Inicio ColumnistasCentro histórico Centro Histórico

Centro Histórico

por admin
  • Aprueba el Senado a integrantes del organismo para la mejora educativa
  • Corrupción, violencia y migración desafíos para AMLO
  • Cuando la corrupción se convierte en forma de gobierno, permea todo: Sheinbaum
  • Aprueba el Senado a integrantes del organismo para la mejora educativa
  • Por Crescencio Cárdenas Ayllón

RedFinancieraMX

¡Haiga cosas pues! Después de haber considerado que su primer mini informe de gobierno del lunes pasado le brindó a Presidente López Obrador satisfacción y felicidad por lo que el aseguró son logros y el cumplimiento de 68 de los puntos de 100 que presentó al ganar la elección del 1 de Julio de 2018, pues ese día mencionó que de sus ganas desaparecería al Ejército horas después de que los elogió y agradeció su labor por la -seguridad en el país le salieron contestones y advirtieron del alto riesgo de colapso de estructuras en Santa Lucía, acepta la . La Secretaría de la Defensa Nacional

Así la Sedena reconoce que el Aeropuerto Internacional de Santa Lucía (AISL) se hará en un sitio donde el suelo tiene alto riesgo de colapso de estructuras, aunque considera que se puede mitigar con una cimentación adecuada. También señala que las aves representan un riesgo para las operaciones aéreas y el proyecto generará impactos ambientales como ruido, emisión de gases y polvo a la atmósfera, que tendrán efectos adversos entre los trabajadores y la población.

En la información adicional de la manifestación de impacto ambiental (MIA) del AISL que la Sedena envió a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), reporta que se encontraron 129 especies de aves, y debido a que es un factor de riesgo para la operatividad del aeropuerto se mitigará con un programa de seguimiento y control.

Pero también después de tanta alabanza y sembrar esperanzas en los mexicanos porque se alcanzará la anhelada paz social un nutrido grupo de policías federales  protestó con plantones por la separación y adjuntamiento de esa fuerza policial con la Guardia Nacional y externaron su oposición a la forma y afectación de su estatus laboral.

Fue así que AMLO dijo textualmente: el pueblo está muy contento con el cambio –es más, está feliz– y que la inconformidad se reduce a las élites; la realidad que pintan en los medios es muy distinta a la que él percibe; se siente satisfecho con lo logrado en siete meses de gobierno en materia de economía, bienestar, combate a la corrupción, política laboral y respeto a la libertad de expresión, pero reconoce que la pacificación del país es una asignatura pendiente.

Pero entonces como explicar la realización de manifestaciones en contra de su gobierno en 19 principales ciudades del país pero que los para él los 30 millones de votos a su favor cuentan más que cualquier protesta en su contra. Al cumplirse un año del triunfo electoral de Andrés Manuel López Obrador, en 19 ciudades de México salieron a manifestar su inconformidad ciudadanos que no están de acuerdo con el gobierno que impulsa la Cuarta Transformación.

La suma de los asistentes en todo el país fue de algunas decenas de miles, sus reclamos fueron en contra de las políticas públicas puestas práctica y los programas cancelados por el presidente López Obrador. En la marcha realizada en León, Guanajuato, los manifestantes rechazaron la participación de Vicente Fox, a pesar de que él la promovió, le pidieron que se retirara porque era una inconformidad ciudadana y no de políticos ni de partidos. La consigna común en todas las manifestaciones fue la exigencia de renuncia a López Obrador. Gritaban: ¡¡Fuera López, fuera López!! ¡El pueblo no te quiere! Y ¡A mano alzada, queremos que se vaya!

Los inconformes señalaron que, de los siete meses del gobierno de López Obrador, no hay nada que festejar pues el país está peor que antes. Afirmaron que no ha mejorado la seguridad, la justicia, la paz, la salud, la educación y la economía.

En esta ocasión la manifestación en contra del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador puso en evidencia que la oposición existe en diferentes ciudades del país, pero el número de participantes demuestra que es débil, está dividida y su fuerza la pretenden los desprestigiados ex panistas Fox y Calderón que quisieran capitalizarla, no para llevar a cabo un objetivo político, sino para hacer realidad una ambición personal. En el caso de Fox que le autoricen cultivar mariguana y en el de Calderón “su” partido.

A los analistas políticos les deja el mensaje que en México aún no surge un líder capaz de disputarle el poder a López Obrador y que difícilmente saldrá de algún partido político debido a que los registrados están desprestigiados y son rechazados por los ciudadanos, es lo que significa el repudio a Vicente Fox en la marcha de León, Guanajuato.

