Inicio ColumnistasEntresemana Entresemana

Entresemana

por redfinanciera
  • ¿Honesto, honesto, honesto?
  • Por Moisés Sánchez Limón

RedFinancieraMX

¡Nooo!, ¿cómo? ¡Nooo!, no somos como los de antes…

Usted disculpará, pero se confirma lo dicho respecto del cambio que tendría el ejercicio del poder del licenciado presidente después de haberse reunido con las ligas mayores en la sede de la ONU, en Nueva York, y en la Casa Blanca, en Washington.

Hoy se asume absolutamente como Su Alteza Serenísima que se equivoca porque en el ejercicio del poder sólo el dueño de éste se puede equivocar y volver a equivocarse, aunque sea en perjuicio del país y tiene una sui generis óptica de la situación que priva en México.

¿Inflación?, dice que es consecuencia de la crisis mundial post pandemia.

Luego niega que haya alza en precios y tarifas de electricidad y combustibles, porque no paga el recibo de la luz de su Palacio Nacional ni surte de gasolina a la camionetota que maneja la escritora e historiadora ni en la que se traslada en sus giras por el interior del país.

También se declara honesto y rechaza que haya corrupción en su gobierno, aunque acepta que por ahí andan algunos funcionarios que son la excepción porque son herencia, así lo acusa, de pasadas administraciones, la neoliberales. Pero ninguno de los que llegaron con él y les ha otorgado impunidad absoluta. He ahí los casos inmobiliarios de Manuel Bartlett y de Irma Eréndira Sandoval Ballesteros y el “periodista” John Ackerman.

Sin duda, es una barbaridad generalizar y acusar de corrupto al gobierno integrado por millones de mexicanos que, como dijo el brillante y honesto Enrique Peña Nieto, no se levantan todos los días pensando cómo joder a México. Pero…

¿Qué le parece el decretazo con el que blinda las obras de su administración otorgándoles nivel de Seguridad Nacional y ahuyenta, así, a chismosos reporteros y suspicaces organismos autónomos del gasto ejercido en el gobierno de la 4T?

Bueno, bueno. En realidad con el decretazo blinda a los altos mandos de la Secretaría de la Defensa Nacional que fueron pillados, merced a un reportaje de colegas de Latinus, con severas anomalías que implican corrupción en un universo de 976 contratos de la obra del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles.

Resulta que 70% de esos contratos no se licitaron y en 30 por ciento invitaron a tres personas para entregar los contratos. El exceso es que los contratos fueron para empresas fantasmas y algunas que no tienen relación alguna con el tipo de la obra y es el caso de una alquiladora de juegos infantiles que operó como proveedora de tractocamiones.

No se requiere hacer comparación alguna con ninguna administración pasada, lo denunciado en el reportaje divulgado por la red de Latinus es una muestra contundente de actos de corrupción que implica presupuesto federal, es decir, dineros públicos y exige investigación de oficio que concluya con la aplicación de la ley porque hay responsables.

Pero la respuesta del dueño del poder, de Su Alteza Serenísima Andrés Manuel I, es un decreto de unos cuantos párrafos redactados y enviados para su publicación en el Diario Oficial de la Federación la tarde del pasado lunes 22 de noviembre y entró en vigor al día siguiente de su publicación, el martes. ¡Vaya impunidad!

La reacción en contra de ese decreto fue general entre la oposición legislativa y partidista y de órganos autónomos, incluso el propio Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) al que de inmediato el Duce descalificó pero olvidó que precisamente este Instituto posibilitó conocer la Estafa Maestra, por citar un caso emblemático.

El INAI alista controversia constitucional contra ese decreto, camino que también seguirá la oposición y organizaciones ciudadana ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Hay elementos de sobra que prevén prosperen las demandas contra esa decisión personalísima de Su Alteza Serenísima.

Hay la percepción pública de que los espacios cedidos a las Secretarías de la Defensa Nacional y a de Marina Armada de México, no podrán ser revocados al término de la administración de la 4T. Lo cierto es que procede revocarlos. El suceso del Duce lo puede hacer como Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas y depositario del Poder Ejecutivo Federal.

Por de pronto, permítame el exceso pero éste fue un singular golpe de poder con implicaciones de autogolpe de Estado silencioso y acordado con las Fuerzas Armadas que están por todos lados.

