Inicio Finanzas Descarta gobierno de AMLO que cancelar aeropuerto sea más costoso que construirlo

Descarta gobierno de AMLO que cancelar aeropuerto sea más costoso que construirlo

por Redacción
  • Los inversionistas prestaron un peso y les estamos devolviendo un peso: Jiménez Espriú
  • Dice que hay 125 mil mdp en caja, porque las obras se retrasaron y ese dinero ha producido intereses

RedFinancieraMX

El titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú, descartó que la cancelación del aeropuerto en Texcoco sea más cara en comparación a continuar con el proyecto.

En entrevista con Loret, el funcionario señaló además que no se están dando ventajas a los inversionistas, “finalmente me prestaron un peso, y les estoy devolviendo un peso”.

Ello, luego de que ayer la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) modificó la oferta recompra de bonos del Fideicomiso Mexcat, con lo cual ahora se pagarán mil dólares por cada mil dólares invertidos en estos instrumentos, frente a la oferta original de 900 dólares.

Jiménez Espriú detalló que el dinero se tiene porque cuando éste se pidió, “se pidió prematuramente, hoy tenemos 125 mil millones de pesos en caja porque las obras del aeropuerto se retrasaron importantemente y ese dinero ha producido intereses”.

En ese sentido, comentó que actualmente el documento menciona que se detona un evento de incumplimiento si se suspende o se cancela la construcción del aeropuerto de Texcoco.

Entonces se trata con esta recompra de plantear una cláusula que diga que se detona un evento de incumplimiento si se cancela la construcción de un aeropuerto (sería el caso de Santa Lucía), pero que no se refiera a Texcoco.

Añadió que, para obtener este cambio de proyecto, se ofrece también una prima adicional del 1.0 por ciento, es decir, un dólar por cada 100 dólares de bonos, para obtener las condiciones de poder construir en donde sea, con los recursos que se tienen.

También, dijo, hay una cláusula que señala que por causa de un aeropuerto que esté a menos de 70 kilómetros, o si el aeropuerto de Toluca aumenta a cinco millones de pasajeros y esto disminuye el flujo del TUA, se puede detonar una cláusula de incumplimiento.

Pero descartó que el flujo del TUA disminuya, ya que el flujo previsto es de 500 millones de pesos al año y éste ha aumentado a 700 millones; además, se plantea que el TUA de Santa Lucía (cuando esté) y el de Toluca se incorporarán a la masa del TUA que apoyará al pago de la deuda.

“Entonces hoy estamos teniendo un flujo de TUA de dos dólares por cada dólar de deuda en relación al proyecto… y ese no se previene que pueda disminuir”.

El funcionario Federal comentó que en caso de que los tenedores no acepten esta nueva oferta “habrá una serie de cuestiones a cumplir que están definidas en los procesos, eso sí sería más caro, pero tenemos firmes esperanzas de que aceptará el número de personas que tenemos que convencer”.

Al respecto, explicó que el esquema financiero lo está definiendo la Secretaría de Hacienda, quien “es muy optimista en el sentido de la estrategia para lograr lo que se busca de aquí al 4 de enero como máximo. Va a funcionar muy bien”.

A la espera de los tenedores de bonos

El gobierno federal está a la espera de una respuesta de los tenedores de bonos de Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), a quienes ayer la Secretaría de Hacienda mejoró la oferta de recompra de los papeles incluidos en el fideicomiso MEXCAT.

La oferta ahora es de mil dólares por cada mil dólares invertidos en estos instrumentos, lo que implicó una mejor significativa desde los 900 por cada mil de inversión ofrecidos la semana pasada.

El Gobierno modificó los incentivos a los tenedores de bonos. Dará 10 dólares por cada mil en papeles a quienes decidan vender sus bonos, y también 10 dólares a quien no venda. Los poseedores de papel deberán aceptar algunos cambios en las condiciones de los contratos.

La primera oferta era de 900 dólares por cada mil, y además había un incentivo de 50 dólares a quien vendiera anticipadamente y otro de 7.50 dólares a quien aceptara modificar las condiciones de los contratos.

Las nuevas autoridades creen que los tenedores de bonos aceptarán que no haya ningún respaldo en el futuro por las operaciones del NAIM, el cual se pretende cancelar, sino ahora estaría soportado por la operación del actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) Benito Juárez.

Hay otros dos cambios sobre la fuente de repago de las notas al vencimiento, ya que de acuerdo con el comunicado, se establecerá un mecanismo para separar fondos cada trimestre para el pago del principal al vencimiento, así como para fondear recompras de bonos en el mercado abierto y mediante futuras ofertas de recompra y afectar dichos fondos en garantía para el pago de los bonos. También se limita de manera significativa la posibilidad de MEXCAT de contraer nueva deuda.

Asimismo, se amplió la fecha límite para la presentación anticipada de consentimientos al 19 de diciembre y la fecha límite de recompra de bonos al 4 de enero del 2019.

Te puede interesar