Inicio ColumnistasPicotazo político Picotazo Político

Picotazo Político

por Redacción
  • Por Miguel Ángel López Farías

RedFinancieraMX

Para quien tiene 20 años de edad el nombre de Luis Donaldo Colosio Murrieta no les significa algo, a lo mucho para ellos se trata de un comentario hecho por sus padres sobre un candidato del PRI a la presidencia que fue asesinado.

Y que la culpa la tuvo Salinas, para los que, siendo chavos, nos tocó todo el golpe mediático, y la sacudida de lo que en Lomas Taurinas ocurrió, con el carismático sonorense, y que significó un parteaguas en la vida política de México, al grado de que se dio inicio a una de las crisis más profundas del sistema presidencialista y que abrió la puerta para que el PRI dejara de ser gobierno por primera vez, y que representó también la caída del manto virginal de un México que sabía de magnicidios, pero sólo por los libros de texto, y que hacían mención de Álvaro Obregón ejecutado en el restaurante “La Bombilla” de San Ángel.

Pero lo de Colosio fue distinto, perfectamente planeado, y a la distancia se va cayendo la sospecha de que fue Salinas, pues si nos atenemos a los efectos, las balas que mataron a Colosio tambien desangraron a ´Salinas, políticamente lo mataron al depositar en el todas las sospechas sobre el crimen.

Poco se ha investigado sobre José María Córdova Montoya, el siniestro personaje de ese y otros sexenios. ¿Verdad, Zedillo?

Colosio vuelve a aparecer en escena, y es gracias a la paciencia e insistencia de la OEM, quien hoy publica en portada la desclasificaciÓn de la autopsia de Luis Donaldo, también su discurso; este material adquiere mayor relevancia en estos tiempos, en donde la caída de máscaras de un sistema político es necesario, en donde la información y sus contrapesos requieren de mayor profundidad.

Los documentos desclasificados difícilmente nos llevaran a la verdad histórica, pues la mano de Aburto, del verdadero Aburto, quien manejó los hilos de ese crimen continuaran en las sombras, vamos.

La maquinaria del estado ha permitido que sólo una fracción de la terrible película del 23 de marzo de 1994 sea exhibida, pero no así la trama completa.

Sin embargo, la recuperación de estas fichas nos obligan a mirar con mayor seriedad aquello de que cuando alguien quiere asesinar a un alto personaje , este se puede llevar a cabo, Luis Donaldo dejó de ser útil para alguien, mucho más poderoso, más perverso o perversos.

Cuidado, hoy pisa este país un personaje que le ha declarado la guerra a grupos del crimen organizado, llámese huachicoleros o narcohuachicoleros, el presidente Andrés Manuel López Obrador no puede desdeñar esto, su seguridad, y todos debemos recordarlo, debería depender no de sus ganas de cercanía con la gente o su repudio  a los grandes aparatos de seguridad. López Obrador debe cuidarse; sus cercanos lo tienen que proteger.

Si algo dicta la historia es que siempre habrá alguien dispuesto a defender sus intereses, así sean estos de ralea criminal. La historia siempre nos enseña, y hoy, los periódicos de la OEM colocan un gran tema para debate, la memoria de un magnicidio.

Te puede interesar