Inicio ColumnistasPicotazo político Picotazo Político

Picotazo Político

por Redacción
  • Por Miguel Ángel López Farías

RedFinancieraMX

Lo del grupo de empresarios consejeros que habrán de hablarle al oído al próximo presidente me recuerda, guardando proporciones, a los head hunters de Vicente Fox, cuando se publicitó que llegarían a su gobierno los mejores hombres y mujeres del país, previa selección de las mentes brillantes y así “contratarlos” y que pudiesen servir a la patria.

El gusto nos duró lo que dura el medio tiempo de un partido de fut, el peso de la política real y sus cañerías terminaron por aplastar a los que sin duda figuraban y mucho en el sector privado, pero ya en la olla de la grilla  los vapores los fueron consumiendo.

En este caso, la de los empresarios podría ser distinto, de entrada porque se trata de puro dueño de empresas, no empleados de alguien ni de el gobierno que entra, eso da un buen margen de maniobra para marchar con mayor independencia y poder velar por sus intereses, que no se nos olvide eso.

Y esto se convertirá en un auténtico reto para los miembros de este consejo, ya que las fronteras del querer hacer con el poder hacer son muy lejanas en este país.

Me explico: No dudo que exista voluntad de estos actores por imprimirle un sello distinto a la ruta del próximo gobierno, aplicar fórmulas que permitan una mayor participación del sector empresarial en el avance del país, aportar sus herramientas y contribuir en la lucha de la desigualdad económica o la injusticia, no olvidemos que los empresarios son los que pagan, generan empleos y que existe un déficit con los trabajadores, pues una mayoría no gana lo suficiente o están desprotegidos en el rubro de las prestaciones, eso tendría que cambiar, pero el empresario tiene que encontrar los incentivos suficientes por parte del gobierno para que su labor sea hacia arriba y no de obstáculos fiscales.

Este consejo de hombres de negocios estarían pisando la lógica de AMLO, que es la de un gobierno con mayor fuerza asistencialista, y es su tarea reencaminar esto para que el país vire hacia una cultura que sea mucha más justa en el terreno de las oportunidades y los salarios, pues los empresarios son empleadores y no les va a gustar que un Ricardo Monreal desde el Senado o cualquiera de las corrientes de Morena les exijan adoptar los principios de la cuarta transformación, o sea salarios justos, así no más.

La experiencia de los empresarios puede servir de mucho, tienen una visión hecha en el mundo de la competencia y muy poco relacionada con la burocracia, y que sin llegar a ser secretarios en el próximo gabinete poseerán fuerza, por lo menos en el ámbito mediático, veremos pues si un Alfonso Romo y su jefe, el presidente López Obrador, serán receptivos a la filosofía de la libre competencia o pesará más la necesidad de cubrir la cuota asistencialista de los que llevaron a Andrés Manuel a la presidencia.

Suena simplista, pero en esencia se trata de un poco de agua y un poco de aceite tratando de ser mezclados.

A ver qué resulta, sino será parte de otra hoja anecdótica como ocurrió con los head hunters de Fox.

Te puede interesar