir a esa cámara a rendir cuentas de su labor.

El coordinador del PAN, Mauricio Kuri, sostuvo que la oposición actuó con gran responsabilidad, con sensibilidad para atender las recomendaciones de expertos, académicos y autoridades que participaron en las audiencias públicas realizadas en esa cámara, dentro del parlamento abierto. Señaló que se respetará la soberanía de estados y municipios, dado que la presencia de la Guardia Nacional en alguna entidad o región será a petición de los gobernadores, y se establecerá un control del Senado sobre sus acciones.

Dante Delgado coordinador de MC, expuso que los miembros de la Guardia Nacional, aun quienes provengan del Ejército y la Marina, se sujetarán a la competencia de la jurisdicción civil. Al respecto, Monreal precisó que aunque la mayoría de los elementos que integren la Guardia Nacional provendrán de las fuerzas armadas, la nueva corporación mantendrá en todo momento su carácter civil y se regirá por una doctrina policial fundada en la disciplina y el respeto a los derechos humanos.

El coordinador del PRD, Miguel Ángel Mancera, destacó que con las modificaciones a la minuta se cuidó al presidente López Obrador, porque se le entrega una policía que opera dentro del marco constitucional y cumple con las disposiciones internacionales.

El senador Julen Rementería, quien habló en tribuna en nombre del PAN, aprovechó para responder al presidente Andrés Manuel López Obrador por las críticas que formuló en días recientes a su partido: No estamos en contra de la guardia, sino en favor de todo lo que le convenga a México. En esas causas que sirvan a México va encontrar, sin regateos, el apoyo de Acción Nacional. Téngalo seguro, señor Presidente. Así es y así será.

El recinto senatorial se llenó de carteles: rojos del lado de Morena, con el lema: Lo logramos, y azules en el área del PAN, con la leyenda: Sí se pudo.

Consultas sin futuro y si con lances de violencia. Pretenden apagar las luces que dan esperanza. El Congreso Nacional Indígena, el Concejo Indígena de Gobierno y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional responsabilizaron del asesinato de Samir Flores Soberanes –opositor al Proyecto Integral Morelos (PIM) – “al mal gobierno y sus patrones, que son las empresas y sus grupos armados legales e ilegales, que así pretenden robarnos, llevarnos la muerte y apagar las luces que nos dan esperanzas”.

Otras 11 organizaciones no gubernamentales de Chiapas, entre ellas los centros de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas y Fray Matías de Córdova, así como La 72, Hogar-Refugio para Personas Migrantes y de Derechos de la Mujer, exigieron justicia por el asesinato y garantías de protección para quienes se oponen al PIM.

En medio de una escalada de desprestigio y criminalización a organizaciones sociales y civiles, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador incrementa el riesgo a la vida de quienes enfrentan amenazas a su integridad y seguridad a consecuencia de su labor de apuesta por la paz, el territorio y la vida, señalaron.

Por su parte, el representante en México de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH), Jan Jarab, advirtió que las declaraciones que a priori descartan la posibilidad de que el asesinato de Flores Soberanes esté relacionado con su labor de defensa de los derechos de las comunidades afectadas, ponen en duda el curso de las investigaciones por este crimen.

“Su asesinato debe ser investigado a cabalidad, sin dejar de lado ninguna línea de investigación, de manera desprejuiciada y tomando en cuenta su labor en defensa de los derechos humanos. Si este crimen quedara en la impunidad se enviaría un terrible mensaje a la sociedad de Morelos y a todas aquellas personas que día a día alzan su voz para reclamar una sociedad más justa”.

Precisó que la ONU-DH condenó el crimen del integrante del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua de Morelos, Puebla y Tlaxcala, e informó que ya suman siete defensores asesinados en México en lo que va de 2019, a lo que se deben sumar los 13 homicidios de activistas del año pasado, de los que nueve eran indígenas.

Indicó que hay un clima de tensión en esa zona, donde los gobiernos federal y estatal pretenden realizar una consulta este fin de semana para definir si se permite la operación de la termoeléctrica de Huexca, por lo que llamó a las autoridades a priorizar el diálogo y el respeto a los derechos humanos.

Doald Trump sigue disparando contra migrantes en busca de reelección.- El presidente de EEUU, Donald Trump, ha disparado su artillería de desagravios contra los migrantes desde que inició su carrera política. Y para nadie es un secreto que tiene una actitud poco amigable hacia los hispanos.

Trump, instó a los militares venezolanos a permitir el ingreso de ayuda humanitaria y a respaldar a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela durante un discurso en la Universidad Internacional de Florida.  Su determinación por frenar el flujo de migrantes es tan firme que ha declarado un estado de emergencia nacional para construir un muro a lo largo de la frontera con México para “salvar al pueblo estadounidense de los violadores, los criminales y las drogas” que, a su juicio, fluyen de manera unilateral desde el sur.

