Inicio NacionalPolítica Fustigan diputados al titular de Hacienda

Fustigan diputados al titular de Hacienda

por Redacción
  • Los datos de la economía contradicen las expectativas y promesas de Peña Nieto: Padierna
  • Por Javier Bárcenas

RedFinancieraMX

La presidenta en turno de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, María de los Dolores Padierna Luna, dijo que el informe es una amplia explicación de las reformas estructurales que, según prometió Peña Nieto, harían mejorar la economía y sin embargo la realidad y todos los datos oficiales contradicen esas expectativas.

Al concluir la participación del secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio González Anaya, en la exposición de la glosa del VI Informe de gobierno de Enrique Peña, Dolores Padierna señaló que a la fecha, se han otorgado 107 contratos para la exploración y explotación de hidrocarburos con una inversión prometida de 160 mil millones de dólares durante 2015 a 2024.

Es decir, un promedio de 5 mil millones anuales. Pero lo que dice el informe es que a diciembre de 2015 a junio de 2018, en dos años y medio, sólo han invertido 733 millones de dólares, el 12.4 por ciento de lo comprometido. “Ese es el resultado de la inversión energética”.

Dolores Padierna tomó la palabra a pasar de la molestia de los legisladores, quienes reclamaban su intervención inoportuna, pero la legisladora siguió hablando hasta terminar su posicionamiento.

“En caso, en los primeros años… A ver, perdóneme, aquí doy yo la palabra y estoy en el uso de la palabra, usted no me puede interrumpir. Pido a los diputados guardar silencio, guardar compostura, sentarse, porque este fue un acuerdo de la Mesa Directiva, íbamos a concluir con la intervención del diputado Ramírez Cuéllar porque estamos en el Poder Legislativo y el Poder Legislativo es el último que tiene la palabra, no el Poder Ejecutivo, por eso estoy hablando yo a nombre del grupo mayoritario en esta Cámara”, dijo Dolores Padierna.

En los primeros años de gobierno se logró mantener la inflación dentro del rango del Banco de México, sin embargo, en 2017 la inflación se disparó debido a la liberalización de los precios de los energéticos, lo que ha continuado en todo el año 2018.

Las finanzas públicas que dejará la administración de Peña Nieto al próximo gobierno, son muy preocupantes y van a limitar el desarrollo en adelante.

Durante los años del gobierno de Peña Nieto se recurrió al endeudamiento para compensar la caída de los ingresos petroleros, y llevaron la deuda a casi 50 por ciento del producto interno bruto, haciéndose ahora insostenible.

“En conclusión, en conclusión el informe hace un análisis… Ruego a los diputados del PRI guardar silencio y sentarse en sus sillas. A ver, guarden silencio y siéntense. Estamos respetando un acuerdo de la Mesa Directiva. Estamos en el Poder Legislativo y no será la visión del Ejecutivo lo que prevalezca en este recinto!”.

Y luego dijo: “Nosotros, la mayoría democrática, vamos a cambiar el modelo económico, haremos finanzas públicas basadas en la austeridad republicana y le daremos vuelta a la historia. Que viva la mayoría democrática que ganó en la elección”.

Cuestionan sobre gasolinas, ingresos tributarios y gasto corriente

Durante la comparecencia del titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, José Antonio González Anaya, diputados de todos los grupos parlamentarios lo cuestionaron sobre la deuda pública, el aumento de la gasolina,  sector salud, gasto público, crecimiento económico, ingresos tributarios y gasto corriente.

En la tercera ronda de preguntas, el diputado Alfonso Ramírez Cuellar (Morena) dijo que la presencia del secretario de Hacienda en San Lázaro tiene un enorme significado porque cierra una etapa que representa el ocaso de una forma de dirigir la economía del país.

“Nosotros vamos a establecer una austeridad de la buena; empezamos por los privilegiados, eso fue ayer, mañana vendrá la discusión y el debate sobre el salario miserable que ganan millones de empleados y trabajadores; ese tendrá que incrementarse porque al final de cuentas la desigualdad y la disparidad tienen que ver con el ingreso producto del trabajo. No será una austeridad letal empeñada a fuerza en el superávit primario”, afirmó.

