Inicio Economía Rechazan empresarios regularización de autos “chocolates”

Rechazan empresarios regularización de autos “chocolates”

por redfinanciera
  • Tal idea fue aprobada por diputados en la Ley de Ingresos: Coparmex
  • Se afectará a la cadena de proveeduría de autopartes, el empleo, y la recaudación fiscal; Concanaco

RedFinancieraMX

El sector privado del país rechazó la regularización de autos ilegales en el país, como lo avalaron los diputados en la Ley de Ingresos de la Federación para 2020 aprobada la semana pasada,  porque se agudizará la crisis del sector automotriz nacional, afecta al empleo y a la recaudación fiscal.

Tanto la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), como la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur) subrayaron que los diputados aprobaron una furtiva e irresponsable incorporación en la Ley de un artículo transitorio que abre la puerta para regularización de autos ilegales denominados “chocolates”.

La Coparmex insta a la Cámara de Senadores a reconsiderar esta decisión que fue tomada sin consultar a los sectores involucrados, y que fomenta la ilegalidad que representa el ¨contrabando rodante¨, sin tomar en cuenta las graves consecuencias económicas para el comercio formal.

Y agrega: En una acción repentina y sin consenso, la mayoría de los Diputados Federales incorporan un Artículo Décimo Quinto Transitorio a la Ley de Ingresos de la Federación, que permitirá la regularización en 8 meses de los llamados “autos chocolates”.

Textualmente se indica:

“Décimo Quinto: Para efectos de las obligaciones previstas en la Ley Aduanera, en un plazo máximo de 8 meses contados a partir de la entrada en vigor de esta ley el Congreso de la Unión realizará las adecuaciones que correspondan en las leyes y ordenamientos aplicables a efectos de solucionar la problemática de la posesión de vehículos importados usados localizados en el territorio nacional que no hayan cumplido con las obligaciones en la ley Aduanera.”

La aprobación es contraria al compromiso público realizado hace unos días por el propio Secretario de Hacienda y Crédito Público ante el pleno del Consejo Nacional del Consejo Coordinador Empresarial, A.C., donde aseguró que no se daría paso a la regularización de los vehículos ilegales.

La historia reciente ha demostrado que este tipo de regularizaciones, generan una gran afectación a la industria automotriz mexicana, provocando la caída estrepitosa de las ventas de automóviles y autopartes, y exponenciando el mercando ilegal e informal de venta de autos introducidos ilegalmente al país.

Esta situación resultaría especialmente grave y podría ser la puntilla para el cierre de operaciones de muchas agencias de automóviles, dada la dramática contracción que experimenta el sector.

Los ingresos tributarios también se verán severamente afectados, por la inminente baja en la recaudación por concepto de ISR, IVA y el ISAN que derivará de la disminución de producción y ventas de la industria automotriz.

Pero sin duda, la afectación más grave es al Estado de Derecho. Se lanza una nueva señal desde el Gobierno Federal de incapacidad para hacer cumplir la ley, debilitando el Estado de Derecho.

De concretarse la medida, estaremos presenciando leyes de inspiración populista, que fomentan a las bandas del crimen organizado que obtienen sumas millonarias a partir del contrabando rodante.

Muchos delitos en vehículos sin registro. 

Por su parte, la Concanaco Servytur se pronunció en contra de la regularización de autos ilegales en el país, porque se agudizará la crisis del sector automotriz nacional, el cual refleja una caída en sus ventas este año en 6.5 por ciento.

A nombre de sus afiliados, el presidente del organismo José Manuel López Campos, advirtió que de aprobarse en el Senado de la República el Artículo Décimo Quinto Transitorio a la propuesta de Ley de Ingreso 2020, que pretende legalizar autos que se internaron en el país, se propiciaría la introducción de más vehículos que ya no tienen permiso para circular en Estados Unidos, porque no cumplen con la normatividad del gobierno estadounidense.

“La Concanaco hace un llamado a los senadores a privilegiar el Estado de Derecho y el cumplimiento de las leyes, porque de aprobarse esa iniciativa se pueden tener graves consecuencias en materia económica y de seguridad”.

El líder empresarial lamentó que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) incluyera este artículo a la Cámara de Diputados, el cual aprobaron los legisladores federales sin consultar a los organismos empresariales, como marca la Ley, a los sectores involucrados y segmentos que conforman la cadena de valor de la industria automotriz.

Si esta Ley se aprueba en el Senado de la República, señaló, se dañará a un importante sector productivo, ya que aumentará la caída de las ventas de vehículos, tanto nuevos como usados, así como de autopartes, situación que pondrá en riesgo de cierre a muchas plazas laborales del ramo.

Esta medida se debe rechazar porque es un incentivo para introducir ilegalmente autos al territorio nacional, al facilitar su permanencia en el país, subrayó.

El líder empresarial expuso que la industria automotriz ha tenido un desarrollo importante en México, genera una gran cantidad de empleos formales bien remunerados, así como la creación de empresas proveedoras en estados como Coahuila, San Luis Potosí, Guanajuato y Puebla, entre otros.

Consideró que cualquier iniciativa de regularización de autos tiene que diseñarse de forma conjunta con los sectores involucrados, sin impactar el mercado interno y sin atentar contra la economía nacional, pues de la industria automotriz dependen miles de familias mexicanas.

“Cuando se permite la regularización de estos vehículos, se caen las ventas de las unidades, nuevas y usadas, y se incrementa la entrada de autos “chocolates” al país, debido a que muchos aprovechan las facilidades y oportunidad que otorga el gobierno para introducir automotores, aun cuando no cumplen los requisitos normativos para circular en materia de seguridad y ambiental”, anotó

Indicó que la permanencia de estos vehículos representa un riesgo adicional, porque también está relacionado con la seguridad, considerando que algunos se utilizan en las fronteras para cometer delitos, comúnmente robo y secuestro.

En México, afirmó, no existe un registro vehicular de procedencia extranjera, y cuando son introducidos ilegalmente no pagan impuestos, ni cumplen con las normas ambientales, lo cual provoca que se desborde ese problema principalmente en las ciudades fronterizas, asentó.

Recordó que este es un problema se viene arrastrando debido a que fue tolerado por las autoridades locales y estatales de la mayoría de las entidades fronterizas, al igual que el gobierno federal permitió su entrada a través de las adunas y su internación por todo el territorio mexicano.

Actualmente, anotó, existen mecanismos legales para embargar los vehículos introducidos ilegalmente a territorio nacional, los cuales tiene el SAT y por la ley de Coordinación Fiscal también todos los gobiernos de los estados.

José Manuel López Campos destacó que también hay mecanismos para importar legalmente, que deberían aplicarse estrictamente en las aduanas, y supervisar su cumplimiento en los Estados del país en los que se introduzcan los vehículos procedentes de los Estados Unidos.

Te puede interesar