Inicio ColumnistasSe comenta solo con… Se comenta sólo con…

Se comenta sólo con…

por Redacción
  • Improvisado
  • Por Carlos Ramos Padilla

RedFinancieraMX

La nota es que no hubo nota.

El discurso de amlo en la inauguración del Tianguis Turístico de Acapulco no estiró. Se esperaba más, mucho más.

Los ojos expectantes de los inversionistas y compradores de servicios turistico del mundo se centraron en las palabras presidenciales y el tabasqueño habló de seguridad pero le dijo a todo aquel que lo escuchó que vivimos en la inseguridad y en los errores del pasado.

Improviso e improviso. Sacó sus frases ocurrentes “mi corazón no es bodega”, “no voy a hablar mucho”…y las portadas de los periódicos, la mayoría dieron mejor como información el probable regreso de Elba Esther al sindicato de maestros. “Terminó la luna de miel?” Se imprimen en primera. Para ser franco, el discurso del presidente podría valer miles y miles de millones de dólares, y no se vale subir a tribuna a lanzar pensamientos que no tienen rumbo ni destino, que nos hablan de que nada en su arenga estaba preparado. Y sí, estaba rodeado de “fifis” para anunciar que ahora si hay más libertad que antes.

Y Hector Astudillo el gobernador de Guerrero fue ampliamente ovacionado y el Ejecutivo atinó a expresar “veo que aquí si quieren al gobernador entonces no voy a hablar mal de él” . Y así, las frases iban y venían. En la sala de prensa los bolígrafos y las teclas de las computadoras paralizadas.

Esperaban un balazo del día y no se dió. Eso sí, en toda la promoción del Tren Maya. Eso sí, comentarios subterráneos sobre el futuro aeropuertario. Eso sí, los bolsillos de los inversionistas sin movimiento hasta registrar propuestas sólidas. Empezaremos a extrañar a Peña Nieto? Y que conste que es pregunta

Te puede interesar