El republicano alega que se trata de un problema de seguridad nacional y está dispuesto a arañar importantes presupuestos federales para reunir la mitad de los recursos que le faltan para erigir el muro que costará a los estadounidenses al menos 8,000 millones de dólares. Su fuerte retórica contrasta con las cifras del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) que muestran un continuo retroceso del flujo migratorio en las últimas dos décadas. El muro tampoco frenará al narcotráfico porque según la Administración para el Control de Drogas​ (DEA), las mafias introducen gran parte de las drogas a través de puertos y aeropuertos legales.

La semana pasada, la secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen, insistió en criminalizar a los migrantes que se dirigen al norte y solicitó a Guatemala, El Salvador y Honduras, que detengan las nuevas caravanas que “han traído crimen, violencia e inestabilidad a la región”.

La alergia de Trump hacia lo latino también se ha manifestado en su rechazo hacia el español, lo que ha inducido un sentimiento xenófobo que afecta a los 38 millones de hispanoparlantes que viven en EEUU. Una de las primeras decisiones de su gobierno fue eliminar el sitio web de la Casa Blanca en español.

Pese a los obstáculos, EEUU es el principal socio comercial de México, mientras que los mexicanos son el tercer aliado comercial de Washington después de Canadá y China. Su intercambio comercial alcanza los 1,700 millones de dólares diarios. Para tener una idea de la magnitud de esa cifra, lo recaudado en un día de transacciones comerciales entre EEUU y México hubiera sido suficiente para financiar la totalidad de los recursos prometidos por el expresidente Enrique Peña Nieto para la reconstrucción de viviendas, escuelas e inmuebles históricos tras los terremotos de 2017.

Gracias a los tratados de libre comercio, las compañías mexicanas y estadounidenses producen de manera conjunta los bienes manufacturados a ambos lados de la frontera y se calcula que unos cinco millones de empleos estadounidenses dependen de manera directa del comercio con México. La influencia de los mexicanos en EEUU ha llegado hasta Hollywood, aunque Trump parece no darse por enterado.

¿Amor por Venezuela?  La antipatía confesa de Trump por México contrasta de manera radical con las expresiones de apoyo hacia Venezuela y despierta sospechas sobre los motivos del líder estadounidense para apoyar los esfuerzos de sacar al mandatario de facto Nicolás Maduro del poder.

Cuando Estados Unidos forcejaba con México por el dominio territorial en el siglo XIX, Venezuela era un país un agrícola sin mayor importancia estratégica. Pero el hallazgo del petróleo a principios del siglo XX colocó al país sudamericano en un lugar preferencial en las relaciones continentales con Washington.

Venezuela tuvo un papel estelar en el suministro de combustible para movilizar los barcos y aviones aliados durante la Segunda Guerra Mundial. Al inicio de la guerra en 1939, Venezuela era el principal exportador de petróleo del mundo y el tercer productor de crudo (563,000 barriles diarios) después de Estados Unidos y la Unión Soviética. Para el final de la guerra en 1945, la producción petrolera venezolana alcanzaba el millón de barriles diarios.

“El notable papel que Venezuela jugó en la derrota del nazismo y el fascismo no se limitó al incremento de la producción de petróleo durante la guerra. Venezuela continuó aumentando su producción de crudo durante el período de la postguerra para apoyar el Plan Marshall, ayudando a Europa a recuperarse de la devastación de la guerra”, dijo el economista Luis Xavier Grisanti a la revista de la Asociación Americana de Geólogos Petroleros.

Las grandes firmas petroleras como Mobil Petroleum, Creole y Shell explotaron los recursos petroleros de Venezuela por más de 50 años. Pero las transnacionales fueron cediendo sus activos y concesiones al estado venezolano en un proceso de negociaciones que comenzó en 1971 y culminó con la nacionalización de los hidrocarburos y la creación de la empresa estatal Petróleos de Venezuela en 1975. Venezuela siguió vendiendo casi la totalidad de su petróleo a Estados Unidos y garantizó la colocación de crudo pesado con la creación de Citgo, una filial de PDVSA en suelo estadounidense que se encargaba de refinar el pesado crudo venezolano y distribuir los productos refinados en Chevron, las cadena más grande de estaciones de servicio que existía en la Costa Este en la década de 1990.

La tétrada Caracas-Beijing-Moscú-La Habana.-   El retrato de Hugo Chávez destaca al fondo de un grupo de militares que acompañan al ministro de la Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, a un rueda de prensa en Caracas el 19 de febrero de 2019, en la que dijo advirtió a Trump que para sacar a Nivolás Maduro del poder tendrán que pasar sobre su cadáver  (REUTERS/Manaure Quintero)

Con la llegada al poder del presidente Hugo Chávez en 1999, Estados Unidos y Venezuela comenzaron a distanciarse. Caracas se acercó a Asia como aliado comercial y desde 2007 ha recibido de China préstamos por unos 50,000 millones de dólares. En la actualidad, el 10 por ciento de la mermada producción venezolana está destinado al pago de la deuda con China.

