Inicio ColumnistasEn tabasco se dice… En Tabasco se dice…

En Tabasco se dice…

por Redacción
  • No hay cuadratura para enfrentar la violencia en la entidad
  • Todo es echarle la culpa al pasado
  • Pero, piden paciencia
  • Por Alfredo Camacho Lira

RedFinancieraMX

Llaman la atención las notas publicadas en día de ayer en la prensa tabasqueña, referentes al clima de inseguridad que se vive en la entidad desde hace más de doce años, mismo que se incrementó (y se ocultó) en el mal gobierno de Arturo Núñez Jiménez y que no cede en la actualidad con la nueva administración que encabeza Adán Augusto López Hernández.

Parece que hay incapacidad actual para enfrentarlo, y para justificar esa discapacidad saltan a la palestra declaraciones como de la presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, Beatriz Milland Pérez, quien asegura que la inseguridad en Tabasco no inició con este gobierno, lo cual es cierto y así sucede en casi todos los estados del país.

Dice la legisladora (Panorama sin reservas, primera edición de ayer) que se está trabajando para garantizar paz y tranquilidad del estado, toda vez que pidió paciencia a los tabasqueños para ver los resultados de las estrategias que se están implementando en el combate a la inseguridad.

No se puede pedir paciencia cuando se supone que la nueva administración llegó al poder con un plan de gobierno para enfrentar a la delincuencias o cuando menos eso debía haber sido así.

No se puede pedir paciencia cuando la ola de crímenes, asaltos y desmanes laceran la entidad. Aventar la culpa al pasado y pedir paciencia no habla bien de un gobierno que parece que no llegó con un plan para desarrollarlo contra la delincuencia en general.

Recuérdese que en campaña se prometen miles de soluciones para enfrentar problemas y darle tranquilidad en todos los ámbitos a la población, por lo que no es admisible actuar dando palos de ciego.

Tampoco mucho dice que se señale que es  la falta de empleo la que detona la inseguridad que se vive no solo en Tabasco sino en todo el país, como lo asienta la priísta y diputada federal Soraya Pérez Munguía.

Las causas del avance de la delincuencia son múltiples y sí, mucho se dejó de hacer en el pasado para enfrentarla, pero no es aceptado que ese tenga que ser el discurso de siempre. Los tabasqueños piden soluciones al grito de ¡ya! y hay que darles respuestas, sobre todo cuando se aceptó dejar en el cargo de los servicios de seguridad pública a personal del sexenio anterior, que se supone tiene ya la experiencia y la película de cómo está el asunto para resolverlo, porque no hay que llegar hasta concluir la presente administración con el mismo discurso de que los que se fueron son culpable y se intentó contrarrestar el avance delincuencial sin resultados sólidos.

Ante esa avalancha que tiene en vilo a la ciudadanía, saltan desesperadas las voces que de una manera u otra piden paz, tranquilidad y desarrollo.

Dice el programa noticiario en referencia que a su vez, el obispo de Tabasco, Gerardo de Jesús López Rojas, consideró que la Guardia Nacional ayudaría a controlar la inseguridad que abate a la entidad tabasqueña, en tanto, Luis Alberto Rodríguez Luna, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (en especial) espera que el gobierno del Estado instale una base de la Guardia Nacional en el municipio de Cárdenas.

¿Qué será que no se aprecia que haya un verdadero plan de gobierno para combatir a la delincuencia en todos sus niveles?, porque lo mismo sucede a nivel nacional.

El gobierno federal que encabeza Andrés López Obrador, a más de cien días de gobierno muestra incapacidad  para enfrentar la ola criminal que asola a la nación. Esto a pesar de todos los discursos que nos han endilgado.

En este espacio nos quedamos con el razonamiento que hace el columnista de Tabasco Hoy, Héctor Tapia, quien después de describir el avance de la delincuencia en los últimos doce años, concluye:

… quiero anotar que de manera personal pienso que ni Ejército, ni Gendarmería, ni Policía Federal, ni Guardia Nacional vendrán a resolver los problemas de inseguridad que tiene Tabasco. Si nuestras autoridades no desarrollan una estrategia efectiva y con los recursos financieros suficientes, seguiremos descansando el problema en otras instituciones pensando que ellas ayudarán a solucionarlo.

Y nos puede volver pasar como a Andrade (cuando era gobernador de la entidad), que una madrugada llamemos (para resolver un problema de delincuencia) a los federales y nadie conteste.

alfcamacho@yahoo.com.mx

Te puede interesar