Inicio ColumnistasCentro histórico Centro Histórico

Centro Histórico

por Redacción
  • Operación Berlín, el complot que falló para tirar a AMLO
  • El ‘dream team’ de AMLO: ¿Quién lo ha hecho mejor, quién debería irse?
  • Por Crescencio Cárdenas Ayllón

RedFinancieraMX

“El Equipo de su sueño”  o como dicen los gringos el “dream team” tal como lo ha integrado hasta ahora el Presidente Andrés Manuel López Obrador ha merecido críticas y calificaciones por personeros que se creen la conciencia del país y que exponen sus calificaciones desde ya sin advertir que son apreciaciones muy personales y que pueden tener márgenes de error, pero aun así parece que es un buen bocado para los medios de comunicación y para las encuestadoras que hacen su día con este tipo de materiales.

 

Ahora que también está el hecho de que por insinuaciones surgidas de un acuerdo aprobado por el congreso se obl9gó al Jefe del Ejecutivo Federal a comprometerse a demostrar que no piensa reelegirse una vez que termine su mandato constitucional en 2024 y el aceptó ponerlo en la mampara que le sirve de marco en sus transmisiones diarias y mañaneras, pero si se piensa un poco no se puede saber bien a bien de qué se trata porque vamos el sexenio del peje apenas lleva tres meses y feria y ya los malosos pretenden tomar camino como si fuera el final de la gestión actual..

 

Aunque un poco lejos sirve aquel dicho tan socorrido cuando se hablaba de que cuando nacieran los potrillos los montarían de tal o cual forma se decía “por eso los hacen pandos” pero bueno que se esperen a que siquiera avance unos años más este sexenio para que los desesperados empiecen a hacer sus planes para ese futuro que tardará todavía en llegar ¿no creen?

 

Por otra parte resulta bien interesante la parodia que se hace del  “Complot Mongol” en un complot que se descubrió en nuestro país pero igual de policíaco ya  que buscaba derrocar a AMLO a través de informaciones a en las redes sociales también muy a la mexicana.  Desde que inició su largo camino por conquistar el poder Andrés Manuel López Obrador se enfrentó al rechazo de algunos empresarios e intelectuales, que en la campaña de 2006 financiaron una campaña en radio y televisión en la que se decía que era un peligro para México.

 

Ahora se divulgó en el periódico Eje Central un reportaje en el que se indica que en esa misma línea fue financiada una campaña en redes sociales para tratar de impedir que AMLO llegara a la Presidencia a través de  “difundir e intentar viralizar”  mensajes de Facebook, Twitter e Instagram que buscaban “comprobar” alguna relación entre AMLO y el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, o el gobierno ruso, rumores inventados por ellos mismos.” (Eje Central)

 

Como antecedente y del por qué menciono el Complot Mongol cuyo autor fue el escritor mexicano Rafael Bernal por lo que vale recordar que: “Filiberto García, típico matón y antiguo verdugo de un general villista, tiene que terciar con el FBI y la KGB para desmantelar una intriga contra la paz mundial que se anida en las calles de Dolores de la Ciudad de México, el acriollado y mediocre barrio chino de la capital del país.

 

“Entre las tiendas de curiosidades y los restaurantes de comida cantonesa, detrás de los fumaderos de opio y los cafés de chinos, Filiberto García va descubriendo que la conspiración -aparentemente iniciada en Mongolia- tiene más relación con los vaivenes y amarguras de la política nacional que con las mafias orientales”.

 

Se dice que a estrategia o conjura como califica el reportaje, habría sido planeada por el historiador Enrique Krauze, ejecutada por su colaborador Ricardo Rojo, en la casa número 245 de la calle Berlín, colonia Del Carmen, Coyoacán y financiada por Francisco Agustín Coppel Luken, presidente de Grupo Coppel; Alejandro Ramírez, director general de Cinépolis; y Germán Larrea Mota-Velasco, presidente del Consejo de Administración de Grupo México.

 

Contrataron jóvenes y pusieron en marcha la Operación Berlín con el objetivo de “producir a destajo memes, videos y mensajes para intentar desvirtuar la imagen del entonces candidato a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador.”  La trama habría sido planeada en 2016, antes de la campaña presidencial, donde un grupo de empresarios e intelectuales acordaron lanzar una campaña contra López Obrador, con el diseño de “sitios de internet y perfiles de Facebook como Populismo Autoritario, Napoleopez y Prensa México” así como de reclutar a quienes elaborarían los contenidos. Al frente de todo, Enrique Krauze.

