Inicio ColumnistasSe comenta solo con… Se comenta sólo con…

Se comenta sólo con…

por Redacción
  • La austeridad de Quirino
  • Por Carlos Ramos Padilla

RedFinancieraMX

Hablar de austeridad es relativamente fácil. Sin buscar su etimología, sería muy estricto, intuimos que es sinónimo de ahorro, de recorte, de buen ejercicio en la administración sin abusos.

Pero ojo, austeridad, para algunos técnicos es una política económica que defiende el incremento de impuestos y la reducción del gasto público.

Pero austeridad jamás debe aplicarse como en estos momentos ocurre con el gobierno federal, es decir, despido masivo de empleados, recortes de presupuestos, paralización de la economía, suspensión de proyectos y planes de desarrollo, cancelación de becas académicas en el extranjero y más aún, pensar que nadie, independientemente de su responsabilidad, capacidad o talento, debe ganar más que un presidente que se ajusta el salario A LA BAJA.

Hay ejemplos de cómo manejar la austeridad sin mermar las exigencias sociales y los derechos de la ciudadanía, pero además generando beneficios.

Veamos, por ejemplo, a Sinaloa y me refiero a esa Entidad por el enorme éxito, hace un año, del Tianguis Turístico. En esa ocasión pudimos constatar el empuje directo a la infraestructura del Estado con mejores y más carreteras, la ampliación y remodelación del malecón de Mazatlán, el crecimiento de la industria restaurantera y hotelera, el impactante centro de convenciones, en fin, una modernización evidente sin gastos excesivos pero con un capital humano envidiable.

Y por si fuera poco, el gobernador Quirino Ordaz anunció que contribuyendo a las necesidades del país, anunció un ahorro de mil 508 millones de pesos sin la necesidad siquiera de suspender empleos o reducir salarios.

Es el mayor ahorro en tres años. Dice que ha aplicado una estricta disciplina en las finanzas públicas y esto implica recortes en gastos administrativos evitando excesos y abusos.

Vale decir que se redujeron las prestaciones y compensaciones. Se marcó una estrategia para eficientar el trabajo marcando responsabilidades y habilidades y evitar duplicidades.

Se reorganizó la compra y abasto de materiales y se aplicó medidas serias para el uso de la energía eléctrica, la telefonía celular y convencional, servicios de impresión, refacciones y combustibles.

Se ha tenido especial cuidado en el pago de pensiones y en el destino de los recursos a la educación. Con esto se ha evitado parar al Estado, desequilibrar las finanzas y permitir beneficios sociales.

Y no es el único Estado del país. Hay otros ejemplos. Hoy le tocó a Quirino y Sinaloa porque se antoja difícil no sólo empatar sus resultados en austeridad, sino superar las inversiones en el sector turístico luego de Mazatlán 2018.

Te puede interesar