Inicio ColumnistasPicotazo político Picotazo político

Picotazo político

por Redacción
  • Por Miguel Ángel López Farías

RedFinancieraMX

 

Son ” los camacho”, una banda de secuestradores que opera en el Ajusco, se mueven entre santo tomas y san Miguel Xicalco, su líder José Omar Romero Esquivel alias “el canario” fue detenido, la jueza Graciela Málaga Aguirre del segundo distrito de la procuraduría federal le otorgo la libertad, argumentó que no era de su competencia, la burócrata tazó la vida de los plagiados con un tecnicismo, por fortuna, “el canario “debía varias y permanece en la cárcel junto con seis de sus cómplices, pero más de veinte de los miembros de esta banda siguen libres.

Estos sujetos han secuestrado a siete ciclistas, pero ya llevan varios ejecutados, uno de ellos, Luis Autrique Gómez, de 66 años, los plagiaron cuando montaba a caballo, “los camacho” exigieron un pago de siete millones de pesos, la familia solo dio 350 mil, aun así asesinaron a esta persona, lo enterraron…”los camacho” también habrían plagiado a un menor de edad y a un chavo de prepa, a este joven le arrancaron un dedo con una hacha.

En el primer momento de la detención de esta banda fueron liberadas dos personas secuestradas…así cayo el canario, pero sus cómplices gozan de la libertad y protección de muchos pobladores de santo tomas Ajusco, quienes no denuncian por miedo, porque se habla de que es una banda muy poderosa…estas historias de terror son barnizadas por la falta de estrategia y voluntad de las autoridades de la alcaldía de Tlalpan y de los cuerpos policiacos de la ciudad, pero esto es solo un tramo de la película, pues desde hace tiempo, la zona de Ajusco se convertido en un santuario de delincuentes, comenzando por los tala montes, familias enteras que han asesinados miles de árboles, que operan desde hace años bajo la protección de las autoridades, policías que han desviado la mirada y que a pesar de los operativos y numerosos retenes ,los criminales utilizan el conocimiento de la geografía local y se mueven entre el estado de México y Morelos.

El Ajusco es una bomba de tiempo, desatendido por el gobierno central, quienes no alcanzan a comprender la magnitud de esto y lo minimizan a un tema local, pequeño, y claro, al tratarse de una de las periferias de la gran capital de México, no es tomada con el peso adecuado, una situación si esto ocurriese con la comunidad judía de Polanco o la libanesa de las lomas…créanlo, ahí si existiría una reacción adecuada de las autoridades.

Al Ajusco se le abandonó, rehén de líderes comuneros y de bandas de tala montes y secuestradores , ha ido convirtiéndose en un territorio sin ley, recinto de narco laboratorios, de casas de seguridad y de toda una lista de crímenes…y lo peor es que la gran mayoría de los pobladores saben de nombres y direcciones de estas, pero agachan la cabeza ante el sistemático olvido del gobierno de la ciudad.

Te puede interesar