En respuesta el secretario de Hacienda, reconoció que el país tiene enormes retos pero también avances, en este ejercicio en donde el crecimiento económico ha sido el más alto y la inflación la más baja en los últimos años, la deuda está manejable y en una trayectoria descendiente, los indicadores de salud, pobreza y bienestar se han mejorado.

Asimismo, se ha buscado y trabajado con convicción para tratar de llevar lo mejor al país y a todos los mexicanos. “Vamos a seguir trabajando así, hasta el 30 de noviembre, en que la transición sea también lo más tersa posible”.

El diputado Fernando Torres Graciano (PAN) comentó que cuando el presidente Enrique Peña Nieto tomó protesta en el 2012 ¿cuál era el costo del litro de la gasolina, cuál era la deuda, cuánto costaba el kilo de tortilla, el litro de leche, el costo de la canasta básica y cuánto va a costar en diciembre de este año, qué reservas recibieron y cuál era el crecimiento económico? Asimismo, saber cómo lo va a dejar.

Pidió al Congreso y al nuevo gobierno escuchar los argumentos en las propuestas y que cuando llegue el nuevo paquete fiscal, corregir los errores que hay actualmente. “Ojalá y sea un paquete fiscal pensando en el crecimiento del país, en la economía familiar y en lo que la gente nos ha pedido en las campañas”.

En su turno, González Anaya indicó que la deuda llegó con el 37 por ciento del PIB y se va a regresar como 45 por ciento del PIB, en parte la transparencia de los pasivos de Pemex, en parte el tipo de cambio, en parte la inversión. En tanto, el litro de gasolina en diciembre del 2012 fue de 10.8 pesos, y en diciembre del 2017, de 16.2. Hoy está en 19.2.

Las reservas hoy son, junto con la línea de crédito flexible, de 260 mil millones de dólares, y aproximadamente debieron haber estado muy cerca de 200 mil millones de dólares a principio de la administración.

La diputada Dulce María Sauri Riancho, del PRI, explicó que según el Informe en el Seguro Popular cuentan con 53.3 millones de afiliados; el IMSS con 67.3 millones de derechohabientes; el IMSS Prospera, con 13.1 millones, y el ISSSTE con 13 millones, lo que suman 146.7 millones, equivalente a más de 20 millones de la población actual de México, lo que revela un problema de duplicidad y problemas de registros y padrones.

De la misma bancada, la diputada Frinne Azuara Yarzabal dijo que a pesar de los esfuerzos que se han realizado para mejorar el gasto en salud, “aún queda un largo camino” para eficientar los servicios. “Se requieren fortalecer las acciones de prevención y promoción de la salud, así como incentivar estilos de vida saludables”.

Al responder, el funcionario explicó que en el caso del IMSS hubo un aumento de más 10 millones de derechohabientes, el ISSSTE un millón y el Seguro Popular un poco menos de un millón de personas, lo que se suma a los esfuerzos de ahorro mediante el modelo de Compra Consolidada de medicamentos –que generaron ahorros por 17 mil mdp.

Subrayó que el sector salud es quizás un ejemplo en el cual el gasto se mantuvo y se protegió, por mandato y por instrucciones y por convicción de esta administración. Reconoció que existen grandes retos en este sector por lo que se debe continuar trabajando en ellos, “pero durante estos últimos años vemos un ejemplo de cómo al aumentar la eficiencia del gasto se pueden tener resultados bien importantes y bien tangibles en beneficio de la población, sin aumentar tanto el gasto”.

La diputada de Encuentro Social, Adriana Lozano Rodríguez, señaló que mientras la anterior legislatura autorizó un gasto neto de 4 mil 888 millones de pesos, la Cuenta Pública de ese año muestra un gasto de 5 mil 256 millones de pesos, un gasto adicional nada más de 368 millones de pesos, por lo que preguntó por qué fue más lo gastado a lo aprobado y cómo fue ejercido ese adicional, además si existió una medida real de austeridad.

Reconoció que hubo esfuerzos por contener el gasto público, pero, sostuvo, no fueron suficientes. “No sirve de mucho que se anuncien medidas de austeridad y que el gasto al final del año haya sido mayor al autorizado”.

