Inicio Finanzas Difícil que nuestra moneda regrese a niveles de 19 unidades por dólar

Difícil que nuestra moneda regrese a niveles de 19 unidades por dólar

por redfinanciera
  • Por Ricardo Jiménez

RedFinancieraMX

La semana pasada pronosticamos que el Banco de México (Banxico) comenzaría a relajar su política monetaria después de cinco años de constantes alzas. Ahora que pasará con el tipo de cambio peso-dólar en el corto y largo plazo con la reducción de 25 puntos base de la tasa objetivo del Banxico.

En el corto plazo, la moneda mexicana difícilmente regresará hacia niveles de 19 pesos por dólar e inclusive ya no veríamos cotizaciones de 18.50 pesos como lo hizo lo última vez el pasado 8 de agosto de 2018, con amplias posibilidades de seguir operando dentro de un ambiente de movimientos volátiles.

El peso mexicano seguirá afectado por factores tanto internos como externos, sobre todo por la preocupación que existe de la autoridad monetaria con relación al crecimiento económico interno, donde en el pasado anuncio de política monetaria dejo entredicho que existe una clara desaceleración de la actividad económica.

El tipo de cambio peso-dólar con la decisión del banco central de bajar su tasa de interés cambiará sus niveles de soporte y resistencia. Los analistas técnicos del mercado de cambios, se encuentran en la posición de que ahora el nivel de soporte (piso) se ubicaría en alrededor de 19.40 pesos por dólar, antes se encontraba en los 19 pesos.

En precio de resistencia de la paridad peso-dólar ahora los analistas lo ubican en 19.80 pesos por billete verde, por lo que no sería raro ver nuevamente cotizaciones cercanas a los 20 pesos.

Sin embargo, la divisa mexicana seguirá reaccionando negativamente a factores externos relacionados con la incertidumbre de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, así como del crecimiento económico mundial. La semana pasada, los datos de la actividad económica de China y Europa (Alemania), alimentó la inquietud sobre la desaceleración de la economía global.

En el largo plazo, el peso mexicano seguirá depreciándose con amplias posibilidades de que hacia el cierre de finalice por arriba de los 20 pesos por dólar, sobre todo por la expectativa de que el banco central siga bajando su tasa de interés para apoyar la debilidad de la economía mexicana.

Los analistas del medio financieros esperan que el Banco de México realice otro decremento de 25 puntos base antes de que finalice este año. De confirmarse este nuevo retroceso, la tasa de interés de referencia se ubicaría en niveles de 7.75% de 8% que actualmente ya se encuentra.

El escenario para la paridad cambiaria no ve nada sencillo para las siguientes semanas, con el pronóstico de mantener sus cotizaciones por arriba de los 19.50 pesos por dólar, alimentado por el nerviosismo que existe entre los inversionistas ante la insistencia del presidente de Estados Unidos, Donald Trump de imponer impuestos a las importaciones chinas, las cuales iniciarían a partir del 1 de septiembre.

Es importante destacar que, pese a la baja de interés de referencia del Banxico, los inversionistas extranjeros le siguen apostando al peso mexicano en el Mercado de Futuros de Chicago (CME).

La posición especulativa a favor de la moneda mexicana en Chicago al cierre de la semana del 13 de agosto se ubicó en 3,020 millones de dólares, contra lo registrado en la semana previa de 3,109 millones de dólares, representó un ligero decremento de 2.86%.

La mayoría de los analistas del mercado de cambios estarán atentos al anuncio de indicadores económicos que podrían influir en el ánimo de los inversionistas, como en la parte interna que se publicará el reporte de balanza de pagos al segundo trimestre de 2019 y el reporte de inflación correspondiente a la primera quincena de agosto.

En la parte externa, sobre todo en Estados Unidos se anunciarán las minutas de la Reserva Federal de su pasado anuncio de política monetaria.

Te puede interesar