Inicio ColumnistasÍndice político Índice Político

Índice Político

por redfinanciera
  • Las odiosas comparaciones de la 4T con el PRD, PAN y PRI
  • Por Francisco Rodríguez

RedFinancieraMX

En medio de una crisis recesiva y estanflacionaria los gobiernos de Ciudad de México del pasado reciente, emergidos del PRD y con el apoyo de sus bases, no atizaron contradicciones ni enconos sociales. Entendieron que atender a fondo las desigualdades era la única forma de sobrevivencia, el pase de abordar para evitar que la nave naufragara.

Y pusieron el ejemplo. Adoptaron, contra los peores vaticinios, posiciones y actitudes que llevaron a la capital nacional a ser la primera generadora de empleo formal en la República y participar con el veinte por ciento del producto interno bruto, edificando una economía comparable con la de Egipto.

Recibió la CDMX la mitad de los turistas que visitaron España en el mismo lapso. Desarrollaron mecanismos inéditos de justicia social efectiva que la significaron entre las ciudades más adelantadas del mundo en ese renglón. Defendieron a capa y espada los derechos de las mujeres… mientras el morenismo rampante se hizo misógino, discriminatorio y machista.

El PRD en el gobierno de la Ciudad de México logró las mejores alianzas empresariales dentro y fuera del país para atraer la inversión generadora de empleos y de seguridad familiar. Logró el reconocimiento mundial por su lucha en favor del cambio climático.

El morenismo hecho gobierno, en cambio, ha abandonado la inversión, casi como si fuera perro del mal, y ha apostado en contra de las energías limpias y en favor del combustóleo y el carbón, altamente contaminantes, para proteger a sus socios en el Senado. Tuvo la osadía criminal de inundar las poblaciones en Tabasco para defender la insensatez de la refinería de Dos Bocas.

PAN y PRD supieron saber gobernar. Y hasta el PRI podría hacerlo 

El panismo mejor, el de los gobernadores nacionalistas, pudo convertir el Bajío en un gran polo de desarrollo industrial a la altura de los mejores del área latinoamericana. Hizo de esa región un enorme almacigo de empleo y de transferencia de tecnologías de punta. No reconocerlo es egoísta y mendaz.

El PRD y el PAN, cada uno por su lado, demostraron saber gobernar. Desestresaron un sistema que pudo abrirse a los nuevos tiempos con audacia y sensatez. Juntos, si olvidan diferencias ideológicas pueden ofrecer alternativas viables para enfocar y jalar hacia adelante, brincar la vara del aquelarre en el que nos hallamos.

Pueden ofrecer una plataforma ideológica que enfrente el retroceso brutal al que ha sometido al país una cauda de ignorantes sin fondo. Un gobierno de corte medieval que está acabando con las únicas posibilidades de crecer para bien de todos.

La nueva alianza electoral de cara a las elecciones intermedias puede y debe dar el campanazo. Ya lo ha demostrado en el pasado inmediato. Durante dos décadas pudo con el paquete. Hasta el PRI también está obligado a sacar fuerzas de flaqueza para demostrar que tiene cuadros capacitados para conducir el timón.

La llamada honestidad valiente encubre el crecimiento de la corrupción 

En el Día Internacional contra la Corrupción, según las cifras duras del INEGI, la prevalencia de actos corruptos en México pasó, en dos años, de 12 a 16 por cada cien habitantes. El costo de la corrupción aumentó 63.1% de 2017 a 2019. Cifras de Transparencia Internacional.

El 78% de los contratos del gobierno morenista son vía adjudicación directa, sin licitación posible. Pero Cuitláhuac García, el dizque gobernador de Veracruz, decidió rebasar las cifras y adjudicar en dos años el noventa y nueve por ciento de sus contratos. El subterfugio es llamado honestidad valiente.‎ Y el “caudillo” se jacta en luchar primero por los pobres.

