Inicio ColumnistasPicotazo político Picotazo político

Picotazo político

por Redacción
  • Por Miguel Ángel López Farías

RedFinancieraMX

Se intentó cubrir, pero de alguna manera la noticia salió a flote, una mujer falleció en las afueras del metro Tacubaya, se llamaba María Guadalupe Fuentes Arias, fue expulsada de las instalaciones pues la creyeron drogada, pierde la vida afuera.

La instrucción fue encubrir todo…el metro, tal y como lo registra nuestro periódico “la prensa” el día de hoy se ha convertido en un foco de constantes agresiones en contra de mujeres, lugar de secuestro de féminas, de la velada trata de personas, estaciones en donde la prostitución se ejerce, territorio de vagoneros, de ladrones, el sistema registra fallas todos los días, y esto se debe a que las cabezas de este medio de transporte llegaron en medio de aires de infinita arrogancia, sobrados en declaraciones en los cuales ellos habrían de acabar con el tiradero dejado por los anteriores, y no es que los que se fueron hayan sido los mejores, pero los usuarios resienten un  antes y después en esta administración.

El metro se ha convertido en tierra de nadie, y el paroxismo llega con niveles de violencia desatados en esas estampas de agresiones, tal y como la que ocurrió ayer, en donde un usuario aventó a un elemento policiaco a las vías de la estación Bondojito, Zacarías Damián Neftalí se llamaba este elemento policiaco, y su pecado fue haber tratado de meter al orden a un desquiciado de nombre Josué Castro López.

Dentro del sistema y del propio gobierno de la ciudad, existe la creencia de que se ha desatado una campaña de desprestigio en contra de la directora del metro, Florencia Serranía, una usual respuesta cuando no se tienen los hilos del control de este transporte…hace falta asumir la responsabilidad del cargo, pues estar culpando de lo que ha pasado con las anteriores direcciones no explica el por qué después ya de varios meses es que el metro va en picada, no existe campaña negra, existe la preocupación legitima de los usuarios que ven como la vida se les puede ir en un segundo, como los retrasos son cada vez más constantes, como los delincuentes se apropiaron de los pasillos, como las mujeres pueden ser secuestradas y como las autoridades del metro, sencillamente decidieron enterrar la cabeza en lo más profundo del suelo.

Es en serio, nunca, en su historia, el metro había presentado este cuadro crítico.

La jefa de gobierno Claudia Sheinbaum está a muy buen tiempo para meter orden en esto, darse el lujo de sostener a funcionarias en el cargo por el pago de cuotas con Rene Bejarano no es lo más prudente.

Insisto: está muy a tiempo antes de que el metro se pueda convertir en una nota mayor.

Te puede interesar