Inicio Deportes Falleció Ernesto canto, gloria de la marcha mexicana

Falleció Ernesto canto, gloria de la marcha mexicana

por redfinanciera
  • (RedFinancieraMX) Tenía 61 años de edad

Este viernes 20 de noviembre, víctima del cáncer falleció a los 61 años de edad el exmarchista mexicano Ernesto Canto Gudiño en un hospital del Estado de México. Ernesto es considerado como una de las glorias tricolores en la marcha a nivel mundial.

Nacido el 18 de octubre de 1959, Ernesto Canto conquistó los honores no solo por subir a lo más alto del podio en la marcha de 20 kilómetros durante los Juegos Olímpicos de 1984 en Los Ángeles, California, sino porque fue el primer y único mexicano en completar oros en el denominado ciclo olímpico, con sus éxitos en la misma disciplina y distancia durante los Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe de 1982 en La Habana, Cuba; en 1983 conquistó la aurea en los Juegos Panamericanos de Caracas, Venezuela y le puso la cereza al pastel con la de medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles en 1984.

En 1982, Ernesto consiguió también metal dorado en el Campeonato Mundial de 1983 en Helsinki con un tiempo de 1:20:49, después de lo cual recibió el Trofeo de la Hispanidad y la Federación de Atletismo Amateur (IAAF), lo nombró el “Mejor Andarín del Mundo”.

Un año pletórico para Canto fue 1984, ya que antes de conseguir la de oro en los Juegos Olímpicos impuso marca mundial de la hora en el Grand Prix de Softland, en Bergen, Noruega y también rompió el récord en la prueba de los 20 kilómetros con crono de 1:18:38.

El 3 de agosto de 1984 quedó grabado en la mente de todos los mexicanos ya que, soportando una temperatura de 38 grados, Ernesto Cantó llegó a la meta de los 20 kilómetros de caminata en el memorial Coliseum ante alrededor de 80 000 espectadores, delante del regiomontano Raúl González y del italiano Mauricio Damilano, quienes se quedaron con plata y bronce y por vez primera dos banderas mexicanas ondeaban en una premiación olímpica.

El prestigiado marchista mexicano recibió el Premio Nacional del deporte en 1981, después de coronarse en la Copa del Mundo en Valencia, España.

Para conseguir el oro olímpico, Ernesto Canto declaró que recorrió más de 40 000 kilómetros durante su preparación, con lo cual le hubiera dado la vuelta al planeta.

Ernesto Canto destacó entre un enorme grupo de extraordinarios marchistas mexicanos, aunque su figura a seguir fue el sargento José Pedraza, a quien admiró desde que ganó plata en los Juegos Olímpicos de México 68.

Descanse en paz.

Te puede interesar