Inicio Negocios Demanda de productos online abre oportunidades para minibodegas

Demanda de productos online abre oportunidades para minibodegas

por redfinanciera
  • La zonas del suroriente, Centro, Vallejo y de San Pedro de los Pinos a Tlalpan, con mayor potencial
  • Se podrían triplicar los recorridos de entrega de los servicios de mensajería

RedFinancieraMX

Producto del incremento en las compras online por los efectos de la actual situación sanitaria, se está gestando en la Ciudad de México (CDMX) el canal comercial de intercambio de productos más grande del país.

Esta inercia generó una nueva demanda de bodegas de almacenamiento de menor tamaño, para favorecer en el comercio electrónico, la entrega en la denominada última milla en distintas zonas de la CDMX, tendencia que motivó que la comercialización de productos que actualmente se abastece desde los centros de distribución alojados en el denominado distrito CTT (Cuautitlán, Tepotzotlán y Tultitlán), fluyera con mayor agilidad hacia las zonas de consumo, así lo señaló Patricio Domínguez, director ejecutivo para el sector industrial de Newmark Knight Frank (NKF), cuyo presidente en México y director regional para América Latina es Giovanni D´Agostino.

No obstante, el reto para el e-commerce está en las bodegas de menor dimensión dentro de la ciudad; centros de transferencia con superficies de 3 a 5 mil m², cuyo pago de rentas por m², en la última milla, van de $150 a 180 pesos, cuando en la zona norte son de entre 100 a 120 pesos por m², lo que representa un incremento de 30 y hasta 40%.

“Es muy complejo ubicar espacios donde existan bodegas disponibles en la Ciudad de México, dado que la mancha urbana se ha ido comiendo las zonas industriales para comprarlas y reconvertirlas. Las zonas de interés por el mercado de comercio electrónico son en el Suroriente, Iztapalapa, Iztacalco y Venustiano Carranza; Centro-Vallejo-Azcapotzalco, Atlampa, Santa María La Ribera y la zona sur desde San Pedro de los Pinos y San Antonio hasta Tlalpan”, reconoció Patricio Domínguez.

Actualmente, el flujo de la distribución de productos en los autoservicios hacia el consumidor final, representa un desgaste en flotas vehiculares, alto consumo de combustible y tiempos de entrega, dado que por el tráfico en la ciudad sólo es factible una o dos vueltas por día.

“Con centros de distribución en la CDMX, los recorridos de los servicios de mensajería se podrían hasta triplicar, más cuando la meta del e-commerce es entregar en un lapso de 24 a 48 horas”, destacó el director ejecutivo para el sector industrial de NKF.

El reto es mayor si se considera que a raíz de la presente coyuntura las ventas en línea incrementaron de 4 a 5 veces el volumen reciente de cadenas de retailers y autoservicios.

Actualmente más de 300 mil m² de espacios industriales y logísticos son empleados por empresas con actividad de ventas en línea. Entre los principales usuarios del espacio logístico de la región figuran portales de tiendas en línea y departamentales, entre otros.

De acuerdo a NKF, en su reporte industrial al primer trimestre, la disponibilidad en el inventario en el Distrito CTT es del 5.80%. Estos números son el significado de la demanda creciente de centros logísticos que lograron establecerse en la zona de referencia. En este período, el inventario industrial clase A en el CTT y Toluca incorporó 215 mil 341 m².

Según estas previsiones, la actividad de construcción en la Ciudad de México será constante. En esta zona se planea la edificación de 600 mil m² en parques como en Toluca, Cuautitlán y Tepotzotlán.

El equipo de investigación de mercados de Newmark Knight Frank, que dirige Juan Flores. realizó un mapeo de las zonas industriales del Valle de México, que se muestra a continuación:  https://adobe.ly/3ij0dvw

Te puede interesar