Warning: mysqli_query(): (HY000/1030): Got error 28 from storage engine in /home/redfinancieramx/public_html/wp-includes/wp-db.php on line 2056
Se comenta sólo con… – Red Financiera
Inicio Se comenta sólo con…

Se comenta sólo con…

por Redacción
  • Somos delincuentes
  • Por Carlos Ramos Padilla

RedFinancieraMX

Escribo esta colaboración con un verdadero reproche y reclamo. Recibí una multa de tránsito, la primera en mi historial. Fue por exceso de velocidad en una avenida marcada por reglamento a 50 kilómetros por hora. Fui un salvaje, manejaba a 67.

Circulé por una avenida, insurgentes Sur a la altura del Metrobús C.U., llena de baches, sin suficiente iluminación y además inundada en sus diferentes desniveles. Y cuando digo inundada es que no hay posibilidad de pasar a menos que uno invada el carril confinado al Metrobús.

Fui a pagar de inmediato porque además la multa llega cargada de advertencias y amenazas. Y estoy muy enojado y explicaré por qué.

He hablado en muchas ocasiones con las autoridades del gobierno capitalino para explicarles que en avenidas como Insurgentes Sur en su tramo de Periférico al eje 10 es imposible manejar a 50 kms/hora por la pronunciadas pendientes. Lo mismo ocurre en Paseo del Pedregal, por cierto en donde ni iluminación urbana existe. Lo grave es que en Paseo del Pedregal además de exigir una velocidad de 50kms/hrs en una avenida llena de topes y hoyos, han permitido la instalación de varias escuelas y entonces hay que reducir la velocidad a 20 kms/hr en un sólo carril porque ahora resulta que uno está obstruido porque la moda es que las mamás pasen por sus hijos en su propio coche y la fila de autos obstruye el tránsito, pero no pasa nada.

La respuesta de los gobernantes ha sido recurrente y la misma “lo sabemos pero no se ha reunido el comité. Si estamos de acuerdo pero…” Tampoco se hace nada con el paradero improvisado que hacen los microbuseros en la esquina de Valle y Paseo del Pedregal, porque esperan llenar el vehículo a la salida de los jóvenes del CCH sur y nadie hace nada cuando son infracciones esas si graves al reglamento.

Por la zona, el paradero de camiones en Insurgentes Sur y avenida de la Iman, es imposible caminar por el ambulantaje y transitar porque los camioneros hacen los que les viene en gana, agreden, insultan y se paran donde y cuando quieren.

Se toman hasta tres carriles pero la autoridad ( incluso ahí mismo hay una estación de policía) sabiamente han decidido no multar ni poner orden sino unos obstáculos de plástico azules para cerrar la avenida a cómo consideran está el bloqueo.

Las calles de Alba y Ocaso están totalmente destruidas e incluso, en Ocaso, con dos autos ahí abandonados, asómbrese usted, una patrulla de los Estados Unidos y un taxi de Nueva York. Y el colmo, entre las calles de Ocaso y Selva, sobre periférico Sur hacia el norte, abrieron unas zanjas para obra pública que llevan meses sin cerrar provocando accidentes, encharcamientos y bloqueos viales.

Pero por si fuera poco a unos metros también los camiones hacen lo que les viene en gana sobre el paso a desnivel de Periférico e Insurgentes antes de llegar a Perisur.

Ahí sí hay agentes d tránsito pero están listos sólo para detener a los que han incumplido con la verificación o no traen un faro encendido.

Por eso da coraje, debido a que se premia a los incumplidos. Hace más de dos años, a quien fuera secretario de “movilidad” (que burla) Hector Serrano, le solicite, ya que nos multan a los conductores por usar altos decibeles o llamar por celular, que hiciera algo con los camioneros del servicio de transporte público por el claxón tipo locomotora que utilizan para agredir a todos y que se escucha a kilómetros, simplemente me dijo “estamos trabajando en ello”.

Han pasado dos años, ya ni en el cargo está y nada se hizo. Por eso mi enojo, porque cada rato se nos ponchan las llantas de tantos baches, por las irregularidades en el transporte publico de superficie incluyendo la contaminación que expiden, por la corrupción de los agentes y por tantas irregularidades que aquí denuncio y que todos conocemos pero que les vale a los gobernantes.

Sí, ya pague, y lo hice porque a mi sí me ponen fechas límite, cargos y sanciones convertidas en amenazas. Porque si no pago no verifico, entre otras, pero pregunto: ¿Cuándo los burócratas que reciben nuestros impuestos y deben poner ejemplo van a cumplir? ¿Cuándo nosotros los ciudadanos tendremos el suficiente coraje para exigir que se quite, por ejemplo, el paradero, comedor, baño público, mercado de ambulantes y servicio de lavado de camiones que está en revolución esquina con circuito del estadio de Ciudad Universitaria en donde tres de cuatro carriles le pertenecen a los choferes y los fines de semana la avenida es propiedad de un antro en esa misma zona? ¿Cuándo, sin necesidad de elecciones, les pondremos fechas límites y multas a nuestros desobligados y holgazanes gobernantes? Y que conste son preguntas.

Por lo tanto, y una vez más, el contribuyente es tratado como delincuente. Entonces, a pagar.