Inicio Finanzas Peso en la senda de la normalidad, pese a renuncia de Urzúa

Peso en la senda de la normalidad, pese a renuncia de Urzúa

por redfinanciera
  • Por Ricardo Jiménez

RedFinancieraMX

A cinco días de haber renunciado el Secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, el peso regresó a la normalidad al observarse hacia finales de esta semana cotizaciones cercanas a los 19 pesos por dólar, debido a la percepción de los participantes del mercado que la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos realizará muy pronto el recorte de su tasa de interés de referencia.

El tipo de cambio peso-dólar había iniciado la semana con relativa calma e inclusive rompió nuevamente el precio de “soporte” de los 19 pesos, tras finalizar el lunes en un precio de 18.9025 pesos.

Sin embargo, el martes 9 de julio, el exsecretario de Hacienda, Carlos Urzúa presentó su renuncia mediante una carta en la que cuestionaba las decisiones que tomaba la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, la moneda mexicana se vio presionada hasta alcanzar un precio máximo de 19.3550 pesos por billete verde, observándose una depreciación cercana a 1.50%.

La paridad peso-dólar corrigió sus pérdidas, tras presentar cotizaciones por debajo de los 19.10 pesos, observándose un precio de 19.009 pesos por dólar hacia el cierre de las operaciones del viernes pasado, además de registrar una revaluación semanal de 0.09%.

El fortalecimiento de la moneda mexicana frente al dólar estadounidense se debió en parte al voto de confianza que le dio el mercado financiero al nuevo secretario de Hacienda, Arturo Herrera, sin embargo, lo que más influyó fue el futuro de la política monetaria estadounidense.

En el mercado financiero se comienza a especular sobre un recorte de la tasa de interés de referencia de la Reserva Federal, lo cual podría ocurrir en la reunión de la Comité de Mercado Abierto de la Fed, prevista para el 31 de julio, actualmente la tasa de interés se ubica en 2.50%

La razón principal es que la inflación estadounidense se encuentra por debajo del objetivo de la autoridad monetaria, es decir del 2%. La inflación de junio se ubicó en 1.6%, mientras que, en dos comparecencias del presidente de la Fed, Jerome Powell, ante el Congreso de Estados Unidos, comentó que persisten los riesgos a la baja para el crecimiento económico de su país y para la inflación.

Los participantes del mercado bajo esa expectativa asumen que es altamente probable que la Reserva Federal adopte una postura más acomodaticia en alguna de las siguientes reuniones, con un recorte de al menos de 25 puntos base.

Algunos de los miembros del Comité de la Fed mencionaron que una política monetaria más acomodaticia podría ser apropiada, si la información que vaya surgiendo muestre un deterioro adicional en el panorama económico.

Además, dijeron un recorte en el corto plazo en el objetivo para la tasa de los fondos federales podría ayudar a amortiguar los efectos de posibles choques adversos futuros a la economía, y por tanto, será apropiado desde una perspectiva de administración de riesgos.

En el corto plazo, el peso mexicano mantendrá cotizaciones tranquilas con el pronóstico de regresar nuevamente las cotizaciones por debajo de los 19 pesos por dólar, e inclusive podría registrarse un precio de 18.70 pesos, dejando a un lado la percepción de caer en recesión la economía nacional.

En las próximas semanas, la confianza de los mercados dependerá también de la comunicación del secretario de Hacienda, Arturo Herrera, quién dijo que próximamente será presentado el plan de negocios de Petróleos Mexicanos (Pemex), el cual se concentrará en inversión, exploración y producción, con el objetivo de incrementar la producción petrolera.

Los participantes del mercado estarán atentos a dicho anuncio, pues la estrategia de inversión que será planteada, combinada con la reducción de la carga fiscal a Pemex, será determinante para el futuro de la calificación crediticia de la empresa.

Te puede interesar