Al respecto, González Anaya explicó que la razón por la cual se ejerce un gasto por arriba del presupuestado es porque existen ingresos excedentes. Éstos se dividen en petroleros y los no petroleros, y la Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria es clara en cómo se utilizan. Precisó que los ingresos de las entidades de control directo o las empresas del Estado, CFE, IMSS, ISSSTE y Pemex, si tienen ingresos adicionales, dicha ley establece que se los pueden gastar directamente.

Agregó que existe otro tipo de ingresos excedentes como los que se cobran por los pasaportes, museos y zonas arqueológicas y si en este caso se recauda más de lo que está presupuestado, eso también y la Ley dice a dónde se tienen que ir. Subrayó que el gasto corriente se mantuvo constante en términos reales durante toda la administración.

El diputado Benjamín Robles Montoya (PT) refirió que de acuerdo con el Informe del presidente de la República, se señalan tres grandes asuntos: uno, que en México la deuda está en condiciones manejables; dos, presume la inflación de su sexenio y, tres, que en términos generales, hay estabilidad económica; pero, “lo que no cuenta, es que la deuda pública pasó de 5.4 a 10 billones de pesos del 2012 al 2017”.

Enfatizó que el alza de los precios de los principales productos de consumo “se fueron a las nubes durante su administración”. Inquirió qué dependencias cumplieron con los resultados comprometidos en el Plan Nacional de Desarrollo, según los sistemas de indicadores que coordina.

González Anaya señaló que la inflación promedio anual en este sexenio, es de 4 por ciento, “es la más baja que ha tenido una administración desde hace mucho tiempo, casi desde 1970”. Sostuvo que las expectativas de inflación hacia adelante se mantienen sólidamente ancladas pese al incremento que hubo el año pasado, lo cual da una confianza del manejo de la política monetaria que lleva el Banco de México.

Sobre el tema de la deuda, dijo, que está en niveles razonables, es manejable y, lo más importante, es una deuda que, debido al superávit primario que tuvo el gobierno federal el año pasado y que va a tener este año, está en una trayectoria descendente. Respecto a los casos de supervisión, indicó que en la parte de las atribuciones de la SCHP, se han hecho todos los trabajos que corresponden para asegurar la transparencia del ejercicio de gasto de todos los niveles de gobierno.

Por MC, el diputado Jorge Alcibíades García Lara recordó que al inicio de esta administración se prometieron tasas de crecimiento cercanas al 5 por ciento anual. “Hoy la realidad es que no estamos ni siquiera por la mitad de ese pronóstico. Aunado a esta situación, la inflación sigue aumentando y con ello el precio de los productos básicos para la subsistencia de las familias”.

Otro tema que ha pegado enormemente a la economía, es el aumento a las gasolinas. Tan solo en el último año se han incrementado alrededor del 18 por ciento, provocando una escalada de precios que el gobierno federal tampoco ha sabido hacerle frente. Preguntó cuáles fueron los factores para tener un crecimiento tan bajo, por qué no se cumplió con la promesa del crecimiento del 5 por ciento.

El secretario reconoció que el crecimiento del 2.5 no es al que  “aspiramos y el que quisiéramos tener”, pero el que se tiene es sólido, sostenido y constante. Explicó que esto tiene que ver con la caída del precio del petróleo que fue del 71 por ciento y que haya crecido, “habla de la fortaleza de la economía mexicana que se ha venido construyendo a lo largo de mucho tiempo, que sus fuentes de crecimiento son diferentes y que sus fuentes de crecimiento van más allá de la parte petrolera”.

Hoy somos una de las economías que más manufacturas exporta. Hace muchos años no se hubiese pensado que México sería una potencia manufacturera automotriz o que fuese a tener una industria aeroespacial que hiciera que más del 90 por ciento de los aviones nuevos tengan una parte mexicana.

El diputado Emmanuel Reyes Carmona (PRD) cuestionó dónde quedaron e invirtieron los incrementos en los ingresos tributarios que compensaron los petroleros; en qué se usan los recursos aportados por la Reforma Fiscal, desde 2014 a la fecha; cómo se explica que pese al aumento de los montos fiscales se hayan registrados elevados déficits fiscales y cómo se explica que se haya rebasado el presupuesto aprobado por la Cámara de Diputados.