Lea usted lo que dispone el artículo primero de este “ACUERDO por el que se instruye a las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal a realizar las acciones que se indican, en relación con los proyectos y obras del Gobierno de México considerados de interés público y seguridad nacional, así como prioritarios y estratégicos para el desarrollo nacional (…).

“ARTICULO PRIMERO.- Se declara de interés público y seguridad nacional la realización de proyectos y obras a cargo del Gobierno de México asociados a infraestructura de los sectores comunicaciones, telecomunicaciones, aduanero, fronterizo, hidráulico, hídrico, medio ambiente, turístico, salud, vías férreas, ferrocarriles en todas sus modalidades energético, puertos, aeropuertos y aquellos que, por su objeto, características, naturaleza, complejidad y magnitud, se consideren prioritarios y/o estratégicos para el desarrollo nacional”.

No cita por su nombre a las obras del aeropuerto Felipe Ángeles o la refinería de Dos Bocas ni el Tren Maya o el Tranístmico. Un asunto de sentido común de los mexicanos, del que se burla el licenciado presidente que, por si fuera poco, se asume salvador de México. Veamos.

A una pregunta de la colega Maya Averbuch, reportera de Bloomberg News, Su Alteza Serenísima Andrés Manuel I, reveló:

“Nada más imaginen, si no se hubiese dado el cambio en el 18, ya Pemex estaría en bancarrota, la Comisión Federal lo mismo, y un caos en el país. No soy adivino, pero tengo sensibilidad. Si no hubiese cambiado esa política de saqueo, el país estaría hundido, no hubiesen podido enfrentar la pandemia como lo hicimos, hubiese costado muchísimo más vidas, estaría el país destrozado.

“Ahora no, nosotros tenemos estabilidad económica, financiera, no se endeudó al país, no se ha empobrecido al pueblo a pesar de la crisis económica y el prestigio de México está por lo alto. También para ubicarnos, porque ustedes imaginen si se hubiesen continuado con los mismos planes, esto que hicieron”.

No se ría, eso dijo el licenciado presidente. En serio; o sea, no serían los más de 290 mil muertos por Covid19 reportados oficialmente por la SSA, ni los casi 4 millones de contagiados por el virus y habría más de los 5 millones de pobres generados en la administración de la 4T, ni…

Y de corrupción, ya ni hablar; menos del abandono de entidades en manos del crimen organizado porque los gobernadores no son ni han sido del agrado de Su Alteza

Y en el cambio de candidato a gobernador del Banco de México, el licenciado presidente tomó la decisión que le corresponde, pero desde agosto pasado y el imprevisto anuncio impactó a los mercados y al cambio de moneda. Pero se puede equivocar y volver a equivocarse.

–¿Le encontraron alguna irregularidad a Arturo Herrera, presidente?—preguntó un colega al licenciado López Obrador.

–No, ninguna –respondió–. Lo que pasa –justificó– es que queremos que siempre sean mejores y con hechos demostrar que se les da participación a las mujeres (en alusión a la propuesta de la Subsecretaria de Egresos de la SHyCP, Victoria Rodríguez Ceja).

–¿Le perdió la confianza a Arturo Herrera, presidente?

–No, no, es que tenemos que buscar siempre lo mejor y consideramos que, dadas las circunstancias, es muy importante que sea Victoria Rodríguez—respondió el licenciado López Obrador.

Y del impacto que tuvo esta decisión en los mercados financieros, en el tipo de cambio, ¿no le preocupa, presidente?, le plantearon.

–No, no, es que eso no es serio –descalificó–. Se está moviendo el tipo de cambio porque se está fortaleciendo el dólar, pero es un fenómeno mundial, externo, no tiene nada que ver con el nombramiento del gobernador del Banco de México, son otras cosas.

–¿Invitará a Arturo Herrera a formar parte de su gabinete?

–Lo vamos a ver en su momento, no lo descartamos, pero no se va a resolver pronto—dijo Su Alteza Serenísima y sonrió por su broma.

Lo dicho, Nueva York y Washington, la foto con Míster Biden y Monsieur Trudeau influyeron en el inicio de la nueva ruta en el ejercicio del poder que Andrés Manuel no comparte. Digo.

sanchezlimon@gmail.com  www.entresemana.mx   @msanchezlimon  @msanchezlimon1

Te puede interesar