Inicio Finanzas Rechazan tenedores segunda oferta de recompra de bonos

Rechazan tenedores segunda oferta de recompra de bonos

por Redacción
  • El secretario de Hacienda, Carlos Urzúa Macías, asegura dicha operación no tendrá impacto en PEF 2019
  • Por Javier Bárcenas/Redacción

RedFinancieraMX

Los tenedores de bonos del Nuevo Aeropuerto Internacional de México rechazaron la segunda oferta de recompra de papel, cuyas inversionistas, que dicen contar con más del 50% de los papeles y garantías, acusaron a las autoridades del gobierno mexicano de no haber sido consultado en la cancelación de la mega obra y exigen ampliar el plazo hasta el 21 de septiembre -originalmente se planteó el 19 de diciembre- para dar su aval a los cambios en los contratos, garantías y fuentes de pago.

Ayer, el secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Carlos Manuel Urzúa Macías, quien fue ratificado en su encargo por los legisladores, aseguró que la recompra de bonos que financiaron la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, ofertada por el gobierno federal, no tendrá impacto alguno en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) de 2019.

“Es simplemente una reestructura que se va a hacer, empleando recursos que ya están en el Grupo Aeroportuario, en la panza, digamos, del fondo que se tiene para el aeropuerto”, dijo a los diputados de la Comisión de Hacienda y Crédito Público.

“El subsecretario del ramo, junto con grandes despachos internacionales -encabezados por JP Morgan, HSBC y Citibanamex-, idearon este esquema. Entonces, no va a tener ningún impacto, creemos que va a ser un éxito”, agregó.

El pasado 3 de diciembre, la SCHP anunció que recomprará a inversionistas y tenedores de los bonos del NAIM, casi una tercera parte de éstos, que equivalen a mil 800 millones de dólares de un total de seis mil millones de dólares.

En posteriores declaraciones a la prensa, sostuvo que si los tenedores de bonos aceptan la oferta de la Secretaría de Hacienda, la transacción “será un éxito”.

Asimismo, informó que se va a garantizar que la Tarifa de Uso Aeroportuario (TUA) se recaude de manera correcta, “si es que hay más aeropuertos y ampliaciones”.

El rechazo

Luego de que la Secretaría de Hacienda presentó la tarde del martes una nueva propuesta para la recompra de los bonos que servirían para financiar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), el grupo mayoritario de inversionistas rechazó ayer la oferta por la noche.

La nueva oferta consiste en mil dólares por cada mil dólares invertidos, desde los 900 de la primera oferta de recompra, lo que implicó una mejora sobre lo ofrecido la semana pasada.

Respecto a los incentivosm los tenedores de bonos recibirían 10 dólares por cada mil en papeles a quienes decidan vender sus bonos, y también 10 dólares a quien no venda, pero acepte el cambio en las condiciones de los contratos.

Sin embargo, el Grupo de Tenedores de Bonos Ad Hoc de MexCAT, representado por Hogan Lovells y Houlihan Lokey, señaló que no fue consultado sobre la oferta de recompra de bonos modificada este martes por el Gobierno federal.

Aunque los tenedores de bonos reconocer que hay un incremento importante en la segunda oferta de recompra, se expuso en forma muy clara que “no puede respaldar dicha propuesta en su forma actual”, porque no se consultó sobre la suspensión de la mega obra ni tampoco sobre los cambios en las condiciones de los contratos.

El despacho de Hogan Lovells reiteró que sus representados cuentan con una tenencia de más del 50 por ciento de la deuda emitida originalmente por 6 mil millones de dólares, por lo que buscarán actuar en bloque en la negociación con el gobierno.

Entre las principales causas del rechazo, señaló la firma, se encuentra el corto tiempo con el que cuentan los tenedores de los bonos para analizar la propuesta, pues aseguran que los días se recortaron a la mitad respecto a la primera oferta, y también que las garantías ofrecidas en la nueva oferta son insuficientes.

Hay que recordar que el gobierno de Peña Nieto pidió prestado para construir un aeropuerto que iba a tener un tráfico de 100 millones de pasajeros al año, y como ese aeropuerto ya no se va a hacer, se deberá proponer una nueva garantía similar para esa deuda.

Aunque el subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera, quien encabeza la negociación con los bonistas, asegura que sí ha habido información y consultas con los bonistas sobre los cambios al contrato que dio vida al AICM, los representantes de los inversionistas en Nueva York indicaron que “no fueron consultados por el fideicomiso Mexcat en relación con la nueva oferta presentada por el gobierno”.

Ayer en las entrevistas que dieron, Arturo Herrera, subsecretario de Hacienda, declaró en entrevista que “Santa Lucía no muere” y aseguró que en el Presupuesto de 2019 va a haber recursos “para los aeropuertos”, mientras que el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa subrayó lo contrario: La operación de recompra de bonos y de los aeropuertos no tendrá impacto alguno en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) de 2019 y a pregunta expresa sobre si Santa Lucía está muerto, Urzúa respondió que “se está analizando”.

Te puede interesar