Inicio ColumnistasEn tabasco se dice… En Tabasco se dice…

En Tabasco se dice…

por Redacción
  • Cola que le pisen, no; trasero sucio, si
  • Las corruptelas de unos chiapanecos en Tabasco
  • Por Alfredo Camacho Lara

RedFinancieraMX

Dice el que ya se va que él no tiene cola que le pisen y, cierto, el termino se acuñó para los priístas corruptos que hicieron de las suyas con el erario público, así que al que se despide, tomando en cuenta las acusaciones públicas y trascendidos y el estado deplorable que guarda la entidad, por una mala administración, le diremos que se marcha con el trasero sucio.

Y a esa nalgarie asquerosa la enriquecen con suciedad muchos, en especial el primo político, el chiapaneco Secretario de Finanzas del Estado.

Miguel Ángel Hernández (The Fenix), en la revista de análisis político y social, Suceso, en su reflexión titulada La doble moral del Administrador del Gobierno, Amet Ramor Troncois, nosiva para Tabasco, nos dice:

Los actos de corrupción de este gobierno no sólo han lacerado la vida política de la entidad, la cual tiene en su haber una deuda pública que lastima y daña a todos los sectores de la sociedad (culpa de este gobierno y pasados, diremos en descargo) que a los ojos del gobernante pareciera no existir, no sólo por los gastos excesivos que entorno a su figura y de la familia, sino que también han sido marcadas como viles semovientes, no por la falta de raciocinio, sino por la desmedida brutalidad como están operando las áreas de compra del gobierno de Tabasco, beneficiando de manera directa a amigos, y compadres, sobre todo a los de la “primera dama”  del estado Martha Lilia López Aguilera, quien por medio de su “parentela” están haciendo los grandes negocios del gobierno sin rumbo, empero; todavía se dan el lujo de gastar millones de pesos, para tratar de lavar la imagen de corrupción y saqueo que se está dando en el edén del Sureste.

El columnista referido luego da ejemplo de una empresa chiapaneca  beneficiada con las compras y servicios de la administración nuñista en detrimento de las empresas tabasqueñas.

Destaca que a principios de este 2018, Amet, dejó a miles de empleados de seguridad del estado sin empleo para beneficiar a la empresa de Carlos Mario Contreras Ruiz, lastimando a las locales que tenían más de 17 años brindando el servicio. La asignación para ese paisano fue directa en  los contratos de vigilancia en los edificios públicos.

Llama mucho la atención, que Miguel Ángel, al igual que otros columnistas ya señalados en este espacio, hacen hincapié en que la esposa del gobernador y su primo el administrador hacen negocios con el erario del pueblo anteponiendo empresas fantasmas, cuando se supone que el gobierno en turno debería velar por los intereses tabasqueños.

Por lo pronto leemos que el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Ricardo Castellanos Martínez de Castro, informó que  14 socios proveedores, por les adeuda  la administración, han dejado de brindar servicios en tanto que dos  iniciaron un proceso legal contra el gobierno de Tabasco, porque les deben en proveeduría, en su conjunto, 23 millones de pesos.

Señala  que la deuda a proveedores data incluso desde el 2012

En otro tema, se recuerda que titulares de pasadas administraciones, al final de su sexenio beneficiaron a sus cuates y familiares con notarías, algunas de las cuales bajo proceso fueron echadas a bajo.

Bueno, pues para no quedarse atrás, el presente gobierno, encabezado por Arturito Núñez, otorgó, al llamado “el mejor cuate del sexenio”, el ex secretario de Salud, Juan Antonio Filigrana, le otorgó una notaría pública,  muy cuestionada por cierto.

Y, le da tanta vergüenza la misma a Filigrana, que les ruega a los medios de comunicación que por favor no le pregunten sobre el tema. “Sin comentario, te lo ruego. No hay entrevista, mamita”, le dice a una reportera.

Pues si le da vergüenza que renuncie a ella, pero ¿cómo dejar la ubre?

Finalmente el colofón: por algo la encuesta, difundida por el portal de XEVA,  “Así van los 32 gobernadores” realizada por Arias Consultores, ubicó a Arturo Núñez Jiménez como el segundo peor del país, sólo superado por su homólogo de Chiapas, Manuel Velasco Coello, que tuvo la calificación más baja.

Ya en días pasados, una carta de Chuy Sibilla dejó en claro la incapacidad del actual gabinete sexenal. Si, quien no es capaz de darle seguridad pública, empleo, obra pública y servicios, administrar los erarios bien, a sus gobernados, para lo cual fue elegido, no merece la aprobación, máxime si dejó el mandato a la familia.

Esto se dice en Tabasco

alfcamacho@yahoo.com.mx

Te puede interesar