Inicio ColumnistasPicotazo político Picotazo político

Picotazo político

por Redacción
  • Por Miguel Ángel López Farías

RedFinancieraMX

Cuando la pelicula “roma” se puso de moda y el nombre de Yalitza se viralizó es que nos asomamos al fenómeno en los medios. Tal y como lo dije, ni vi en su momento “roma” y sigo sin hacerlo, no me llama la atención, cosas buenas y malas he escuchado, y tal y como lo expresé hace más de un mes, mi curiosidad se centró en la figura de la joven mixteca, oaxaqueña que de la nada surgió para ganarse todos los reflectores, y en un país como el nuestro , huérfano de figuras reivindicativas el que una indígena , hiciera su aparición generó un fuerte revulsivo social en el que el romántico folklorismo empampó todas las mesas de análisis , tanto serias como frívolas…señalábamos que nada me daría más gusto que Yalitza ganara, que se llevará el oscar, que aprovechara el escenario de los premios para imprimir ese sentimiento nacional en el que los que no tienen voz se sientan representados en la piel morena y rasgos zapotecos de esta gran mujer.

No ganó, ni hablar…el oscar tendrá que esperar, pero en donde si avanzo es en esta especie de justicia poética en donde los más olvidados de México ganan una pequeña parte del pastel de la atención publica, cosa que no se había visto desde el movimiento armado, en donde las vestimentas indígenas y sus recias tradiciones no habían ocupado ningún tipo de interés, y guardando proporciones, la aparición de Yalitza ha tenido el mismo efecto que el ezln: recordarle al México clasista y discriminatorio de que existen los seres humanos originarios de este suelo.

De que se les debe mucho, de que han sido olvidados, de que se convirtieron en receptáculos de migajas , que nos decimos ” todos somos indígenas” o mejor, ” todos somos Yalitza” cuando un premio de la academia se hace posible…es entonces cuando las pieles blancas buscan un sitio para la foto…pero esto es anécdota, lo sustantivo es que en cada piel ha brotado tanto el espíritu solidario como el más rancio desprecio a los que son diferentes, que fuimos testigos, y lo seguiremos haciendo, del cómo el criollismo nos muestra lo racistas que somos.

La verdad es que no hemos cambiado nada. La verdad es que los mexicanos somos en el fondo muy peligrosos enemigos de nosotros mismos, que todos buscamos un lugar privilegiado en la escala social, si se puede aplastando a los de a lado, rechazando a los prietitos, a los que no son como uno…nos gusta el juarismo pero sin el rostro de Juárez, queremos la fama de Yalitza pero sin sus rasgos indígenas…con o sin oscar, Yalitza ya ganó, que bien por ella, pero los millones de sus hermanos tendrán que esperar a ganarse la lotería o que un productor de cine los descubra para salir de esa condición de sombras.

 

Te puede interesar