 

El historiador Enrique Krauze rechazó haber participado en el plan, lo mismo sucedió con el empresario Ricardo Rojo, la excandidata presidencial, Margarita Zavala, y Alejandro Ramírez, de

Cinépolis, entre otros. Por medio de un mensaje en Twitter Enrique Krauze negó lo dicho en Eje Central. “Todo lo que dice este reportaje sobre mí es falso. Me reservo el derecho de actuar legalmente”.

 

No es la primera ocasión en que Enrique Krauze se ve involucrado en una “estrategia” como Operación Berlín. En el proceso electoral de 2006 desde las instalaciones de su revista Letras Libres, llevó a cabo el proyecto Lupa Ciudadana que “sometía al análisis de especialistas la viabilidad de las propuestas de los candidatos a la Presidencia de la República, entre ellos López Obrador.

 

Dando continuidad a su línea crítica Enrique Krauze publicó en 2006 el ensayo titulado “El mesías tropical” donde interpreta la personalidad de López Obrador, dice que es arisca, simplona, siempre viendo hacia atrás. AMLO es la personificación de que todo tiempo pasado fue mejor. Es un personaje que viene del pasado y que quiere regresar a él a toda costa.

 

Se refiere Krauze al delirio de persecución de AMLO. Dice al respecto: En su sexenio no hubo errores, sino persecución política. “La teoría de la conspiración se volvió política de Estado: toda crítica era parte de un complot para desbancarlo. No es que Bejarano e Imaz hayan sido sus personeros para recaudar dinero ilícito de un empresario benefactor de la causa; o que Gustavo Ponce, mientras era su Secretario de Finanzas, apostara dinero público en Las Vegas; o que la sociedad estuviera agraviada y saliera a protestar por los altos índices de criminalidad durante su gestión como Jefe de Gobierno. Ninguna penitencia, todo era un complot para perjudicarlo.” (Letras Libres, 30 de junio de 2006)

 

El reportaje Operación Berlín revela que llegaron a pagar a los jóvenes que producían los contenidos “hasta 50 mil pesos por cada mensaje en Facebook, Twitter e Instagram que resaltara una mala mueca de López Obrador, un arranque contra algún adversario, un exabrupto de alguno de sus colaboradores o una liga de una noticia falsa.” (Eje Central)

 

La Operación Berlín quedó al descubierto en el libro, “Juntos Hicimos Historia” que por estos días publicó la diputada Tatiana Clouthier, relata que la mañana del miércoles 6 de febrero de 2018, el centro de la Ciudad de México amaneció tapizado con carteles promocionales del sitio de internet PejeLeaks.org. Dos meses después, estaban por toda la ciudad. El portal de internet según sus creadores respondía a la “necesidad de poner a López Obrador bajo el reflector, estableciéndose como una plataforma que documenta y pone en evidencia, a través de investigaciones periodísticas, su faceta más oscura y desconocida”.

 

El historiador Enrique Krauze niega su participación en la Operación Berlín, los jóvenes que fueron sus colaboradores afirman lo contrario. Ahora la crítica es para él. Qué bueno que no es para Bernal.

 

En otro tema El gobierno de AMLO ya pasó la línea de los primeros 100 días. Se cree, se especula, que durante este periodo una nueva administración pone sobre la mesa los temas de su agenda y cómo los abordará.

 

Lo que se cree que no pasó fue cabalmente la prueba del ácido. Y a juzgar por la popularidad del Presidente, que ronda el 80 por ciento de aprobación, suponemos que la gente piensa que lo está haciendo bien. No obstante, qué pasa con sus colaboradores cercanos, cómo van en las tareas que se les han encomendado, cómo serían calificados en cuanto a su efectividad como servidores públicos.

 

Al ser una nueva administración y desaparecer muchos personajes de antes, la gente no conoce muchas veces a los responsables de cada secretaría o área, pero sí tiene una noción de cómo se han abordado los problemas en esa área.

 

Hace una semana, ADN político publicó una encuesta en el que la gente calificó por rubros y los resultados son realmente dignos de análisis. Por ejemplo, el tema de libertad de expresión es el mejor calificado, en una escala que va del “muy bien”, “mal”, al “muy mal”, ese tema logró un 66 por ciento con muy bien y solo 11 por ciento muy mal.

 

Otra que salió muy bien calificada es Transparencia y rendición de cuentas, con un 59 por ciento muy bien, pero lo más sobresaliente es el notorio 58 por ciento de “muy bien” para Lucha contra el crimen e inseguridad y con el mismo puntaje Combate a la corrupción.

 

¿Qué nos dice esto? Será que las dependencias han hecho bien su trabajo, los funcionarios responsables han cumplido con su tarea, o es la popularidad de AMLO?

