Inicio ColumnistasPicotazo político Picotazo político

Picotazo político

por Redacción
  • Por Miguel Ángel López Farías

Redfinancieramx

 

Detienen a Mónica García Villegas, directora del Rébsamen, esta acusada de homicidio culposo de 26 personas, 19 menores de edad y 7 adultos.

Construyo con documentos falsos en donde no debía, llego el terremoto del 19 de septiembre  del 2017 y la desgracia puso al descubierto la mano negra de la corrupción…más de año y medio y no se le pudo agarrar…se habla de pactos de entrega, la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum lo niega, lo cierto es que esta historia se le vuelve a cruzar, pues ella era jefa delegacional de Tlalpan cuando los permisos fueron otorgados…Sheinbaum tendrá que presionar , en el buen sentido del término, para que no quede ninguna duda de que esta de lado de los padres que perdieron a sus pequeños.

 

Pero la hoja de este capítulo nos arrastra a la siguiente interrogante…lo del Rébsamen fue la cara más dramática de los sismos, evidencio las torcidas reglas de la corrupción, ¿quién puede asegurar que las cosas cambiaron? ¿qué dejaremos la narrativa de que para el próximo terremoto, pues este vendrá, no sabemos cuándo, pero lo hará, no seremos testigos de más actos que como el de Mónica García hagan asomar construcciones irregulares, pisos en donde no debían de ir, ampliaciones de estructuras sostenidas por las mordidas a los funcionarios de obras de las alcaldías? La ciudad continúa creciendo, se sigue construyendo, más y más edificios surgen, vamos, el enjambre que van desde las casas particulares hasta los monstruos de acero y concreto siguen…y no porque no se deba construir, queda claro que es necesario, el tema es si de verdad se terminó con la corrupción que en esas áreas se práctica.

Insistiré, ¿cuántos Rébsamen necesitamos para enterarnos de que muchas cosas se han llevado a cabo bajo la bendición del dinero fácil y de funcionarios chuecos? Ya se detuvo a la directora del Rébsamen, esto no devolverá la vida de las víctimas, nada volverá a ser igual para muchos…pero una cicatriz como esa debe servir para contener las siguientes desgracias.

Volverá a temblar, es un hecho. No se nos olvide donde estamos parados…pero las muertes por indolencia o corrupción se pueden evitar…las autoridades de la ciudad de México se han, nos hemos limitado, a ensayar protocolos de seguridad, a similar que corremos cuando se hacen las pruebas de bocinas, pero un mapa real de las zonas de peligro no lo hay, no solo el vistazo a las viviendas o edificios , sino un escaneo a fondo de las construcciones en la capital…en este punto nadie garantiza que el techo no se vendrá encima de nuestras cabezas.

Ojo, no necesitamos que se conmemoren fechas trágicas para recordarnos que aquí, en la ciudad, tiembla y fuerte y que durante años, la corrupción ha permitido que muchos de los ladrillos colocados no estén donde deben de ir.

Te puede interesar