Inicio ColumnistasPicotazo político Picotazo político

Picotazo político

por admin
  • Por Miguel Ángel López Farías

RedFinancieraMX

La historia es igual a la de muchos: en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, un par de jóvenes restauranteros decidieron abrir su propio negocio, los ahorros fueron colocados y el lugar fue inaugurado, ahí los tienen generando empleos, esforzándose por brindar una cocina de calidad, entrarle a un mercado complicado pero noble, sacrificando ganancias para que los comensales no paguen con un riñón las cuentas. Ellos, como muchos restauranteros, imprimiéndole creatividad para flotar económicamente todos los días. Chavos emprendedores, de los que el país necesita, pero fiel a la costumbre en este país, el gobierno se convierte en el peor enemigo de aquellos que hacen la lucha por ser útiles en los sectores productivos del país.

El gobierno y sus sicarios de la comisión reguladora de energía y la comisión federal de electricidad se han encargado de ir ejecutando este tipo de esfuerzos, apagando los sueños de miles de empresarios restauranteros que en distintas estados de la republica han tenido que tragarse incrementos de hasta 328 por ciento en las tarifas de luz  tal y como lo da a conocer nuestro periódico del sol de México y que ha sido nota medular en la prensa desde hace un par de días.

Chiapas, Veracruz, Sinaloa, jalisco, San Luis Potosí, son los primeros en mostrar el descontento, lo hacen de manera ingeniosa, apagando sus luces, en los restaurantes, de 7 a 9 de la noche, pero esta acción no deja de ser una pincelada romántica que requiere ser apoyada por todos los sectores productivos e industriales del país, pues la CFE no puede actuar como cartel de la mafia aumentando las tarifas sin mayor explicación, como si cobro de piso se tratara.

Regreso a el caso de los jóvenes restauranteros en Tuxtla Gutiérrez, ellos, fueron obligados a pagar diez mil pesos por un bimestre de consumo de luz, irracional y demoledor para quienes apenas pueden con los salarios, y el problema es que de no hacerlo les cortarán la energía y esto provocara que todos sus alimentos refrigerados se descompongan. La CFE los condena a muerte y en este bendito país no existe una instancia que realmente proteja a estos pequeños y medianos empresarios, por ello es que la suma de todos los actores de estos giros, hoteleros, restauranteros, empresarios, todos, podrían hacer posible el darle reversa a esta actitud abusiva por parte de la CFE.

El estado mexicano y sus áreas económicas y de energía no pueden convertirse en los sepultureros de miles de emprendedores los cuales para sobrevivir se verán en la necesidad de despedir trabajadores o de plano cerrar sus negocios, y así, otra vez en México se escribirá la triste historia de sueños terminados gracias a la arrogancia y soberbia de quienes dicen gobernar.

Te puede interesar