Inicio Columnistas Constelación Andrómeda

Constelación Andrómeda

por redfinanciera
  • La pandemia no detuvo a los correctores de estilo
  • Por Norma L. Vázquez Alanís

RedFinancieraMX

El gremio de los correctores de estilo no se quedó pasivo ante el confinamiento obligado por la pandemia del covid19. La Academia de las Artes de la Escritura (AAE), de la Asociación Mexicana de Profesionales de la Edición (PEAC), decidió continuar con el Diplomado en corrección profesional de estilo y consultoría editorial, así como con los diversos cursos y talleres que cotidianamente imparte, pero ahora de manera virtual.

Además, inauguraron una serie de video-charlas denominadas #UnidosEnLaDistancia, cuyo objetivo es crear encuentros virtuales para aquellos profesionales de la edición que pudieran sentirse aislados o quisieran compartir su experiencia ante la emergencia sanitaria.

Este ejercicio ha permitido a los interesados en la corrección de textos intercambiar experiencias, conocimientos, opiniones y posturas relacionadas con el quehacer editorial en distintos países de Iberoamérica.

De hecho, el 26 de junio nació formalmente la Red de Asociaciones de Correctores de Textos en Español (RedACTE) integrada por las representaciones de Ecuador, Perú, Uruguay, Costa Rica, Colombia, México, Estados Unidos, Argentina y España, además de representantes personales de Bolivia y Venezuela, que para algunas de sus actividades ya tienen un convenio de colaboración con la Fundación del Español Urgente, Fundéu.

En la experiencia #UnidosEnLaDistancia participó en mayo Álvaro Martín Valcárcel, presidente de la Unión de Correctores (UniCo) de España, quien presentó un panorama de cómo ha afectado la crisis al sector editorial español, la manera en que se desenvuelve la corrección en un país donde se publican cientos de libros cada año, que ahora permanecen en la bodegas de las editoriales porque las librerías están cerradas, y la forma como desde la asociación han encontrado la manera de llevar a cabo actividades para reforzar al gremio, por ejemplo, con la formación de correctores.

También estuvo presente a la distancia, en junio, la primera correctora certificada de habla hispana, la ecuatoriana María del Pilar Cobo, quien relató el contexto de Ecuador ante la pandemia de Covid19, específicamente de lo que sucedió con la edición y la corrección de textos; además explicó que la Asociación de Correctores de Textos del Ecuador (Acorte), organismo del que es cofundadora, tiene como tarea fundamental promover y lograr la certificación de la corrección de textos en esa nación. Esto permite el reconocimiento del perfil laboral y establece una serie de competencias necesarias para la corrección de textos.

La siguiente invitada, el 30 de julio, será la doctora en Letras y correctora literaria Nuria Gómez Belart, primera en doctorarse con un tema de corrección con su tesis La Corrección de Textos. Un estudio funcional del vínculo entre el autor y el corrector, quien desde Argentina abordará dos facetas, relegadas pero esenciales para desempeñar esta profesión, la redacción y la habilidad discursiva del corrector de textos.

Con su experiencia como profesora y formadora de futuros correctores en la Universidad del Salvador (USAL), de Argentina, Gómez Belart ha confirmado la importancia de desarrollar determinadas competencias entre quienes aspiran al desempeño profesional de la corrección de textos, pues necesariamente deben adquirir y perfeccionar, además, las capacidades de la escritura y la competencia lectora.

Ante esta crisis del Covid19, la Asociación Mexicana de Profesionales de la Edición (PEAC) considera hoy más relevante que nunca su lema: «Conseguir como grupo lo que no es fácil obtener como individuo», aunque pueda parecer paradójico cuando gran parte de las ciudades están todavía en confinamiento en todo el mundo, pero la maestra Ana Lilia Arias, su directora, considera que este momento decisivo ofrece una oportunidad para “unirnos y buscar juntos soluciones que nos permitan adaptarnos y prepararnos para el futuro que ya comenzó”.

Así, para mantener unida a la comunidad de correctores, PEAC creó un “webinario”, que mantuvieron abierto de lunes a viernes, de 18:00 a 19:00 horas durante todo el pasado mes de abril. El objetivo fue compartir experiencias y proponer soluciones para salir fortalecidos una vez terminada la crisis; no había un programa establecido, se fue haciendo entre todos los participantes sobre la marcha.

         A la par de esta propuesta, la AAE llevó a cabo sesiones gratuitas, vía streaming, del laboratorio de corrección, como un espacio de actualización y práctica para los correctores, al tiempo que compartieron videos e hicieron trasmisiones en vivo con los profesores de la Academia que estuvieron en posibilidad de hacerlo, para atender inquietudes sobre temas de las áreas de su oferta educativa: lingüística, corrección, didáctica, informática y edición.

Asimismo, mantuvo sus cursos en línea de Introducción a la corrección publicitaria (junio), Redacción en movimiento (julio) y Fundamentos de la corrección de textos (julio); para agosto está programado Por una redacción libre de sexismo.

De esta manera, la AAE y PEAC cumplieron con quedarse en casa, pero con mucha actividad virtual a fin de buscar en conjunto la preparación para enfrentar la llamada nueva normalidad; enhorabuena.

Te puede interesar