Inicio Economía Es momento de comprar acciones en Bolsa Mexicana tras desplome

Es momento de comprar acciones en Bolsa Mexicana tras desplome

por Redacción
  • Generará rendimientos positivos a los inversionistas

RedFinancieraMX

Con el desplome que acumula la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), de 20 por ciento en lo que va del año, es momento de comprar acciones, lo que generará rendimientos positivos a los inversionistas, de acuerdo con SNX Consultores.

El director general de la firma de inversiones, Carlos Ponce, dijo que cuando la mayoría de los inversionistas están preocupados, manifiestan su miedo con la venta de acciones y surge la posibilidad de posicionarse de manera única en empresas con activos sustancialmente subvaluados, aseguró.

Explicó que “al igual que todo con el tiempo, el miedo se desvanecerá, las empresas recuperarán la confianza y el resultado en los próximos meses en que el precio de dichas acciones comienza a aumentar reconociendo valuaciones más realistas, y mucho menos temerosas”.

Por otro lado, los inversores que compran en momentos de miedo, deberán después encontrar el momento más oportuno para vender, sobre todo acciones que aumentan en precio más allá de su valor, lo que llama la codicia.

“Lo curioso de la codicia es que no tiene límite. Si las acciones suben un 100 por ciento, el accionista se entusiasma y espera que pueda tener un aumento adicional del 150 por ciento y después 200 por ciento. Los inversores típicos no buscan oportunidades para obtener ganancias, tienen la esperanza de obtener ganancias aún mayores”, detalló.

Agregó que una vez que la inversión comienza a subir, los participantes con ganancias cuentan a sus amigos y a muchas otras personas que escuchan sobre las ganancias y no pueden resistirse a participar también, lo que ayuda a aumentar aún más el precio.

“La codicia no lo ayudará a establecer un plan de inversión a largo plazo, confiable y rentable. La clave es atender que el precio no haya subido por encima de las valoraciones apropiadas”, indicó el directivo en un reporte.

Refirió que cuando se trata de invertir, por lo general las personas toman decisiones de dos maneras. La primera forma se basa en modelos matemáticos y estadísticas; la segunda, por medio de sus sensaciones, como lo hacen los jugadores de póker.

No obstante, abundó, rara vez los dos estilos son mutuamente excluyentes y ejemplifica que cuando se busca comprar un auto se conoce el precio, el rendimiento por litro de gasolina y las calificaciones en reportes de consumidores, pero al saber que tiene asientos con calefacción, se saca la chequera y se compra.

“El mismo tipo de lógica se aplica a las acciones, y las motivaciones detrás de por qué las personas las compran”, puntualizó.

Te puede interesar