Inicio ColumnistasPicotazo político Picotazo político

Picotazo político

por Redacción
  • Por Miguel Ángel López Farías

RedFinancieraMX

Ayer suspiré al ver una estación de gasolina operando, los ojos brillaron lo había conseguido, la fila de autos no importaba, avanzaban y era todo lo que importaba, signo de que había magna o premium, ya ni pensar que se le pone al tanque.     La tierra prometida frente a los rostros de miles de ciudadanos conmovidos frente al milagro…solo faltaron los claxonazos, como cuando México gana un partido en el mundial.

 

La bronca para uno fue haber cruzado la frontera de la ciudad de México, los rumores de que había combustible mas allá de indios verdes fueron ciertos, ni modo, los neoexploradores íbamos en pos del dorado, la mítica estación de gasolina que aún tenía algo en el depósito.

 

Increíble: el marco de las pirámides de Teotihuacán me dio una señal de que me había alejado de las playas chilangas…ni hablar, otro día será para subir las hermosas construcciones del sol y la luna, primero lo necesario…y sí, encontré el paraíso, gasolina, no racionada, tanque lleno para todos…pero la espera obligaba a la reflexión: ¿quién demonios está ganando con todo esto? Por qué el hecho de que ahora las pipas de Pemex se hayan convertido en el objeto del deseo y que estén operando en diez mil porcientos nos debería orillar a preguntarnos lo siguiente: ¿no acaso es el sindicato petrolero el que es dueño de estas unidades?

 

Tengo entendido que Pemex posee menos de dos mil pipas. Una cantidad risible para el tamaño de problema, pues al haberse cerrado los ductos se obligó a la transportación hormiga de la gasolina, y tan este hecho un cuello de botella, que en Veracruz hay 24 buques varados ya durante un mes que no pueden descargar gasolina…o sea, el gobierno de México no miente en sus spots, gasolina hay, el problema es como la transportan, pues asemeja querer apagar un incendio con un gotero.

 

Pero regresemos al sindicato de Pemex, y aquí, la maldita duda vuelve a pegarnos en el rostro: ¿no acaso ha sido el sindicato, sus líderes pues, los que han sido señalados de ser los principales beneficiarios del multimillonario robo de combustibles? La apapachada a Romero Deschamps y Ricardo Aldana es por demás contradictoria si nos atenemos al discurso anticorrupción presidencial, y el mejor ejemplo es que ha sido el sindicato y esta millonaria inversión para mover las poco menos de dos mil pipas como un premio, en lugar de un castigo.

 

La crisis por el desabasto apenas comienza, se atraviesa un fin de semana en donde muchos autos serán guardados, pero de no solucionarse , estaríamos ante un desastre social el próximo lunes, y el mayor problema, tal y como lo decíamos ayer, es que a pesar de los llamados del gobierno, de sus spots, de la nobleza de la acción por ir en contra de los saqueadores, esto podría revertirse ante la falta de pericia en comunicación y la improvisación para encontrar soluciones reales a un problema que implica dos peligrosas mezclas: gasolina y la chispa del enojo social. Aguas.

Te puede interesar