Inicio EntretenimientoEspectáculos “Mis huellas a casa”, en la pantalla grande de Cinépolis

“Mis huellas a casa”, en la pantalla grande de Cinépolis

por Redacción
  • Narra la aventura de Bella, una perra que se embarca en un épico viaje de 400 millas para volver a su casa

RedFinancieraMX

Charles Martin Smith vuelve a las películas de animales con “Mis huellas a casa”. La trama gira en torno a la pequeña Bella, una perrita a la que Lucas, un joven animalista, rescata de los escombros de un edificio. Ambos se encariñan enseguida y pasan unos meses juntos, pero por crueldades de la vida

Cada cierto tiempo se pueden encontrar sorprendentes noticias sobre comportamientos de animales domésticos extraviados que regresan tiempo después a sus hogares motivados por el cariño y fidelidad que profesan hacia sus cuidadores.

“Mis huellas a casa” es una de esas historias. Recreada a partir de la llegada al mundo de Bella, cuenta su naturaleza callejera en un hogar de escombros donde la convivencia entre perros y gatos es posible. Su adopción, el descubrimiento de la vida doméstica y un sin fin de juegos junto a sus nuevos responsables humanos, ocupan su juventud. Hasta que se rompe al topar con las leyes sobre animales declarados como peligrosos de Denver.

Charles Martin Smith  demuestra una vez más su pasión por los animales y dirige esta emotiva aventura perruna, dando todo el protagonismo a Bella. Narrada en primera persona desde tierna cachorrita, -con la voz original de Bryce Dallas Howard-, va describiendo y descubriendo un apasionante mundo de emociones.

“Mis huellas a casa” es amena, agradable, y tierna de disfrutar. Aporta valores sociales como la ayuda de animales para personas con problemas, y critica el abuso legal de la autoridad frente al bien social que estos animales puedan aportar. Aunque también debería buscar el equilibrio con quienes padecen agresiones animales provocadas por una mala educación o adiestramiento en razas potencialmente peligrosas.

Su mayor interés reside, principalmente, en la narración de la protagonista, en su banda sonora que acompaña y transfiere emoción a las imágenes, y sobre todo en la interacción entre los animales, que en su mayor parte han tenido que ser digitales.

En la cinta queda claro que las relaciones entre gatos, ardillas, lobos, pumas y demás fauna, quedan supeditadas al control de protección de animales, teniendo que recurrir a la animación para poder ofrecer ciertos planos imposibles debido a la propia naturaleza de los mismos protagonistas.

“Mis huellas a casa” es una historia de separaciones, de amor y de cariño. Habla del beneficio que pueden aportar estas mascotas para terapias familiares y sociales, y hasta se permite criticar el racismo canino con cierta sutilidad.

Lucas, Bella y Olivia

Jonah Hauer-King (Lucas) hace su primer papel (casi) protagonista en una gran producción y, aunque unos pocos minutos en pantalla no bastan para juzgarle, sus hoyuelos están a la altura de la adorabilidad que exige el papel. Le acompañan Alexandra Shipp (‘X-Men: Apocalipsis’, ‘Con amor, Simon’) y Ashley Judd (‘Heat’, ‘Frida’). Ambas cumplen su función, y siempre es fantástico verlas en pantalla, pero no hay nada destacable en su actuación, por la misma razón que no la hay en la de Hauer-King: ellas no son las protagonistas. Ashley Judd, además, repite bajo la dirección de Martin Smith, con quien ya trabajó en ‘La gran aventura de Winter el delfín’.

La película ya se exhibe en Cinépolis con mucha aceptación.

Te puede interesar