 

Curiosamente, un aspecto que han criticado los especialistas ha sido el Manejo de la economía y Creación de empleos; ahí salieron calificados con un 53 por ciento de “muy bien”. Y las peor calificadas son Combate a la pobreza con un 51 por ciento y Política exterior hasta el fondo con un 45 por ciento “muy bien”. Obviamente, esto es un tema de percepción, pues al poner sobre la balanza los aciertos de algunos colaboradores cercanos al Presidente y responsables de estas áreas algo no cuadra.

 

Del primer al último lugar, los gallos de AMLO.- Primero. Marcelo Ebrard- Secretario de Relaciones Exteriores. La diplomacia de México es reconocida y respetada en el mundo. El caso de Venezuela supuso la primera crisis que el nuevo canciller debía enfrentar. Y no fue fácil, con Maduro aferrado al poder con los consecuente problemas de derechos humanos y ya una crisis humanitaria por el estado de pobreza de sus ciudadanos, sumado a una especie de golpe de estado, pues el 10 de enero pasado, un grupo liderado por Juan Guaidó proclamó un nuevo gobierno con él a la cabeza.

 

A este “nuevo gobierno” lo apoyó el gobierno de Estados Unidos, así como el Grupo Lima, que eran varios países latinoamericanos como Argentina, Brasil, Chile, Perú y Costa Rica, entre otros. El gobierno mexicano, a través de su cancillería aguantó la presión de los estadounidenses para salir a reconocer a Guaidó. Ebrard afirmó una y otra vez que México abogaba por un diálogo entre los venezolanos pero que la postura de nuestro gobierno era la de la “no intervención” y que se seguían manteniendo relaciones diplomáticas con el gobierno de Maduro.

 

Otra crisis que derivó de esto fue el presunto secuestro o detención del periodista Jorge Ramos de Univisión, quien fue retenido en Caracas junto a su equipo tras una entrevista que realizaba a Nicolás Maduro. Luego de su liberación, Ramos afirmó que fue gracias al gobierno de López Obrador que salió de Venezuela.

 

Otro aspecto importante es su reputación como político y que la gente lo conoce, tanto que en algunas encuestas como la de El Financiero, ya hablan de que es favorito para postularse en la siguiente contienda por la Presidencia.

 

Segundo. Olga Sánchez Cordero- Secretaria de Gobernación.- Es un controvertido segundo lugar, pues pese a ser o parecer la mano derecha y aparecer en muchos de los eventos del Presidente, la ex Ministra tuvo un bache con la presentación de su 3 de 3, una exigencia a los funcionarios públicos para dar a conocer sus propiedades y finanzas a manera de evitar conflicto de interés y corrupción, ya que no transparentó del todo el costo (11 millones de dólares) del departamento en Houston que comparte con su esposo, Enrique García Villegas.

 

Ante la insistencia de la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, a Sánchez Cordero no le quedó otro remedio que hacerlo público y afirmó que entre su esposo y ella han trabajado 100 años para tenerlo.  La que fuera Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación goza de popularidad y aceptación, dicho sea de paso, es la primera mujer en tener el segundo puesto de importancia en el país.

 

Tercero. Claudia Sheimbaum- Jefa de Gobierno CDMX.-  Aunque no forma parte de gabinete de AMLO, la primera mujer electa como jefa de Gobierno en la Ciudad de México se ha enfrentado a una ciudadanía sumamente descontenta con la anterior administración y con un problema muy grave de inseguridad en las calles y el transporte público.

 

Sheinbaum llegó con más del 40 por ciento del voto y una aprobación mayor, pero gobernar la ciudad más grande del país no ha sido fácil. El mes de enero tuvo que enfrentarse a la primera crisis de su gobierno debido a los “supuestos” secuestros de jovencitas en varias estaciones del metro.

 

El efecto de miedo se reprodujo con rapidez gracias a las redes sociales en donde se podían leer relatos de varias mujeres que habían sufrido un intento de secuestro, lo que narraban era terrible y habla de la vulnerabilidad que sufren las mujeres que viven en la metrópoli al usar el trasporte público.

 

Ante la crisis, Sheinbaum dispuso seguridad especial en las estaciones conflictivas y al cabo de un par de semanas solo 5 mujeres habían puesto denuncias por acoso dentro de las instalaciones de Sistema de Transporte Colectivo. Lo que hizo pensar a la Jefa en una posible campaña de miedo para lograr su desprestigio.

 

Otro problema al que se está enfrentando es el enfrentamiento de bandas del crimen organizado en lugares cada más céntricos de la Ciudad, no obstante la Jefa de Gobierno ha estado modernizando el llamado C5 desde donde comanda una serie de operativos con mira a mejorar la seguridad.

