Inicio ColumnistasPicotazo político Picotazo político

Picotazo político

por Redacción
  • Por Miguel Ángel López Farías

RedFinancieraMX

13 mil menores asesinados en 10 años debería ser una cifra de escandalo más para un país que discursivamente no está en guerra, la numeralia del horror se cuenta así, 55% de estos asesinatos se dieron en el sexenio de Felipe Calderón y 45 en el de EPN, la red por los derechos en la infancia en México lleva la cuenta y la clase política parece no darse cuenta que se vive una crisis humanitaria en uno de los sectores más vulnerables del país.

Pues repetiré lo de siempre: a los niños no se les considera en las grandes políticas de seguridad y sociales porque ellos no votan, ellos no representan un mercado a conquistar por parte de distintos gobiernos, lo que los convierte en seres humanos grises, sin mayor foco de atención y totalmente vulnerables a los adultos que sencillamente los asesinan, pero, y en muchos casos, antes los violan o los maltratan.

Los niños son entes silenciosos a los cuales les caen todas las plagas, sin mayor voz y sin mayor impacto, salvo cuando los funestos eventos son de trascendencia nacional es que se les voltea a ver, sea bajo el telón de la desgracia de una guardería en llamas o un terremoto cebándose en una escuela de la capital.

Las gargantas de los menores solo se callan y queda la impotencia de sus padres, el terrible dolor de los suyos que se transforman en almas en pena buscando esa cosa rara llamada justicia lo que no queremos aceptar es que todos morimos junto con ellos, pues 13 mil cuerpos rotos de niños y niñas son espejo de una sociedad y distintos gobiernos que se han colocado la manta de la indolencia, desconociendo que con ello el alma de cualquier país se pudre.

13 mil en diez años es la cifra que se puede pesar, que se enlista, pero falta y faltaran los que no aparecen, tan solo en el sexenio de EPN continúan sin ser localizados 4 mil 980 niñas y niños y adolescentes.. Grosera cantidad en donde se supone existen instituciones que se encargan de buscar, de prevenir delitos, desapariciones, que poseen aparatos de inteligencia pues nada de eso ha funcionado, excepto cuando la noticia resulta de alto impacto, como la niña que sale a comprar tortillas y nunca regresa pues aunque no debemos entrar en pánico, resulta cierto aquello de que existen bandas de robaniños que operan en zonas populares y que encontraron en los menores una fuente de tráfico de personas, sea para lo que sea…el semillero de rencor que se siembra todos los días con esto terminara convirtiéndose en una bola de nieve, el que no se atienda la frágil situación de nuestros niños nos pinta de cuerpo entero y nos coloca como una nación altamente peligrosa para los que supuestamente son el futuro de México.

Te puede interesar