Inicio ColumnistasSe comenta solo con… Se comenta solo con…

Se comenta solo con…

por redfinanciera
  • Ni para creerles
  • Por Carlos Ramos Padilla*

RedFinancieraMX

Hace apenas unos cuantos días me permití escribir sobre la sólida biografía de nuestra embajadora en Estados Unidos, Martha Bárcena. Su propia experiencia la hace competente y toda su vida se ha preparado en diversas disciplinas para ocupar el cargo que hoy ostenta y responder a la enorme responsabilidad de ser la máxima autoridad mexicana en ese país.

Y no solamente es el amplio y acreditado esquema académico, es la categoría, el roce, el manejo de distintos idiomas, conocer de historia, ser culto, mantener un prestigio entre el gremio internacional que condecore su quehacer.

Ahí, donde está la embajadora Bárcena está el centro del poder mundial, de los operadores financieros que con una decisión modifican los sistemas mundiales, es el epicentro de un referente: La Casa Blanca considerando el inquilino que la habite, es un país bélico pero que invierte en tecnología y ciencia. En fin, hay que ser para saberse mover ahí, digamos entre tiburones.

Por ello el reclamo en varios sentidos al presidente y a su titular de Relaciones Exteriores. Manejar la política diplomática de México ni es tarea sencilla ni corresponde a improvisados sólo para atender facturas políticas o quedar bien con los amig@s “incondicionales” (????). Amlo llegó prometiendo pulcritud y no lo está cumpliendo.

No sólo ha aceptado a personajes de presunta corrupción en su círculo cercano sino permite nombramientos violentando las reglamentaciones de las dependencias.

Así ha ocurrido y seguirá ocurriendo, aunque asegure que todo mal es anterior, todo bien es actual. Una de las más fuertes críticas fue el nombramiento de nuestro embajador ante la Santa Sede, un ameno conductor de programas de tv, cronista urbano, buen amigo de amplia experiencia en los medios, pero de nula experiencia diplomática.

Filósofo de la UNAM y periodista por la Carlos Septién.

Y para muestra de su estatura diplomática en un twitter respondió así literal al expresidente Fox “no hables por los 30 millones que votamos por amlo, habla por ti y tus socios, chachalaca, son a los que más les duele que no se haga el #NAICM, jajaja y seguramente no se hará”.

Respuesta inaceptable para un periodista y es él quien nos representa ante el Papa. Y la lista podría seguir, pero llama la atención la determinación de nombrar cónsul en Estambul, Turquía, a otra periodista sin la más mínima experiencia en el sector diplomático (no sé siquiera si Isabel Arvide conozca ese país en plan turístico).

Ella misma había confiado haber negociado con Ebrard la casa diplomática en Shanghái, pero para su mala suerte estalló la pandemia del coronavirus en ese país y su proyecto se detuvo y pregunto, qué tiene de similar China con Turquía salvo que son países para nosotros extremadamente diferentes. Conozco y muy bien a Isabel y sé en las que se ha metido, incluso en alguna ocasión estando al “aire” en Radio Trece interrumpió mi informativo para denunciar en “vivo” que la estaba secuestrando, conduciendo a una prisión y tenía una metralleta apuntándole a la cara.

Ella, Isabel, se comprometió profesionalmente a desnudar los feminicidios en Ciudad Juárez a raíz de la desaparición de una de sus amigas, Heidi Slauquet.

 

Me ha dedicado y he leído sus libros en donde precisamente ella se muestra contraria a las arbitrariedades, abusos, corrupción, mala administración y pésimos nombramientos desde el poder, es suficiente con hojear “La Sucesión Milenaria”, “La Decisión Presidencial”, “Sí, Merezco Abundancia” y “Entre Políticos Rufianes” para entender de qué y de quién estamos tratando. Y nadie como ella sufriendo las consecuencias de meterse con la pareja de un expresidente al llamarla públicamente “encueratriz”.

 

Pero dos asuntos son inquietantes. Uno, la carrera diplomática tiene sus razones.

 

Es necesario saber enfrentar asuntos tan delicados como migración, terrorismo, pandemias, inversiones, comercio, desastres naturales, política y todo lo que podría beneficiar o perjudicar a un ciudadano mexicano en el extranjero o a la nación íntegra en su equilibrio, estabilidad, paz y posición geopolítica.

 

Y vuelvo al tema, de eso exactamente nos podría dar cátedra Martha Barcena.

 

Dos, el compromiso de la 4aT es que no habría ni cotos, ni cuates, ni compadrazgos, eso era del pasado.

 

No obstante, el sr Ebrard está aplicando las peores decisiones en ese sentido y tendrá que saber responder ante un altercado, indisciplina o abuso que se cometa. No nos olvidamos del vergonzoso caso, en esta administración de nuestro embajador en Argentina, Ricardo Valero, removido del cargo por haberse robado un libro en una tienda pública.

 

Tampoco perdemos de la memoria el que Ebrard calificó de “terroristas” a los francotiradores asesinos en Estados Unidos, pero guarda silencio ante los sicarios mexicanos.

 

El delicado incidente de la política migratoria donde la guardia nacional mexicana se convirtió en el muro humano de Trump para frenar las caravanas de indocumentados centro y sudamericanos.

 

Y queda pendiente la provocación ante los demócratas por la visita de AMLO a Washington.

 

Ahora está en juego el entender a un mundo musulmán y asiático (Turquía) que conecta a dos continentes, con enormes ganancias económicas, incluyendo turismo, pero con graves problemas de narcotráfico y terrorismo.

 

Deseo expresar que en twitter escribí lo siguiente “sin experiencia diplomática la periodista Isabel Arvide Limón fue nombrada como el cónsul de México en Estambul, Turquía. ¡La tabasqueña fue designada por amlo y es otra pieza que coloca Ebrard, zas!” ¿Recibí respuesta de Isabel con un simple “¿Querido Carlos, tú también?” A lo que contesté “te conozco bien y no conozco en tu biografía experiencia diplomática.

 

Como guerrera en el periodismo puede decir mucho. ¿Estás de acuerdo? (y adjunte una copia de su curricular público). Después ella escribió “Hay tardes en que calladitas somos más bonitas”.

 

Por cierto, en su propia presentación en redes ella se define así “periodista, escritora. Analista en temas de seguridad nacional y militares. Y abuela de Jorga”. Siempre guardo y mantengo mi cariño y amistad a Isabel, pero eso no significa que en su actuación hoy acepte lo que tanto criticó y denunció en el pasado

 

*Presidente de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y tv

*Conductor del programa Va En Serio MexiquenseTV canal 34.2

 

Te puede interesar