Inicio Finanzas Cierra peso con la depreciación semanal más grave ante el dólar, desde 2008

Cierra peso con la depreciación semanal más grave ante el dólar, desde 2008

por redfinanciera
  • Perdió la moneda mexicana 2 pesos y 49 centavos; queda en 24.6477 unidades por cada billete verde
  • En puerta, baja en calificación y más pago de deuda; caída del PIB hasta -5% y merma en ingresos fiscales

RedFinancieraMX

El peso cerró la semana con una fuerte depreciación de 11.39% o 2 pesos y 49 centavos, cotizando alrededor de 24.42 pesos por dólar luego de tocar un nuevo máximo histórico de 24.6477 pesos en la jornada del jueves. En términos porcentuales, esta ha sido la mayor depreciación semanal del peso desde la semana que terminó el 10 de octubre del 2008, cuando el peso se depreció 16.33%, un mes después de la quiebra de Lehman Brothers.

De acuerdo con Gabriela Siller, directora de Análisis Económico-Financiero de Banco Base, la fuerte depreciación semanal de la divisa local se debió tanto a factores externos como a factores internos.

Factores externos:

  1. Los precios del petróleo extendieron sus caídas, alcanzando el WTI un mínimo de 19.46 dólares por barril en la jornada del viernes, nivel no visto desde febrero del 2002.
  2. La epidemia del coronavirus siguió extendiéndose a una tasa significativamente alta, particularmente en el número de pacientes infectados fuera de China, que pasó de 58,274 el viernes de la semana anterior a 189,143, un crecimiento semanal de 225%. Persiste la incertidumbre sobre la severidad de la pandemia y su duración, lo que contribuye con el nerviosismo de los mercados.

Factores internos:

  1. Se ha elevado la probabilidad de que la economía global entre en recesión. Para el caso de México, cuya economía se había contraído moderadamente en 2020, el escenario de recesión es altamente probable. Banco Base estima en un escenario central que la economía mexicana se contraerá 3% en el año y en un escenario pesimista, que la contracción será del 5%.
  2. El desplome de los precios del petróleo eleva la probabilidad de que la deuda de Pemex pierda su grado de inversión. Asimismo, los menores precios del petróleo combinados con una contracción económica, podrían causar una reducción significativa de la recaudación tributaria y dificultar la implementación de una política fiscal expansiva. Un recorte a la calificación crediticia de México tiene el potencial de elevar el servicio de la deuda.

Es importante señalar que el viernes se dio a conocer que el director general de la OPEP se reunirá con el regulador de energía de Texas, lo que abre la posibilidad a que Estados Unidos recorte la producción de crudo para contrarrestar las presiones a la baja sobre su precio, algo no visto en 50 años.

Por otro lado, el viernes Donald Trump anunció que cerrará la frontera con México para viajes no esenciales a partir del 21 de marzo y por al menos 30 días. A pesar de que no se restringió el comercio exterior, existe la posibilidad de que se endurezcan las medidas sanitarias a productos mexicanos, lo que tiene la posibilidad de entorpecer el traslado de bienes mexicanos hacia Estados Unidos y/o incrementar los costos para los productores locales. Cabe agregar que las restricciones de movilidad severas, como el cierre de fronteras, agravarán el impacto negativo sobre el sector servicios, en particular aquellos servicios relacionados al turismo.

Es importante mencionar que varios gobiernos y bancos centrales siguieron anunciando medidas de estímulo para mitigar los efectos del coronavirus. Más notablemente, durante el fin de semana la Reserva Federal recortó la tasa de interés, nuevamente fuera de calendario, al rango mínimo histórico de 0.0% a 0.25%. Asimismo, se anunció un movimiento concertado con los bancos centrales de Canadá, Inglaterra, Japón, el Banco Central Europeo y el Banco Nacional de Suiza, para recortar a 25 puntos base las líneas de swap de dólares. En cuanto a política fiscal, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, anunció que implementaría un programa para inyectar un billón de dólares a la economía, parte de estos fondos vía cheques. Esta es una medida conocida como dinero en helicóptero, que se refiere a una política monetaria o fiscal expansiva, o una combinación de ambas, con el fin de incentivar la demanda agregada.

En México, Banxico realizó cuatro subastas cambiarias el miércoles por un total de 2,000 millones de dólares, mientras que el viernes por la tarde recortó su tasa de interés de manera extraordinaria en 50 puntos base, ubicándola en 6.50%. Asimismo, a Secretaría de Hacienda y Crédito Público llevó a cabo una permuta de valores gubernamentales a través del Banco de México, intercambiando 39,700 millones de pesos en Cetes y 4,190 millones en Bondes D, por 40,200 millones de pesos en bonos M en diferentes vencimientos, desde diciembre de 2021 hasta noviembre de 2024. Finalmente, la Cámara de Diputados, aprobó el uso de los recursos contemplados en el superávit primario para crear un fondo de 180,733 millones de pesos. El fondo será administrado por la Secretaría de Hacienda con un comité técnico formado por otras dependencias federales. La iniciativa se someterá a voto en el Senado.

Es importante agregar que la mañana del jueves, la Reserva Federal anunció que implementará un programa de intercambio de divisas, o ‘swaps’ con 9 bancos centrales del mundo, incluyendo al Banco de México. Este programa, implementado para estabilizar al mercado cambiario, consiste en el intercambio de hasta 60 mil millones de dólares para incrementar la disposición de dólares de las instituciones centrales.

Es muy probable que la siguiente semana se supere la barrera de 25 pesos por dólar, en donde el mercado parece estar descontando un escenario económico similar al de la crisis del 2009. Cabe destacar que desde el punto mínimo de 18.5237 pesos por dólar el 17 de febrero al máximo en la semana de 24.6477 pesos, el peso acumula una depreciación de 33.06%. El peso no había registrado una depreciación tan severa en un lapso de 24 días hábiles desde septiembre y octubre de 2008, cuando el peso se depreció 37.7% en el mismo número de días.

En la semana, el tipo de cambio tocó un mínimo de 21.3671 pesos y un máximo de 24.6477 pesos. Durante la sesión, el euro-peso alcanzó un mínimo de 23.9073 y un máximo de 26.8936 pesos por euro en las cotizaciones interbancarias a la venta. Por su parte, el euro tocó un mínimo de 1.0638 y un máximo de 1.1237 dólares por euro.

Al cierre, las cotizaciones interbancarias a la venta se ubicaron en 24.4143 pesos por dólar, 1.1633 dólares por libra y en 1.0695 dólares por euro.

Te puede interesar