Ni las reservas monetarias están a salvo cuando la codicia acecha 

Más allá de mayorías abrumadoras y subyugantes, se necesitan acuerdos entre partidos políticos para gobernar y una Cámara de Diputados que funcione para lo que fue creada. Es una imprudencia supina creerse autosuficientes. No basta con ganar elecciones, hay que garantizar gobernabilidad e impulsar una nueva forma de desarrollo social y regional. La experiencia reciente lo demuestra a plenitud.

El asunto del outsourcing amalgamó a los empresarios y obreros en contra. Hasta el Consejo Nacional Agropecuario tomó partido. Los ataques a la autonomía del Banco de México evidencian que ni las reservas monetarias están a salvo cuando la codicia acecha. En ese tenor se encuentran también las remesas de nuestros sufridos trabajadores desplazados por un sistema injusto en el exterior.

Nada les ha funcionado, Ni nada que se les pueda ocurrir en adelante 

La ignorancia del “caudillo” no le permite entender que debe sacar las manos de las elecciones, que contra las decisiones del INE para salvaguardar la limpieza de la elección no procede ningún derecho de réplica usando al pueblo como parapeto funcional.

Y la famosa vacuna contra el coronavirus, empezará a aplicarse a población abierta, masivamente, hasta después de las elecciones, si bien nos va. No les alcanzará como tablita de salvación popular. Bueno, es que nada les ha alcanzado: ni el cuento de Lozoya, ni el de García Luna, ni la fantasiosa aprehensión de Peña Nieto, ni la del real presidente Videgaray, ni nada que se les pueda ocurrir al cuarto para las doce. Ya doblan las campanas, se oye música de réquiem.

Nada alcanza como salvavidas electoral, porque sí hay cosas en política que no pueden comprarse con dinero, menos con engaños. El fracaso puede medirse desde ahora en números absolutos. Pero si se observa regionalmente es el acabose para un regimencito que duró exactamente tres meses.

Más de medio país se encuentra a la espera de la venganza en las urnas 

‎Desde marzo del 2019 el modito Tepetitán de gobernar empezó a enseñar sus grandes limitaciones, a quebrar su legitimidad, y desde entonces no ha dejado de caer en un tobogán de incertidumbre y de fracaso total. Hoy, no tiene un granero de votos en ningún lugar del país.

La nula experiencia y notoria ineficacia de Rutilio, Barbosa, Cuitláhuac, Cuauhtémoc, Adán Augusto y compañía no auguran nada bueno para Morena, aún en medio de un padrón generoso en el sur del país. Porque en el norte, la esperanza está perdida. Serán pasados a la báscula sin remedio.

La frontera norte y la frontera sur auguran derrotas para Morena. En el sur, Campeche, Tabasco y Yucatán están perdidos de antemano. El Bajío también. El Valle de México no está seguro. De los mejores gallos, Durazo en Sonora, Navarro en Nayarit, la defraudadora Indira Vizcaíno en Colima, sienten los vientos de fronda.

Guerrero, Jalisco y Sinaloa, en la olla. Norte, Sur, costas, Bajío, centro y norte del país, esperando la venganza de las urnas, la hora de los hornos.

No tiene el partido oficial para dónde hacerse.

Las columnas de mujeres, el sesenta por ciento del padrón, están en pie de guerra.

Los militares y la burocracia lastimada, igual.

‎El costo electoral sólo es comparable con el fracaso del gobiernito.

¿No cree usted?

Índice Flamígero: La dirigencia nacional del Movimiento de Regeneración Nacional, Morena difundió este domingo un spot en el que cuestiona fuertemente la posibilidad de una alianza entre el PAN, PRI y PRD en las elecciones federales y locales del 2021, con el propósito de lograr restarle la mayoría que actualmente tiene en la Cámara de Diputados. Bien dice el refrán aquello de que el miedo no anda en burro… ¿o ganso?

https://www.indicepolitico.com

indicepolitico@gmail.com

@IndicePolitico

@pacorodriguez

Te puede interesar