Inicio ColumnistasEn tabasco se dice… En Tabasco se dice…

En Tabasco se dice…

por Redacción
  • Temprano para calificar gobierno de Adán Augusto López
  • Hay que dejarlo trabajar
  • Captan más desfalcos del gobierno de ANJ; ahora en el ISSET
  • Por Alfredo Camacho Lara

RedFinancieraMX

Es muy temprano para calificar a al gobernador Adán Augusto López Hernández, como el mejor mandatario estatal de entre los 32 del país.

No lleva dos meses en la administración y ya le hacen flaco favor. Se puede calificar a quienes ya llevan más tiempo en el gobierno, como al Bronco, Jaime Rodríguez Calderón,  de Nuevo León, que creo muchas expectativas y a los largo de su administración ha resultado un fiasco.

Adán obtiene la calificación que una encuestadora señala, con más del 60 por ciento de aceptación, no porque se le haya visto mucho como mandatario, sino porque lo arropan los simpatizantes y militantes que le hicieron ganar la gubernatura. Un algo muy parecido al arrastre del Presidente Andrés Manuel López Obrador. Además tiene el apoyo de imagen que éste le da, por ser militantes de Morena y compañeros en la empresa.

De que se espera un gobierno sobresaliente, el de Adán Augusto, hay confianza. Tiene todo para hacerlo. Apoyo de la Presidencia de la República, de la población tabasqueña, fuerzas vivas y empresariado. Hay carrera política.

Adán Augusto no necesita la cantaleta de que Arturo Núñez dejó en bancarrota a la entidad, como lo hiciera este último contra el exgobernador Andrés Granier y le fincara responsabilidades, que ahora han caído por su peso y están a punto de exculpar al Químico.

El, López Hernández,  fincará su administración en trabajo y resultados. Lo veremos.

Luis Felipe Graham, en la vida pública

A través de las redes sociales circulan unas fotografías del ex secretario de Salud, Luis Felipe Graham Zapata reapareciendo públicamente en la Ciudad de México.

El ex funcionario de la administración granieristas fue captado en un evento familiar realizado en el Colegio de las Vizcaínas al que acudieron varios amigos, y ex servidores públicos tabasqueños.

Cómo se sabe, fue acusado de malversación de fondos e enriquecimiento ilícito, siendo titular de la Secretaría de Salud, por la administración nuñista; se escondió cinco años de “la justicia” que quería encarcelarlo. Hace unas semanas comprobó ante la ley su inocencia y goza de auto de  libertad, por falta de elementos para procesar.

Juren que si Arturo Núñez, su esposa Martha Lilia, y el que fuera su secretario de finanzas, y es primo de la señora, Amet Ramos, entre otros, no libraría la justicia si se les lleva a juicio. Resultaron unas ratas de cola muy, muy larga.

Y qué decir del titular del ISSET, área que era como caja chica de la administración de “El Pinguino”.

El doctor Fernando Mayans nuevo titular denuncia ante la fiscalía, contra el pesar de AMLO y del gobernador Adán Augusto, se dice, que ahí hubo un desfalco de 672 millones de pesos.

De la administración nuñista se dice que hubo malversación de fondos por más de 3 mil 500 millones de pesos. Bravo por la valentía y honestidad del doctor Mayans Canabal.

Por su parte, el diputado del PRI, Nicolás Bellizia Aboaf, advirtió que las denuncias en contra de la pasada administración del ISSET, durante el gobierno de Arturo Núñez Jiménez, no deben ser “una cortina de humo” para “tapar” lo que verdaderamente importa que es el castigo a los verdaderos responsables del saqueo a Tabasco, encabezados por Arturo Núñez Jiménez.

“Creo que más que estarlo ventilando en medios deben actuar en las instancias judiciales y que se haga el debido proceso a los ex funcionarios, es lo que he sostenido en diversas ocasiones en Tribuna de que no sea cacería de brujas sino al final de cuentas que en realidad se haga una investigación concreta para saber si efectivamente hubo irregularidades en el manejo de los recursos y actos de corrupción, para que den parte a las autoridades pertinentes y se haga la investigación correspondiente y de determinarse algún culpable se castigue con cárcel”, abundó. (Diario de Tabasco, Avance)

Por cierto, retomando una nota de la Revista Proceso, la 2207, damos cuenta que:

La representación del gobierno de Arturo Núñez en la Ciudad de México costaba a los tabasqueños cinco millones de pesos mensuales, es decir, 60 millones anuales.

Así lo dio a conocer el gobernador Adán Augusto López Hernández, quien reprochó que la representación contara con 70 empleados y 30 vehículos, entre ellos una flotilla de camionetas de escoltas, “que no se sabe al servicio de quién estaban”.

La “casa” de Tabasco en la Ciudad de México se ubica en un lujoso edificio ubicado en la calle Porfirio Díaz, colonia Noche Buena de la alcaldía Benito Juárez, frente al Parque Hundido.

El representante del gobierno de Arturo Núñez en la capital mexicana era Óscar Cantón Zetina, quien ocupó el cargo de mayo de 2013 a diciembre de 2017.

Te puede interesar