Inicio Economía Presión inflacionaria no cederá en 2021

Presión inflacionaria no cederá en 2021

por redfinanciera
  • Anticipan analistas más dinamismo en ISM y nómina no agrícola de EU
  • Si Ómicron no cede habrá más alzas en tasas de interés, bajas en bolsas de valores y fortaleza del dólar

RedFinanciera

La posibilidad de que Estados Unidos tenga un mayor dinamismo en manufacturas y servicios (ISM), así como en nómina no agrícola, en los dos últimos meses del año, confirmaría que el vecino del norte podría tener un crecimiento sorpresivo en sentido positivo al finalizar 2021.

Sin embargo, de acuerdo con analistas financieros, ello traerá como consecuencia que la inflación no termine rápidamente y que el alza de precios de bienes y servicios se vuelva más preocupante.

Además, se prevén aumentos en las tasas de interés y mucha presión negativa en las bolsas de valores del mundo, así como la continuidad en la fortaleza del dólar para el cierre del año y posiblemente hacia el inicio del 2022

En un estudio de INVEX se aclara que los participantes en los mercados descuentan con una mayor probabilidad que la Reserva Federal en Estados Unidos tendrá que acelerar el ritmo de reducción de estímulos como la compra de activos y también descuentan el inicio de un alza de tasas para el segundo semestre. Hay quienes incluso anticipan tres alzas de un cuarto de punto en la segunda mitad del año.

En relación a la nueva variante de coronavirus, se agrega que si el tema de Ómicron no cede, de nuevo observaremos incrementos en las tasas de interés de largo plazo y mucha presión en el mercado de valores.

Se explica que es muy complicado entender que diciembre vuelva a tener retornos positivos como los vistos en octubre y noviembre, tanto en el mercado bursátil como en el de dinero (tasas de interés).

Lo que debemos hacer

Para los expertos de INVEX, la estrategia no debe cambiar, por lo que se debe mantener la duración de los portafolios en niveles muy bajos, privilegiar plazos muy cortos o papeles de tasa flotante, así como un segmento de papeles de tasa real que pudieran seguir beneficiándose del nivel inflacionario alto.

En las bolsas, la operación sigue enfocada en las grandes empresas de tecnología y en algunas emisoras que participan en colocaciones primarias. En general se observa a los inversionistas con algo de reserva con respecto a los niveles máximos y dudas con relación a la posibilidad de mayores correcciones en los siguientes meses.

Ante la escasa estabilidad en los mercados, nuestra recomendación es sostener posiciones muy diversificadas, no reducir el peso de las tecnológicas y asumir que los bancos centrales pueden sostener la distorsión en los mercados algún tiempo hacia adelante.

Casi bajo cualquier eventualidad deberíamos descontar que permanece la fortaleza del dólar en el cierre del año y posiblemente hacia el inicio del 2022.

Se concluye que la expectativa de mejor crecimiento en Estados Unidos combinado con el descuento de que la FED podría entrar en acción antes de tiempo son las principales causas a las que se añade la sensación de mayor riesgo por la nueva variante del Covid.

Te puede interesar