Externó su preocupación por el incremento de la deuda y para que se usaron los recursos provenientes de la misma, la cual creció 14 puntos en tres años. Urgió a priorizar el presupuesto para las universidades, principalmente ante el colapso financiero que están presentando estas instituciones públicas del país. “Quiere ser culpable de que más de 537 mil alumnos que representan una tercera parte de la matrícula de los universitarios trunquen sus carreras”.

El titular de la Secretaría de Hacienda expresó que el tema de las universidades, es complejo y estructural, pues involucra a las instituciones, al gobierno del estado, SEP y SHCP; se ha trabajado para enfrentar esta situación y los recursos a las universidades estatales aumentaron de 47 mil millones de pesos a 66 mil millones de pesos, y el “gobierno federal ha cumplido en tiempo y forma estas contribuciones. Debemos ver qué ha pasado y porqué estos recursos no han sido suficientes”.

La Reforma Hacendaria permitió aumentar los ingresos tributarios y reducir la dependencia de los petroleros. Lo que fue fundamental cuando el precio del petróleo se cayó de 100 dólares por barril a 20, porque si no se hubiera presentado un problema de finanzas públicas. “Sirvió para diversificar los ingresos, sustituir los ingresos petroleros y fortalecer la posición fiscal del gobierno federal para así reducir la deuda”.

Del PVEM, el diputado Carlos Alberto Puente Salas señaló que las presiones al gasto van creciendo, así como los compromisos que se tienen y el pago a las pensiones son mayores; sin embargo, “no podemos descuidar el déficit de las finanzas públicas y, si bien, los balances macroeconómicos mantienen una trayectoria sostenible, nos encontramos en un periodo de transición democrática”.

En ese sentido, preguntó en qué estado se entregan las finanzas públicas a la siguiente administración, “porque se habla mucho y se especula”. Afirmó que con los resultados que entregan al próximo gobierno, “se van a tener muy altas posibilidades de éxito, pues se han sentado las bases y se ha trabajado con responsabilidad”.

Al responder, el funcionario precisó que se está entregando un país con una economía sólida y unas finanzas públicas sanas; con una trayectoria de deuda que esta en una trayectoria descendiente; hay un superávit primario en la cuenta fiscal, lo que permite fortalecer las finanzas; las reservas internacionales junto con la línea de crédito flexible suma 260 mil millones de dólares y “esto más que cubre la deuda pública externa, que son de más de 200 mil millones de dólares”.

Las cuentas externas, afirmó, están solidas por el lado de la balanza de pagos; la Inversión Extranjero Directa es de 1.5 por ciento del PIB, lo que cubre el déficit de la balanza comercial y de la cuenta corriente. Se tiene una económica que crece, finanzas públicas sólidas y un sistema financiero capitalizado, así como fondos de estabilización que permiten que en caso de que se enfrente alguna contingencia se tengan recursos que se puedan utilizar y hacer frente para pagar las necesidades más apremiantes del gobierno federal. Además, la estructura de ingresos esta diversificada y no se depende tanto de la variación de los precios del petróleo.

En su intervención final, el secretario de Hacienda y Crédito Público enfatizó que en un contexto mundial lleno de retos, México hoy transmite certidumbre y estabilidad, atrae inversión y genera empleo y, lo más importante, abre nuevas y más grandes perspectivas de crecimiento.

Reconoció que existen retos y esfuerzos por hacer, pero se lograron políticas económicas responsables, “difíciles, no siempre populares, pero cuyo último propósito fue el velar por las y los mexicanos”.

Sostuvo que en este periodo de transición se busca entregar buenas cuentas y la economía ha crecido 2.5 por ciento anual, más que de lo que ha aumentado en los últimos años y que lleva un crecimiento sostenido de 34 trimestres continuos.

“Queda mucho por alcanzar, pero los logros también hay que reconocerlos y eso pasa por toda la capacidad de todas las expresiones políticas aquí representadas, que sigan sumando lo mejor de sí para encarar la mejor manera los retos y tareas que tiene nuestro país, conservando lo bueno y cambiando lo que se tenga que cambiar”.

Te puede interesar