Rusia también aprovechó la incompatibilidad ideológica de la Revolución Bolivariana con Washington para estrechar nuevas alianzas y firmar acuerdos energéticos y militares, debilitando aún más la posición estadounidense. En el momento en que estalló la crisis económica en Venezuela, Maduro recurrió al presidente ruso Vladimir Putin, quien acordó reestructurar la deuda venezolana por unos 3,150 millones de dólares, pagaderos en 10 años con producción petrolera.

La gigante petrolera rusa Rosneft también salió al rescate de una PDVSA tan debilitada que no tuvo otra opción que ofrecer activos como colateral de sus deudas. Así fue como las instalaciones petroleras venezolanas en EEUU quedaron empeñadas a los rusos, quienes poseen el 49,9 por ciento del capital accionario de Citgo, lo que podría representar un peligro para la seguridad energética norteamericana.

Otro factor que EEUU no puede desestimar es la omnipresencia de Cuba en todos los pasos venezolanos.

Desde 1999, el petróleo venezolano se ha convertido en una tabla de salvación para la economía cubana. En retribución, La Habana ha enviado miles de médicos, maestros y funcionarios de seguridad que se han permeado en el sistema de seguridad e inteligencia de Venezuela. El interés de Trump por apoyar a las fuerzas democráticas que exigen a Maduro entregar el poder para llamar a unas elecciones libres está cimentado en su necesidad de garantizar el suministro de crudo venezolano y de mantener a raya la penetración de Cuba, China y de Rusia en otros países del continente.

Estados Unidos fue uno de los primeros países en reconocer al diputado Juan Guaidó como el presidente encargado de Venezuela hasta que Maduro entregue el poder y existan las condiciones para convocar unas elecciones transparentes y libres.

Pero las sanciones anunciadas el 28 de enero a PDVSA para presionar la salida de Maduro han tenido un fuerte impacto en la producción petrolera en Estados Unidos ante la imposibilidad de comprar suministros de crudo pesado de Venezuela.

El diario Expansión informó que las refinerías de Citgo, Chevron y Valero, ubicadas en la Costa del Golfo, han tenido dificultades para mantener sus patrones de producción. Antes de las sanciones, las procesadoras mezclaban el crudo pesado venezolano, que es más barato, con crudo más liviano y costoso proveniente de los yacimientos estadounidenses para producir la gasolina, el diésel, y los combustibles de aviones a precios razonables. Ahora están buscando nuevos proveedores de crudo barato como el venezolano para que el precio no se dispare.

Trump sabe que si el impasse actual con Venezuela se extiende unos meses las sanciones petroleras de su gobierno podrían tener efectos impredecibles en el mercado internacional del combustible. Al fin y al cabo Venezuela sigue siendo el país con las mayores reservas probadas de crudo del planeta, aunque su producción se haya ido en picada de los 2,4 millones de barriles por día en 2015 a 1,34 millones en 2018.

Con la mira en el 2020.-  Más allá Más allá de los obvios motivos económicos, cada vez que Trump menciona a México o a Venezuela pareciera estar preparando el terreno para unos próximos comicios presidenciales.  En el caso de México, Trump sabe que ningún presidente puede cortar de un plumazo las relaciones de dos países fronterizos con profundas raíces culturales y económicas.

La construcción del muro pareciera más enfocada a complacer a los millones de estadounidenses blancos de clase obrera que le dieron el voto en el 2016 y que se sienten amenazados por la competencia de los migrantes centroamericanos que entran por México.

Con respecto a Venezuela, Trump pareciera combatir la nueva ola de diputados que han emergido de las filas demócratas y que él intenta asociar con el Socialismo del Siglo XXI pregonado por Chávez.

“Estados Unidos nunca será un país socialista. Somos y seremos un país libre”, dijo Trump la semana pasada en un acto en la Universidad Internacional de la Florida para apoyar la causa venezolana.

Trump saludó de manera afectuosa a una humilde mujer venezolana, madre de un policía que murió acribillado en 2018 luego de que se declarara en rebelión contra el gobierno de Maduro.

“Estamos honrados de estar acompañados por Anita Pérez, madre de Óscar”, le dijo Trump antes de permitirle que hablara al público en español pese a sus continuas reticencias a estimular esa lengua extranjera en suelo estadounidense.

Analistas consideran que la postura aparentemente bondadosa de Trump hacia los venezolanos estaría dirigida a atraer a los indecisos que no se atrevieron a darle el voto en las elecciones pasadas y a los electores latinos de Florida.

Por lo demás, creo que todos estamos bien.

Te puede interesar