El evento en las 19 ciudades, debido al bajo número de participantes, los conatos de conflicto interno, la dispersión ideológica y la desorganización, sin embargo, es útil para validar el discurso de López Obrador en el sentido de que sus opositores tienen derecho a manifestarse y presentarse como un demócrata tolerante.

Ah pero Al tiempo que el presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), Rogelio Cabrera López, felicitó y manifestó apoyo al presidente Andrés Manuel López Obrador por el aniversario de su triunfo en las elecciones del primero de julio, recordó que acabar con la corrupción y la violencia fueron las dos materias que la ciudadanía le encargó, y a ellos se ha sumado la migración.

En un mensaje pronunciado en Monterrey, Nuevo León, donde es arzobispo, pidió al Presidente corresponder a todo este cariño que le ha mostrado gran parte de la población, pero también tiene que aportar a aquellos que se mantienen escépticos sobre su manera de gobernar.

Animó a la ciudadanía a ser corresponsables, a no sumar lo negativo porque cada uno debe portarse bien. Tiene que adicionar bondad a nuestro país porque todo el dinero del mundo no alcanzaría para controlar a una sociedad desbarrancada que no quiere buscar el bien.

La cartilla moral. Respecto a la participación de las Iglesias evangélicas en la difusión de la cartilla moral, dijo que respeta la postura de éstas. Resaltó que los obispos mexicanos tienen claramente los puntos de convergencia en el trabajo con el gobierno: migrantes y jóvenes. En tanto, en Morelia, Michoacán, el vicepresidente de la CEM, Carlos Garfias Merlos, dijo que no han sido invitados a participar en la elaboración de este documento.

En materia educativa se cuenta ya de acuerdo al Senador de la República con un organismo  llamado pero claro que como todo hay oposición a un personero priista que ha sido un auténtico trapecista en la política neoliberal y responde al nombre de Florentino Castro pero también a Coral González en la Junta de Gobierno del mismo El Senado nombró esta madrugada, en el límite del plazo constitucional, a los cinco integrantes de la Junta de Gobierno y siete del Consejo Consultivo del Organismo para la Mejora Continua de la Educación, luego de una negociación de Morena con el PRI, MC y el PRD, grupos parlamentarios que dieron los votos requeridos para lograr la mayoría calificada, y entre acusaciones del PAN de que privó el reparto de cuotas y el amiguismo.

Desde la tribuna senatorial, la panista Guadalupe Saldaña advirtió que en el caso de la Junta de Gobierno, se dejó fuera a los mejores perfiles y cuestionó a María del Coral González Rendón, licenciada en ciencias de la comunicación, cuyo mérito, sostuvo, es impartir clases en la escuela primaria Manuel Bartolomé Cossío, donde estudia el hijo menor del presidente Andrés Manuel López Obrador.

También criticó que Morena y sus aliados hayan nombrado al priista Florentino Castro López como integrante de la Junta de Gobierno del órgano responsable de la evaluación del magisterio, ya que es licenciado en derecho, como si no hubiera gente brillante en la docencia.

A Castro López –ex director general del Issste– tuvieron que votarlo en dos ocasiones, ya que en la primera no alcanzó la mayoría calificada, le faltó un voto, por lo que el coordinador de Morena, Ricardo Monreal, fue a tribuna para pedir a su bancada y grupos aliados que se le diera una segunda oportunidad. Reconoció que se acordó con el PRI incluirlo, y la palabra se debe cumplir. (Pero Conste que no fue imposición de los morenos).

¿Desparecer al Ejército será verdad?  El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo en una entrevista con un diario local que quisiera desaparecer el Ejército del país latinoamericano pero, por las resistencias, no puede. El mandatario aseguró en una entrevista publicada el lunes en el periódico La Jornada que reemplazaría a los uniformados con la recién creada Guardia Nacional, cuyos 70.000 primeros efectivos fueron desplegados el fin de semana para combatir la inseguridad en la segunda mayor economía de Latinoamérica.

“Si por mí fuera, yo desaparecería al Ejército y lo convertiría en Guardia Nacional, declararía que México es un país pacifista que no necesita Ejército y que la defensa de la nación, en el caso de que fuese necesaria, la haríamos todos”, dijo el mandatario, conocido por su acrónimo AMLO, a La Jornada.

“El Ejército y la Marina se convertirían en Guardia Nacional para garantizar la seguridad”, agregó. “(Pero) no lo puedo hacer porque hay resistencias. Una cosa es lo deseable y, otra, lo posible”. Según el mandatario, el Ejército mexicano cuenta con unos 230.000 efectivos y la Marina, con unos 65.000. AMLO busca incrementar la cantidad de los miembros de la Guardia Nacional a unos 150.000.

