Inicio ColumnistasPicotazo político Picotazo Político

Picotazo Político

por Redacción
  • Por Miguel Ángel López Farías

RedFinancieraMX

A mas de uno nos gustaría saber qué política-económica practica este gobierno. Durante años levantó banderas antiimperialistas, antiricos, y les tocó que a más  de uno lo tildaran de ser parte de la mafia del poder.

Los empresarios para fines prácticos de un discurso antitodo significaron el motivo de todas los abismos entre ricos y pobres. Recuerdo que en campaña, AMLO, se resistía a reunirse con los banqueros. Su público estaba feliz. Había llegado el que pondría punto final a la desigualdad.

Pero tomó el poder y lo de Texcoco le ayuda a tener la razón, pero ya no tanta, pues es necesario acudir al rescate de la mano de los inversionistas, ablandar el discurso y aplicar “curitas”.

Se pasó de las líneas antineoliberales a una mucho mas realista, sin dinero, sin empresarios, sin inversionistas las cosas no funcionan.

Y para ahondar en la confusión sobre qué tipo de modelo económico practican, se dio inicio a una purga de plazas laborales en la admnistración pública, recortes con olor a venganza, abandonando la principal tarea que el Estado tiene: La de la protección del derecho al trabajo.

O sea, al más puro estilo neoliberal y con ánimos de cumplirle a los lineamientos de Fondo Monetario Internacional  arrancaron con  el adelgazamiento del Estado para hacerlo menos obeso, pero sin preguntarse si realmente esa es la solución para fines de ahorro y eficiencia, dándonos cuenta que eso no sirve,  y que es tal el nivel de caos en el gobierno que muchas oficinas comenzaron a paralizarse , a ser disfuncionales.

La lentitud de la entrega de los apoyos a nuestros abuelitos es solo un ejemplo, o algo mas reciente, vivimos una recesión económica y de creación de empleos debido a que la Ciudad de México se ha paralizado por la falta de obras.

La tasa de desempleo en la capital  es la segunda más alta de todo el país tal y como lo registra El Sol de México.

Seguro  le ha pasado por la cabeza aquello de que qué pensaran todos los que votaron por este proyecto político y que en estos instantes no tienen trabajo.

Nadie los culparía si se llamasen traicionados y para ahondar en estos aires de frustración se da la negociación  entre este gobierno y los bancos para renegociar la deuda de Pemex, los montos son pequeños frente al monstruo que se debe y que rebasa los 100 mil millones de dolares, y sin dejar de ser un paso importante para las buenas relaciones entre el gobierno y la economía privada no deja de ser contrario al espíritu de un gobierno que no se cansaba de criticar esas cercanías.

Y sólo un loco se atrevería a decir que el gobierno se debe pelear con los empresarios, no, ambos se necesitan y la buena salud en sus relaciones significan puentes positivos para todos.

Sin embargo, el gobierno de AMLO y todos sus hilos hacia abajo tienen que aprender a que son ellos, los que nos gobiernan, los primeros defensores de las fuentes de empleo, que tienen que convertirse en promotores de la economía, que el dinero circule, que la gente tenga lanita en el bolsillo, facilitadores de inversiones.

Se entiende que a todo le quieran imprimir el sello anticorrupción, pero así no se consigue, no si se deja cuadrapléjica a la economía nacional.

Te puede interesar