Inicio NacionalPolítica Duros cuestionamientos de diputados en comparescencia de Rosario Robles

Duros cuestionamientos de diputados en comparescencia de Rosario Robles

por Redacción
  • Resaltan temas como nula acción ante pobreza; opacidad y corrupción en manejo de recursos públicos
  • Por José Vilchis Guerrero

RedFinancieraMX

Diputados de todos los grupos parlamentarios cuestionaron a la titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Rosario Robles Berlanga, respecto al combate a la pobreza; la opacidad, corrupción y manejo de los recursos públicos; duplicidad de programas, reconstrucción de viviendas por sismos y los avances en la implementación de la Ley General de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano.

Ante los cuestionamientos de las y los legisladores, Rosario Robles afirmó que no necesita que nadie la defienda, porque su trabajo y trayectoria lo hace. Mencionó que estuvo en los sismos de 2017, desde el primer momento y “nos quedamos ahí por más de un mes y medio, todos los días los funcionarios del Gabinete de la República, subsecretarios, directores generales, haciendo frente a esa emergencia, y lo mismo sucedió cuando el sismo del 19 de septiembre”.

Durante su comparecencia ante diputados, como parte de la Glosa del VI Informe de Gobierno, la funcionaria afirmó que el 70 por ciento de la pobreza se concentra en las ciudades, las cuales crecieron de manera desordenada y desigual. Al lado de las grandes zonas residenciales y corporativas, se generaron cinturones de miseria.

Aseguró que “recibió un sector de la vivienda en depresión, las empresas que cotizaban en la bolsa habían quebrado. Hoy se entrega un sector dinámico, creciendo y generando empleos”. Consideró que el siglo XXI debe ser el de la reforma urbana, con el compromiso de todos y visión de Estado.

En relación con el nuevo aeropuerto, expuso que, de acuerdo con la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, se faculta a la Sedatu para trabajar en el desarrollo urbano y ordenamiento territorial, el cual existe en la Zona Oriente de la Ciudad de México, “para que 4.6 millones de mexicanos y mexicanas puedan tener una mejor condición de vida, para que existan labores de mitigación en relación con la obra que se está realizando, para que haya vialidad, metro y se pueda tener un desarrollo ordenado en esa región”.

El diputado Eduardo Zarzosa Sánchez (PRI) comentó que una de las contribuciones más importantes del sexenio, fue la aprobación de la Ley General de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano, pues pone a México a la vanguardia. Quiso saber cuáles son los principales avances en la implementación de la ley y sus desafíos, e inquirió si se dispone de un plan de desarrollo urbano para la zona del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, y qué se debe hacer como Congreso para encarar y robustecer esta nueva norma.

Su compañera de bancada, diputada Irma María Terán Villalobos resaltó que el gobierno ha dado certeza jurídica al patrimonio de los mexicanos. La Sedatu puso en marcha la estrategia “Papelito Habla”, que conjuntó esfuerzos para entregar alrededor de cinco millones de documentos que brindan seguridad local.

Robles Berlanga expresó que hay avances en el país que deben retomarse como ejemplos de cómo impulsar el desarrollo metropolitano, aseveró que se necesita una discusión constitucional que permita tener un nivel de gobierno urbano que asuma los grandes retos de 59 zonas metropolitanas del país y, en particular, de la megalópolis de la Ciudad de México, que tiene más de 20 millones de habitantes.

Más ordeamiento territorial

Olga Juliana Elizondo Guerra, diputada del PES, pugnó por construir una estrategia nacional, clara y precisa en materia de ordenamiento territorial y urbano; pues no contar con ella, agregó, ha significado un severo deterioro en la calidad de la vida de las y los mexicanos y al medio ambiental.

Indicó que la mayoría de las ciudades del país ha seguido un modelo de desarrollo urbano enfocado prácticamente en la movilidad vehicular. En la Ciudad de México, el 42 por ciento de la superficie es destinada para los vehículos y el 32 a la vivienda, y preguntó: ¿qué ha hecho la Secretaría su cargo para construir una nueva estrategia nacional de ordenamiento territorial eficiente y cuál es la tarea que queda pendiente?

En respuesta, la funcionaria expresó que México tuvo por primera vez una Ley General de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano en 2016; había una anterior, cuya vigencia era de más de 40 años, cuando el país era otro, ya que por mucho tiempo se olvidó la planeación urbana y se perdió la rectoría del Estado. Por ello, se creó Sedatu y con una visión de largo plazo, le mandataron una estrategia nacional de ordenamiento territorial a 20 años.

