Inicio Economía México debe ir creando un fobaproa popular, para apoyar a las clases populares y medias

México debe ir creando un fobaproa popular, para apoyar a las clases populares y medias

por redfinanciera
  • Hay que ir pensando en un Nuevo Acuerdo de Nación
  • Nada será igual en el mundo ni en México después de la pandemia
  • Por Alejandro Rojas Díaz-Durán

RedFinancieraMX

El Secretario de Hacienda del Gobierno Federal, Arturo Herrera Gutiérrez, debe presentar, a la brevedad posible, un Plan de Emergencia Económica Nacional, que alivie el golpe económico que recibirán los sectores populares y las clases medias, particularmente a los millones de mexicanos que no tienen seguridad social y que, literalmente, viven al día.

Tenemos que ofrecerles como partido en el poder un FOBAPROA popular y para las clases medias de México.

Ahora les toca recibir apoyo a todos aquellos que nunca fueron favorecidos por las políticas neoliberales y que sobre sus espaldas recayeron todos los rescates de los banqueros, de los especuladores y de los que amasaron grandes fortunas al amparo del poder político.

En ese Plan de Emergencia Económica Nacional el Gobierno de la República deberá asumir varias de las deudas de luz, agua, internet, telefonía; rentas; incentivos fiscales; condonaciones de obligaciones fiscales; créditos de tarjetas de crédito; créditos hipotecarios; créditos y financiación para comerciantes, profesionistas, pequeños y medianos empresarios, que son los que generan la mayoría del empleo en México.

Es decir, se debe suspender el cobro de créditos hipotecarios, tarjetas de crédito y capital de trabajo por 3 meses, eliminando recargos e intereses, para evitar que se le califique como crédito moroso en el buró de crédito.

El cobro se reanudará al finalizar la emergencia del COVID-19. Éste cobró se realizará en pagos diferidos durante la vigencia del crédito, para evitar un pago por 3 meses en una sola exhibición.

También deberá incluir proyectos de inversión pública-privada en todas las regiones del país.

Si seguimos pagando el rescate de los más ricos de México a costillas de las clases medias y populares, es hora de retribuirles y de no dejarlos solos ni descobijados.

Es tiempo de hacer justicia.

En esta fase de la contingencia sanitaria por el COVID-19, es indispensable ir trabajando y proyectando lo que deberá ser el nuevo régimen político democrático y un nuevo modelo de desarrollo económico, en el que se potencialicen las fortalezas de México y redefinir un Nuevo Acuerdo por la Nación, que sustente las bases de un andamiaje jurídico e institucional necesario para enfrentar los desafíos que como humanidad y como país estamos enfrentando.

Las crisis que ha sorteado la humanidad en la historia, nos han enseñado que éstas también son una fuente extraordinaria de oportunidades para realizar los grandes cambios que la sociedad anhela.

La gente votó por un cambio verdadero, por Morena y por quien representa esa esperanza: el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Es el momento de demostrarles que millones de mexicanos no estaban ni están equivocados.

Morena no puede estar indiferente y sin propuestas concretas para paliar el impacto recesivo en la economía nacional y sentar las bases para un nuevo modelo de desarrollo económico que genere prosperidad, crecimiento sustentable y sostenido, empleos bien remunerados, que extirpe la pobreza, la desigualdad.

Te puede interesar