Inicio ColumnistasEpistolario Epistolario

Epistolario

por redfinanciera
  • La impunidad tiene precio
  • Por Armando Rojas Arévalo

RedFinancieraMX

ANDREA: Me preguntas que está pasando en este país, en el que la violencia, la inseguridad y la impunidad caminan abrazados y asechan en cada esquina. Te respondería que la impunidad beneficia a alguien, al que la otorga, aparte del delincuente.

La impunidad tiene un precio. Por ejemplo, un juez exonera o le perdona los delitos al delincuente contumaz, por una paga. En política, el funcionario se hace de la “vista gorda” por ser cómplice del servidor corrupto, o porque después se lo cobrará en favores.

Hay impunidades que hacen sospechar que hay motivos aviesos detrás de ellas. ¿Qué puede haber en el “ignorar” el vandalismo que cometen jóvenes encapuchados en las protestas sociales? ¿Por qué las autoridades dejan pasar por alto, el ultraje a la Bandera Nacional, a la Rectoría de la UNAM y la violencia contra valores artísticos patrimonio de la nación, como los murales de SIQUEIROS en la Universidad? ¿Por qué no se castiga a los jóvenes normalistas del Estado de México que se dan el lujo de secuestrar camiones de pasajeros con todo y choferes y dejar sin servicio de transporte a ciudades importantes de la vecina entidad? ¡Por qué se tolera que otros normalistas bloqueen las vías del tren que llevan o sacan mercancías del puerto Lázaro Cárdenas, en Michoacán? ¿O porque a los de la Normal Mactumactzá de Chiapas les permiten quemar camiones impunemente, cada vez que hacen una protesta callejera?

Cualquiera puede ya parar de cabeza a la ciudad, pintarrajear, destruir inmuebles, sembrar el pánico o simplemente bloquear calles y avenidas, sin que haya autoridad que los quite y mucho menos los meta a la cárcel por ocasionar daños y perjuicios a la movilidad y a la economía.

Fíjate bien. En las tropelías y actos vandálicos cometidos por “estudiantes” ceceacheros, feministas y maestros de la CNTE, quiere decir mucho la edad de quienes los hacen. La impunidad es por el poder de daño, caos, miedo y la violencia que puede imponer la organización y la fuerza política que da el número de reclutas, agremiados o miembros.

Nadie que no tenga poder o dinero para comprar a la justicia, es impune. Aquí todo tiene un precio. La cárcel se hizo para los jodidos. Para aquellos que no pertenecen a ningún grupo que pueda ser cliente electoral. Por otro lado, ¿Cuál es el escenario que imaginamos puede ocurrir en el futuro, cuando la sociedad, harta de lo que pasa, decida tomar las calles de todo el país y poner en jaque al gobierno?

Tanta tolerancia y hasta beneplácito conduce a pensar que se están formando grupos de choque.

DE OTRAS COSAS, los caprichos le están costando al presidente. No sólo es el NAIM o el avión presidencial, o tal vez que en diciembre diga el señor que el Tren Maya se va a hacer estilo al precio que sea, “me canso ganso”, sino de acabar  o liquidar los contrapesos del sistema. Otro de sus errores fue la imposición de ROSARIO PIEDRA.

¿Con qué autoridad moral la señora puede erigirse como presidenta de tan importante institución, si no tiene el perfil que se requiere para tan delicado encargo? Además, empieza mal. Mintió al decir que no es dirigente de partido, cuando desde noviembre de 2015 fue designada integrante del Consejo Nacional de Morena y, por lo menos hasta octubre de 2019, continuó ocupando ese puesto. La ley es clara. No puede ser presidente de la CNDH quien sea miembro o directivo de un partido político.

POR LO DEMÁS, EL GOBIERNO DE QUERÉTARO ya la desconoció, al señalar que no recibirá ni hará caso de ninguna recomendación que provenga de la CNDH, mientras ROSARIO PIEDRA sea presidenta del organismo.

¿Eso es o que quiere el presidente?

EL PRESIDENTE LÓPEZ OBRADOR dejó entrever en su reciente visita a Yucatán, que si la gente  no quiere el Tren Maya, no se hará. Pero insiste. El Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) publicó este viernes en el Diario Oficial de la Federación (DOF) la Convocatoria al Proceso de Consulta Indígena y Jornada de Ejercicio Participativo Ciudadano sobre el Proyecto de Desarrollo Tren Maya. La convocatoria está dirigida a las autoridades e instituciones representativas de los municipios y las comunidades indígenas pertenecientes a los pueblos indígenas Maya, Ch’ol, Tseltal, Tsotsil, y otros, de los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, ubicados en el área de influencia del “Proyecto de Desarrollo Tren Maya”, así como a la ciudadanía en general de dichos estados.

MIENTRAS, “Radio Educación” está celebrando sus 95 años de servicios. Tristemente. Porque sus trabajadores, que son el pilar del organismo, no reciben las prestaciones de ley que les corresponden en este fin de 2019.

NOTIMEX, otro de los organismos del gobierno, está peor. Los despidos están a la orden del día.

EN TANTO, uno de los principales retos para la minería es cambiar la percepción que se tiene de esta industria y romper los mitos alrededor de la actividad, como es la idea del consumo exagerado de agua potable. Independientemente de que en este sector estén metido intereses extranjeros –Canadá y China, por ejemplo- que se lleven las riquezas y dejan pobreza en los pueblos, hay cosas que debemos saber mejor-

De acuerdo a las estadísticas del agua en México 2018, dado a conocer por la Conagua, el sector agrícola consume el 76.04 por ciento del agua disponible, seguido del 14.38 por ciento para el abastecimiento público, 4.72 para energía eléctrica, excluyendo hidroelectricidad, y sólo el 4.86 por ciento es utilizado por la minería. El 60.9 por ciento del agua utilizada a nivel nacional proviene de fuentes superficiales (ríos, arroyos y lagos) y el 39.1 por ciento restante, de fuentes subterráneas (acuiferos).

armandorojasarevalo@gmail.com

rojas.a.armando@hotmail.com

Te puede interesar