Inicio ColumnistasEn tabasco se dice… En Tabasco se dice…

En Tabasco se dice…

por admin
  • Tabasco no estuvo en quiebra…
  • Fue simulación de ANJ, dice Granier
  • Encarcelamiento: vendetta de Núñez y administración de EPN
  • ¿Podrá Arturo Núñez verle a los ojos?
  • Por Alfredo Camacho Lira

RedFinancieraMX

En entrevista en Telerreporteje de ayer, se le preguntó al Químico Andrés Granier Melo, que si se encontrará a Arturo Núñez Jimenez, exgobernador de Tabasco, cuál sería su reacción, a lo que él contestó “me gustaría verlo a los ojos”.

Quién gobernara Tabasco del 2006 al 2012, sostiene que su encarcelamiento por más de cinco años, acusado de defraudación fiscal y peculado, obedeció a una venganza política de su sucesor Núñez Jiménez, en complicidad con autoridades del régimen peñista.

Deja entrever que está en su derecho de contrademandar.

El Químico, quien regresó ayer a Tabasco limpio legalmente de esa demanda, afirmó también que su administración no dejo sin recursos al gobierno que le sucedió, el de El Pingüino, pues había en las arcas del estado 700 millones de pesos para cumplir compromisos, entre otros con proveedores.

Puntualiza además que no dejó ninguna deuda pendiente con los pensionados, cosa que no sucedió al concluir su mandato Arturo Núñez, quien junto con su esposa y otros funcionarios son acusados de la peor rapiña que ha existido contra el erario estatal.

El Pingüino está señalado como el peor gobernante en la historia de la entidad. Hechos que lo han alejado  de la misma.

Granier saca el pecho y recuerda que él levantó a Villahermosa de la peor inundación que ha sufrido en los últimos años. Enfrentó la situación aún en contra de los pareceres de la administración federal de ese momento, que no estaba de acuerdo con su forma de actuar. Don Andrés argumenta, nosotros conocemos nuestro estado y ellos no lo conocían.

Pese al haber estado en reclusión por cuestiones políticas, se enorgullece de haber servido a Tabasco, no sólo como gobernador, sino como alcalde y ciudadano.

Fueron cientos los simpatizantes que acudieron a saludar al Químico, a su entrada y salida al programa Telerreportaje donde fue entrevistado. La gente le mostró sus simpatías. Saludos, abrazos, vítores, exclamaciones de apoyo, de gusto por saber que regresó a Tabasco, como lo dijera antes de ser encarcelado, a dar la cara.

Él viajó de México a Villahermosa, Tabasco, por carretera, no quiso tumultos en los aeropuertos. Sin duda porque también quería dar entrevistas a ningún medio de la capital de la República. Se reservó para la estación de los Sibilla, la más representativa del estado.

Señalamos al inicio de este espacio, que si se encuentra Granier a Arturo Núñez le gustaría a él verle a los ojos. Y, sentimos que El Pingüino es tan vil y tan cínico que pudiera sostener la mirada y aún más burlarse, pero no tendrá este último la frente limpia para encarar, se sabe repudiado por los tabasqueños, por todos los que lo acusan de ratero.

En Telerreportaje platicó de cómo se inició su calvario ante las autoridades federales, a pesar de sufrir un infarto al corazón,  narró lo que sufrió en la cárcel, en un cuarto de tres metros por tres. “La Torre Médica de Tepepan, al final es una cárcel”, no hubo comodidades como algunos publicaron. Platicó de las  acciones del gobierno de Núñez Jiménez para dañarlo junto con su familia y quienes fueron sus funcionarios importantes en su administración.

Comentó el “extraño” secuestro de su hermana Isabel, quien estuvo secuestrada varios días, cuando él estaba en prisión, sin saber por qué.

Andrés Granier Melo dijo sentirse alegre de estar en su tierra y en especial en su casa.

En el curso de la entrevista la voz se le quebró varias veces al comentar el apoyo solido que tuvo de su familia en esos días difíciles, en especial de su esposa Tere.

Durante la misma hizo hincapié que a su salida la entidad nunca estuvo en quiebra, como acusó Núñez, y sostuvo que todo se trató de una simulación, pero reconoce que hubo errores en su administración pero no de la talla de la que se le acusó.

También se refirió a que el esperaba apoyo de su partido el Revolucionario Institucional, en esos momentos de aciago. No lo hubo.

Comentó que no estará en la entidad para dividir y deja ver que no participará de eventos políticos, sin dejar de hacer política. Por lo pronto informó que estará a ver a sus amigos y los mencionó por su nombre a cada uno.

Granier negó influencia de las administraciones estatal y federal actuales para su liberación, dijo que enfrentó juzgados en varios estados y en todos salió avante, limpio. En manos de sus abogados está la posibilidad de demandar a Núñez y quien resulte responsable de haber estado en prisión por venganza política.

alfcamacho@yahoo.com.mx

Te puede interesar