Inicio ColumnistasSe comenta solo con… Se comenta sólo con…

Se comenta sólo con…

por Redacción
  • Don Carlos
  • Por Carlos Ramos Padilla

RedFinancieraMX

Hay dos características que destacan en un hombre de bien: lealtad y amistad, son valores que le dan dignidad y lo presentan con eso, con clase.

Son los personajes que miran de frente incluso en las adversidades. Que saben y conocen las debilidades de aquellos que nacen para hacer daño, para lastimar, para creer que se crecen hiriendo a otros.

Carlos Olmos sabe sembrar amigos pero lo importante, siempre defenderlos. Ha sido magnánimo con los suyos, generoso en su profesión. Es publirelacionista, comunicador, funcionario, dedicado a generar opinión. Su tarea diaria ha promovido cambios de trascendencia, tejiendo fino como lo hacen los grandes.

Y eso evidentemente le ha promovido envidias y generado opositores que con bajeza le han atacado sin justificaciones y menos argumentos.

Pero eso sólo permitió que Carlos Olmos recibiera el apoyo de sus amigos, los de vedad. Se la ha intentado intimidar y difamar, actos propios de cobardes. Se la ha fabricado acusaciones absurdas, grotescas pero sin resultados.

Él, Carlos, conoce bien, muy bien, el comportamiento de los medios de comunicación. Su trayectoria ha dejado huella en las oficinas tanto privadas como públicas, en los foros de transmisión, con periodistas, analistas, comunicadores.

Lo conocemos y bien. Tiene una memoria de privilegio, conserva un archivo impresionante de datos, nombres, hechos, eventos. Los sabe diferenciar, ordenar e incluso inter-relacionar para entender qué y cómo se dan los cambios políticos y sociales.

Hay pocos como él. Carlos Olmos T. es un amigo de siempre y para siempre.

Te puede interesar