Precisó que las ciudades han crecido de manera desigual, desordenada, horizontal; se han abandonado los centros históricos, las áreas intraurbanas y a la gente le cuesta desplazarse de su trabajo a su casa, “no hay un orden”. Añadió que esa es todavía una gran responsabilidad de los gobiernos de los estados y, particularmente, de los congresos locales, para avanzar en la concreción de la Ley.

Por el PRD, la diputada Lilia Villafuerte Zavala sostuvo que fue una prioridad del gobierno aplicar correctamente los recursos nacionales y extranjeros donados para la reconstrucción de viviendas y los ciudadanos afectados por los sismos ocurridos en septiembre del año pasado. ¿Cuáles han sido las medidas que la Sedatu ha tomado para contar con un padrón de beneficiarios único que garantice los derechos de la población afectada?, planteó.

Refirió que el Coneval, al evaluar el programa de infraestructura a su cargo, señaló que hay duplicidad con múltiples programas de Sedesol, Semarnat, Fonhapo y Conavi, entre otras instancias. ¿Cuáles han sido las medidas que se tomaron para evitar esta duplicidad y cómo se ha resuelto el problema para hacer más eficiente el uso de los recursos públicos?, expresó.

La reconstrucción no es tarea de gobierno

Robres Berlanga afirmó que el 98 por ciento de las familias que sufrieron daños en sus viviendas, como consecuencia de los sismos, recibieron sus tarjetas del Fonden y la decisión que se tomó es que el proceso fuera de autoconstrucción, dada la dispersión de más de 300 municipios en los estados de Oaxaca, Chiapas, Puebla, Guerrero, Morelos, Ciudad de México, Estado de México, con el fin de que se pudiera atender a la inmensa mayoría de las familias mexicanas.

“Estamos con la absoluta convicción de que miles de esas casas afectadas, hoy, se están reconstruyendo, y quiero decir algo con mucha claridad: no es responsabilidad del gobierno de la República la reconstrucción. La responsabilidad llegó hasta el momento de entregar las tarjetas, otorgar 120 mil pesos por familia por daño total y 15 mil pesos por daño parcial. Estamos trabajando para que más de 40 mil viviendas, de las 60 mil que se derrumbaron, hoy se estén levantando”, precisó.

En su intervención inicial, luego de rendir protesta de decir verdad, la secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Rosario Robles Berlanga, señaló que el 70 por ciento de la pobreza se concentra en las ciudades, las cuales crecieron de manera desordenada y desigual. Al lado de las grandes zonas residenciales y corporativas se generaron cinturones de miseria, afirmó.

Por ello, dijo, en este sexenio, además de las reformas estructurales emprendidas, hay una que ha sido silenciosa pero no menos importante: la reforma urbana.

“México es ya un país urbano. Ocho de cada 10 mexicanos y mexicanas viven en las ciudades y seis de cada 10 en 59 zonas metropolitanas que le aportan el 70 por ciento al Producto Interno Bruto (PIB)”, dijo.

Explicó que con la reforma urbana se creó la Sedatu, se transformó el paradigma de la política de vivienda, se establecieron parámetros de contención urbana, se dio un carácter progresivo a los subsidios, se asumió que las familias son diversas y había que apostarle a la inclusión.

Enfatizó que el gobierno “recibió un sector de la vivienda en depresión, las empresas que cotizaban en la bolsa habían quebrado. Hoy se entrega un sector dinámico, creciendo y generando empleos”.

Resaltó que todo este esfuerzo culminó “gracias al compromiso del Poder Legislativo que aprobó una nueva ley, la de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano”.

Respecto a los terremotos del año pasado, enfatizó que, de manera oportuna, desde las primeras horas, miles de servidores públicos del gobierno federal se trasladaron a las zonas afectadas para instalar albergues, apoyar en la ayuda humanitaria y levantar el censo de damnificados. Se retiraron y acarrearon un millón 642 mil metros cúbicos de escombro, lo que equivale a llenar 1.6 veces el estadio Azteca.

Precisó que se tiene un registro de más de 49 mil viviendas con daño total en proceso de reconstrucción y se adoptó un esquema de supervisión, en el que los principales actores han sido las mujeres. Actualmente, el 98 por ciento de los damnificados recibieron sus tarjetas con los recursos, ya sea para la reparación o la reconstrucción de sus hogares, eso equivale a ocho mil 87 millones de pesos, de los cuales los beneficiarios han retirado siete mil 516 millones de pesos.

Los gobiernos federales y estatales, dijo, han apoyado con recursos públicos y asistencia técnica, y las familias se encargan de la reparación o la reconstrucción de sus viviendas.

Te puede interesar