En la región, Costa Rica y Panamá son los únicos países que no tienen Ejército, pero sí cuentan con una fuerza militarizada. Sin embargo, México pasa por una crisis de seguridad sin precedentes que el año pasado dejó un récord de homicidios, en su mayoría, producto del enfrentamiento entre bandas del crimen organizado y la fuerza pública.

Tengo prisa, porque este año quiero dejar sentadas las bases de la transformación: cero corrupción, cero impunidad, rescate de campo, bienestar, seguridad. De modo que si pasara algo, que yo me tuviese que ir el año próximo, a los conservadores les costaría muchísimo trabajo, les sería misión imposible dar marcha atrás a lo que vamos a dejar establecido desde este año.

A un año de la elección histórica que lo llevó a Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador dice que, si por él fuera, desaparecería al Ejército y lo convertiría en Guardia Nacional (GN), declararía que México es un país pacifista que no necesita Ejército y que la defensa de la nación, en el caso de que fuese necesaria, la haríamos todos.

Noticias variadas pero no olvidadas, el lunes no hubo conferencia de prensa en Palacio Nacional. Y nadie se puso de luto en el país.  El mandatario tomó esta decisión a partir de una consulta a los reporteros durante la mañanera del viernes. Y soltó una carcajada al proponer el método para definir el asunto.

Que levanten la mano los que piensen que, como va a haber información en la tarde, el informe, que nos vemos el martes temprano. Que levanten la mano los que no. Ya es mayoría. A ver, abstenciones ¡Qué democracia ésta de mano alzada!, dijo irónico.

Sólo algunos comunicadores levantaron la mano. Con eso bastó. Por lo pronto, invitó al evento vespertino en el Zócalo, cuyo preámbulo, un festival artístico, dijo, es aportación de los músicos que no van a cobrar y son muy buenos. (justificación no pedida, acusación manifiesta dicen los leguleyos).

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, ¿Qué área del gobierno estaba libre de corrupción? No, pues, es una buena pregunta, y recurre otra vez a la memoria, guarda silencio. En cultura, sí, tal vez en cultura, y luego sentencia: Cuando la corrupción se convierte en forma de gobierno, permea todo.

En entrevista con La Jornada, la titular del Ejecutivo local quiere poner en claro algunos puntos que parecerían oscuros en el gobierno de la ciudad, y explica que la burocracia y la excesiva normatividad en el ejercicio de gobierno han llevado a la capital a una parálisis en la obra pública, que deberá terminarse con cambios en las leyes de Obras y de Adquisiciones que ya se preparan.

¿El presidente Andrés Manuel López Obrador hablaba de que la violencia se toleró conscientemente desde las oficinas del gobierno? Nos quieres explicar de dónde vino. ¿Cómo está eso? –Cuando la corrupción se convierte en forma de gobierno, permea todo, y particularmente, y lo más grave, son las instituciones de justicia y de seguridad pública porque tiene repercusiones directas sobre la población, y eso pasó en la ciudad.

En la sala de juntas de su oficina del Antiguo Palacio del Ayuntamiento, la mandataria capitalina advierte que en materia de seguridad encontró un abandono de las instituciones y colusión con grupos delincuenciales, y que la corrupción fue tal que el maquillaje de los índices delictivos llegó hasta 75 por ciento; sin embargo, asegura que se han logrado avances, como una disminución en homicidios dolosos que en junio llegó a una media de 4.3 diarios en comparación con los seis registrados en diciembre pasado.

¿Colusión de mandos?  –Pues no sé hasta dónde llegaba porque también hay que tener pruebas, pero yo sí creo que se toleró la entrada de estos grupos (de la delincuencia organizada) a la ciudad o se toleró que pudieran operar en la ciudad, porque una cosa es decir no hay más que narcomenudeo y otra es creerte que no hay grupos.

Hay bandas delictivas fuertes que estamos atacando, que están vinculadas a bandas de otros lugares. ¿Y eso cómo lo resuelves? Pues con inteligencia. Siempre se ha dicho que hay que buscar la ruta del dinero; debe haber inteligencia, hacer buenas carpetas de investigación. La situación es de tal nivel que se requiere de una fuerza, que existe hoy, de seguridad pública en todo el país, que es la Guardia Nacional, en ciertos lugares de la ciudad.

Y sentencia que en su gobierno no hacemos pactos mafiosos ni negociamos con delincuentes, por lo que advirtió que no sólo habrá limpieza en las instituciones.

¿En cuánto tiempo la gente va a sentir una mejora en la seguridad… en su persona?  Creo que cada vez va a haber más seguridad. No tienes de otra más que fortalecer a las instituciones con buena gente, que tenga certezas y que fortalezca las áreas que tienes que fortalecer.

Por lo demás, todos estamos bien.

Te puede interesar