Inicio ColumnistasEn tabasco se dice… En Tabasco se dice…

En Tabasco se dice…

por admin
  • ¿Hay municipio libre?
  • ¿Solucionará Villahermosa distribución de agua potable?
  • Por Alfredo Camacho Lara

RedFinancieraMX

Evaristo Hernández Cruz, recientemente dio una prueba de que el municipio no es libre, como se determina en la Constitución. Hay intereses políticos y dobleces.

Bastó que el señor Presidente de la República señalara, de alguna manera en una de sus conferencias mañaneras,  estar en contra de la venta de terrenos propiedad del ayuntamiento y en contra de la privatización de manera alguna de los servicios de agua potable, para que el alcalde de Centro reculara en sus intentonas. Él lo tomó como una orden, además de que no sintió el apoyo decidido de la administración estatal.

Hernández Cruz no defendió a capa y espada sus programas, que mirando sin apasionamientos en mucho habrían de beneficiar a la localidad.

Consideramos que no todo está perdido, aunque si de la venta del terreno donde se encuentra actualmente el palacio municipal mencionado dependía su proyecto para edificar otro rumbo a Macusapan, a 13 kilómetros del zócalo del ayuntamiento, pues sí que no hay mucho que esperar.

Primero porque habrá de reconstruir el viejo edificio, con más de 38 años, donde se puede llevar gran parte del presupuesto designado a la localidad, pese a que esa obra no garantiza más el que ahí alcancen todas las oficinas que dependen de la administración. Ni su funcionalidad.

Se recuerda que para dar servicios a la población se han tenido que alquilar otros espacios.

Pero es aquí donde se verá el temple de Evaristo, de qué está hecho. Pudiera no sacar el edificio donde despacha a las afuera de la ciudad, en su totalidad, pero puede ir construyendo, con proyecto a mediano y largo plazo, oficinas para ir descentralizando.

Es curioso, el Presidente de la República habló en su campaña electoral y al inicio de su administración de descentralizar las dependencias federales y, cuando aquí en Villahermosa se intenta un plan así, a nivel municipal, se le da marcha atrás. Más tarde que temprano será necesaria esa política en la localidad.

Se habla de que la ciudadanía corre riesgos y tardaría más tiempo en acudir a donde se pretende o pretendió edificar el nuevo palacio municipal. Más sólo son 13 kilómetros.

Con el tiempo esa distancia estará cubierta por el crecimiento de la ciudad, por la explosión demográfica en todos sus sentidos. Ya se observó, cuando Carlos Madrazo construyó la ciudad deportiva, entonces fuera de los límites de lo que hoy es el centro de la ciudad de Villahermosa.

Respecto a la posibilidad de concesionar el agua a la iniciativa privada, para dar una solución verdadera al problema de distribución de agua, ya se negó. Pero, de dónde sacará el ayuntamiento y aún el estado el dinero para tal fin. No se ve.

El agua potable se pierde porque las potabilizadoras están caducando y hay que invertirles mucho. Se pierde mucha agua en las redes para el suministro, las tuberías están colapsando por la corrosión.

Además, ya se vio, lo que en otro tiempo se dijo que Tabasco tenía agua suficiente para la población y aún para transportar a otros estados que padecen de sequías, ahora es otra la realidad.

En la reciente temporada el estiaje amenaza no sólo a Villahermosa, sino a la mayoría de los municipios del estado. Ríos y lagunas se encuentras con muy bajos niveles de agua.

Por tanto hay que conservar lo que hay del vital líquido en su máxima expresión. Hace falta la obra pública al respecto, no paliativos, eso sí.

La privatización no siempre es mala, es mala cuando no hay leyes y documentos de por medio que garanticen su funcionamiento eficaz. Es mala cuando sólo hay intereses para unos cuantos, no para servir a la población.

Esperamos que con la cabeza más fría sin intereses políticos se vea que es lo que le conviene a Villahermosa, en los temas señalados.

alfcamacho@yahoo.com.mx

Te puede interesar