 

Cuarta. Tatiana Clouthier- Diputada Federal.-  La hija de Maquío y quien fuera la vocera de la campaña de Andrés Manuel, logró acaparar un capital político muy importante todo gracias a su exposición en los medios y sus campañas en redes sociales. Cariñosamente bautizada por los tuiteros como “la tía Tatiana”, era la reina de las redes.

 

El impacto que logró cuando aparecía en programas de noticias o especializados en política dando cátedra a su adversarios sobre gobierno y finanzas públicas le valieron una popularidad inmensa y logró que AMLO ascendiera aún más colocándose muy por arriba en las encuestas de preferencia.

 

Pero su llama se fue apagando, todo comenzó cuando rechazó la subsecretaría de gobernación y ante las suspicacias de si esperaba una secretaría o un puesto más importante, Tatiana hizo lo que sabe hacer, tuiteó: “Ante especulaciones, inventos o incluso frotadas de mano aclaro: asumo cargo de diputación por así ser lo mejor para la Patria y a mi familia; no hay telenovelas por escribir, y si cariño y trabajo de la mano con @lopezobrador”.

 

Pero también recientemente con el tema de la Guardia Nacional, en el que fungió casi como oposición a Morena y pedía se revisara la iniciativa para que de aprobarse fuera con un mando civil. Lo dijo reiteradamente así a los medios, al final, el Congreso aprobó por unanimidad el proyecto sin grandes cambios lo que demostró su poco poder en la Cámara y  en gobierno.

 

En estas semanas está presentando la iniciativa para bajar en un 50 por ciento el financiamiento que reciben los partidos políticos. Ya veremos qué tan bien le va para su aprobación.

 

Quinto. Alfonso Durazo- Secretario de Seguridad Pública.-  De todo el gabinete, tal vez Durazo es el que más acción ha visto en estos primeros 100 días de gobierno. No es para menos, la decisión de enfrentar el problema del robo de combustible fue un movimiento audaz, pero que también trajo consecuencias. La primera gran crisis de gobierno de AMLO por el desabasto que produjo el cierre de los ductos, luego la explosión en Tlahuelilpan que provocó la muerte de 132 personas y la lupa sobre la rapidez y forma en que actuaron las autoridades.

 

El combate al crimen organizado es otro frente que han abierto, al menos así se ha constatado con las detenciones que ha realizado de integrantes del cartel de Santa Rosa de Lima. El punto criticable en el secretario son las cifras de homicidios dolosos en los últimos tres meses, pues según el diario Reforma, durante el primer mes de 2019 los homicidios aumentaron en un 65 por ciento, cifra que descalificó López Obrador durante su conferencia matutina.

 

Último. Javier Jiménez Espriú- Secretario de Comunicaciones y Transportes.-  La decisión más controvertida de la nueva administración la tuvo que tomar Jiménez Espriú. La cancelación del NAIM, lo que sería el nuevo aeropuerto, ha sido sin duda la decisión más costosa del gobierno, no solo en términos económicos.

 

La “institución” en temas de comunicaciones como lo ha calificado Andrés Manuel, tuvo que soportar hace unos días el director de IATA (Asociación Internacional de Transporte Aéreo) Alexandre de Juniac criticara duramente la decisión del gobierno de AMLO de cancelar el NAIM, afirmando que “las alternativas distan de ser las mejores”.

 

Otro momento incómodo fue después del accidente aéreo en el que perdieron la vida el Senador Rafael Moreno Valle y su esposa, quien recién asumía como gobernadora de Puebla, el mismo Presidente le tuvo que ordenar que se abrieran los audios de los últimos minutos de la aeronave, pues antes la SCT había informado que serían públicos hasta dentro de 5 años.

 

También tuvo un olvido al mencionar en su 3 de 3 que tenía un departamento en Houston con valor de casi 7 millones de pesos, pero al ser cuestionado se informó a Función Pública que el inmueble en cuestión ya había sido transferido al hijo del secretario.

 

Así, el gabinete y cercanos colaboradores del Presidente más popular de los últimos 30 años ha ido bajando sus puntos, esta es una pequeña muestra del inicio de la administración con algunos casos no mencionados de funcionarios que han pasado francamente de noche como el caso de la secretaria de economía, Graciela Vázquez Colín, quien no parece aun tomar el timón, otro como Turismo o Cultura que no se han hecho escuchar pese a que les quiten presupuesto. O de quienes se espera mucho y aún no hay datos como Luisa María Alcalde al frente de la Secretaría del Trabajo.

 

Por lo demás, creo que todos estamos bien.

Te puede interesar