Inicio Economía Equilibrar desigualdades mejorará pensiones en México

Equilibrar desigualdades mejorará pensiones en México

por Redacción
  • Está posicionado en el lugar 32 de 34 sistemas analizados con 45.3 puntos de un total de 100

RedFinancieraMX

De acuerdo con el Índice Global de Pensiones de Mercer de Melbourne 2018 (MMGPI), México está posicionado en el lugar 32 de 34 sistemas analizados con 45.3 puntos de un total de 100, sólo por arriba de India y Argentina.

El comparativo en sistema de pensiones a nivel mundial, expone que el país enfrenta problemáticas que afectan su calificación en corto y largo plazo. El envejecimiento de su población, la disminución de las tasas de natalidad, así como la falta de retiros sólidos, son factores que implican un desafío para los responsables del desarrollo de políticas públicas.

En ese sentido, se deberán equilibrar estas desigualdades y brindar seguridad financiera a los jubilados, lo cual resultará favorable tanto para el individuo como para la sostenibilidad de la economía mexicana, destacó la firma que ofrece asesoramiento y soluciones tecnológicas, Mercer, en su estudio.

Según el MMGPI, México tiene una calificación “D” (igual que en 2016 y 2017) en un rango de la “A” a la “E”, lo que significa que el sistema de pensiones tiene algunas características deseables, pero cuenta con debilidades u omisiones que necesitan ser abordados como su diseño, ahorro y recaudación. Sin esas mejoras, su eficacia y sostenibilidad están en duda.

“En años anteriores, México había tenido una calificación razonable en uno de los subíndices del estudio: sostenibilidad. Este año los puntajes son bajos al menos en dos rubros Adecuación (37.3), Sostenibilidad (57.1); mientras que en términos de Integración (41.6) se encuentra tan solo siete puntos arriba de la media, comentó el director de Consultoría en Retiro en Mercer, Jorge Servín.

En un comunicado, precisó que en términos de sostenibilidad, México es similar en su puntuación a Estados Unidos, debido a la reforma del Sistema de Seguridad Social, en donde pasó de un esquema de Beneficio Definido a uno de Contribución Definida (Afores).

Sin embargo, el promedio cae cuando se mide el subíndice de Adecuación, que registra el ajuste de la pensión universal, y donde el país tiene la calificación más baja con 37.3 puntos, similar a la India.

Expuso que en este sentido hay áreas de oportunidad en los planes privados en las empresas, en relación con la práctica de pagos únicos (en lugar de pensión mensual), así como de bajo nivel de reemplazo esperado en la jubilación, agregó.

“Con respecto a 2017, México tiene una mejora en el subíndice de Integridad. Lo anterior relacionado con el nivel de regulación de incentivos fiscales para complementar ahorro voluntario y planes privados; también guarda relación con el control de riesgos y compliance, y con la posibilidad de tener planes de Beneficio Definido no fondeados”, explicó el vocero.

Así, de acuerdo con especialistas de Mercer, el valor general del índice podría mejorar si se toman en consideración aspectos como: elevar la pensión mínima disponible para los más pobres, contemplar un requisito que establezca que parte del beneficio de jubilación de los planes de pensiones privadas debe tomarse como un flujo de ingresos.

Aumentar el nivel de las contribuciones financiadas para incrementar así el nivel de los activos a lo largo del tiempo, mejorar requisitos normativos del sistema privado de pensiones, así como los que establecen los gobiernos para el sistema de pensión privada, incluida la necesidad de niveles mínimos de financiamiento en planes de beneficios.

Destacó que a nivel América Latina, Chile compite con los mejores países del mundo con el lugar octavo global con 69.3 puntos de 100 posibles en una categoría “B”. Colombia con 62.6 puntos y Perú con 62.4 puntos, ocupan una posición “C+”; Brasil con 56.5 puntos tiene una posición “C”, mientras que Argentina es el último lugar de la tabla con 39.2 puntos y una posición “D”.

Mientras que a nivel global, el Índice, que mide 34 sistemas de pensiones, muestra que Holanda y Dinamarca (con puntajes de 80.3 y 80.2 respectivamente) ofrecen sistemas de ingresos de jubilación de clase mundial de grado A con beneficios, sostenibles y con un alto nivel de integridad, lo que demuestra su preparación para el envejecimiento del mundo.

Sin embargo, al igual que en Latinoamérica, en todos los resultados fue común la creciente tensión entre la adecuación y la sostenibilidad del sistema de pensiones, lo cual fue evidente al examinar los resultados en Europa.

Dinamarca, Holanda y Suecia obtienen calificaciones A o B tanto por su adecuación como por su sostenibilidad, en tanto, Austria, Italia y España obtienen una calificación B por su adecuación; pero una calificación E por sostenibilidad, lo que indica áreas importantes que necesitan reforma.

Por su parte, el encargado del estudio y socio principal de Mercer Australia, David Knox, dice que el punto de partida natural para tener un sistema de pensiones de clase mundial es garantizar el equilibrio correcto entre la suficiencia y la sostenibilidad.

Agregó que no es suficiente que un sistema sea sostenible o adecuado; una dimensión emergente del debate sobre lo que constituye un sistema de clase mundial es la “cobertura” y la proporción de la población adulta que participa en el sistema.

En cuanto al futuro, la firma precisó que algunos sistemas de pensiones enfrentan un camino más empinado hacia la sostenibilidad a largo plazo que otros, y todos comienzan desde un origen diferente con sus propios factores únicos en juego.

Sin embargo, todos los países pueden actuar y avanzar hacia un mejor sistema. A largo plazo, no existe un sistema de pensiones perfecto, pero los principios de “mejor práctica” son claros y las naciones deberían considerar la creación de condiciones políticas y económicas que hagan posible los cambios necesarios.

Te puede interesar