Inicio Economía El peso se encuentra optimista y se perfila hacia los 19.50 pesos por dólar

El peso se encuentra optimista y se perfila hacia los 19.50 pesos por dólar

por redfinanciera
  • Por Ricardo Jiménez

RedFinancieraMX

El ánimo de los participantes del mercado de cambios local se encuentra en su máxima expresión, pues el peso mexicano contra todos los pronósticos de los analistas llegó a tocar una cotización mínima de 19.78 pesos y un precio máximo de 19.99 pesos por dólar en las operaciones de la semana anterior.

El tipo de cambio peso-dólar se encuentra dentro de un canal de apreciación apoyado en parte por la percepción de crecimiento económico a nivel global, donde la mayoría de los intermediarios financieros estiman que PIB mundial aumentaría por arriba del 5% en promedio.

En el país vecino del norte se vislumbra una recuperación acelerada. El jueves pasado, el reporte semanal de empleo registró 547,000 solicitudes nuevas de apoyo por desempleo en la semana que finalizó el 17 de abril, por debajo de las 610,000 por el mercado.

En Europa también existen buenos pronósticos de crecimiento económico. El viernes pasado, se publicaron las estimaciones preliminares de los índices PMI de manufactura y servicios, la mayoría ubicándose por arriba de la expansión de los 50 puntos, como es el caso de del PMI de la Eurozona que podría ubicarse sobre los nivele de 63.3 puntos y en Reino Unido alcanzaría una cifra de 60.7 puntos.

En los últimos dos comentarios he insistido que la moneda mexicana se encuentra ya en sus niveles piso, observándose a lo mucho una cotización mínima de 19.65 pesos, por lo que difícilmente alcanzaría los 19.50 pesos por billete verde por factores económicos, sobre todo los relacionados con las presiones inflacionarias que existen en México y Estados Unidos.

Es importante mencionar que, en la parte interna, la inflación correspondiente a la primera quincena de abril a tasa anualizada se ubicó en 6.05%, nivel que no se veía desde diciembre 2017, con el pronóstico de que hacia el cierre de este 2021 finalice en 4%, por arriba de la meta del Banco México (Banxico).

Las actuales presiones inflacionarias se pueden explicar en parte por la base de comparación débil, pues en abril de 2020 fue el periodo con afecciones económicas más severas por el Gran Confinamiento, lo que generó caídas en los niveles de precios.

En Estados Unidos también los precios al consumidor se encuentran presionados, pues en marzo la inflación alcanzó una cifra de 2.5%, sin embargo, los analistas económicos del sector privado están estimando un dato por arriba del 3% para el mes de abril, apoyando la expectativa de que previsiblemente la Reserva Federal (Fed) tome la decisión de aumentar su tasa en 25 puntos base en este año.

El peso mexicano lleva cuatro semanas consecutivas de apreciación acumulando una ganancia de 3.64% frente a la divisa estadounidense, es decir una apreciación de 75.0 centavos, gracias también la perspectiva de una postura monetaria menos flexible en México, incluso con la posibilidad de que Banxico aumente su tasa de interés ante señales de presiones inflacionarias.

El momento de la divisa mexicana para que está perdiendo fuerza gradualmente, si bien ha conservado el espacio apreciación, es evidente la fatiga en el “rally”, y un potencial rebote antes de tocar los mínimos registrados en el año de 19.50 pesos por billete verde.

En el análisis técnico, el tipo de cambio peso-dólar se encuentra en el proceso de romper el nivel piso de los 19.80 pesos, de hacerlo, el siguiente precio objetivo sería los 19.55 pesos por dólar, con el primer precio techo ubicado en los 20.22 pesos, aunque se reitera cautela debido a que en cualquier momento se podría regresar hacia niveles cercanos de los 20 pesos.

Los participantes del mercado estarán atentos a las noticias que se generarán en esta semana, principalmente las relacionadas con la política monetaria de Estados Unidos, pues el miércoles, la Reserva Federal anunciará su política monetaria, donde se espera que no haya cambios, pero habría que estar atentos que dice con relación a las futuras presiones inflacionarias.

Te puede interesar